miércoles, 31 de diciembre de 2008

Post que no debería estar



Si está aquí es porque apretó un link a algo que no debía.

Este post ha sido publicado con una fecha ficticia y no tiene contenido importante. Simplemente es un lugar para que usted reflexione sobre los links a los que entra.


No se preocupe, con voluntad, estudio o una ducha de agua fría todo se puede encausar.





(Mentira, es usted un perverso)

viernes, 26 de diciembre de 2008

Por las siglas de las siglas


Dicen que la pereza es la madre de todos los vicios. Otros sostienen que la necesidad es la madre de todos los inventos. Yo digo que en realidad estos dos bebés fueron cambiados al nacer. No entraré en los vicios nacidos de la necesidad, escapa a la finalidad de este escrito, que quiere mostrar cómo la pereza despierta en nosotros una originalidad sin parangón. La tan vituperada "ley del mínimo esfuerzo" encierra una gran capacidad para identificar cuál es el mínimo esfuerzo necesario. Incluso los estándares de minimoesfuerzocidad son bajados cada cierto tiempo como el record de los 100 metros. Cuando uno cree que se bajó todo lo que se podía aparece un muchacho que corre como si lo persiguiese una jauría de perros salvajes en celo y rompe ese record.

Pero en el caso de la pereza, las conquistas no son sólo personales, sino también sociales. Todos hablan del enorme paso que significó la producción en serie, nadie dice que la idea no surgió de la cabeza de Henry Ford sino de uno de sus empleados, Tito Sinfuentes, quién -cansado de tener que buscar los elementos para armar el auto por todos lados- dijo: "a ver si nos organizamos, yo no me muevo más de este lugar, así que si quieren que labure, vos alcanzame las partes, yo las enrosco y se las paso a Pepe para que se las arregle". En su honor, Ford bautizó el primer modelo como Ford T (Ford Tito) Después, otros se encargaron de agregar palabras como "optimización de procesos", "fidelización de recursos" y "productividad" donde antes figuraban las célebres palabras de Sinfuentes: "¡Qué fiaca, por dió!".

La cuestión es que la misma lengua fue afectada por esta pereza social. Aunque es conocida la costumbre francesa de abreviar palabras, el presente escrito va -como siempre- a algo más medular: las siglas. Una sigla no es más que la expresión de una pachorra verbal supina. No obstante, la adjudicación de siglas es un arte que no todos tienen, y que puede dar lugar a atentados contra la misma razón de ser de estas siglas. Por eso, daremos dos criterios necesarios para una correcta imposición de siglas:

1. La pronunciabilidad: es importante para que una sigla simplifique el proceso comunicacional, que esta sea pronunciable de alguna manera. Aquí es donde hay que jugar con la inclusión de la vocal que sigue a la consonante que comienza la palabra, el uso o la eliminación de los conectores y otras tantas cuestiones que hacen a que sea fácilmente pronunciable y -por lo tanto- memorizable. La Agencia Federal de Ingresos Públicos es para nosotros una realidad lejana y pesadamente burocrática, mientras que la AFIP es algo muy distinto, algo cercano...y pesadamente burocrático. Quizá el ejemplo paradigmático de fracaso en este punto sea una ONG que proponía formar a los funcionarios públicos en la transparencia mediante diversos cursos de ética profesional. Este proyecto estaba condenado al fracaso desde el momento en que su nombre fue "Hombres honrados por una humanidad honesta" (H. H. H. H.) ¡Que inconvenientes no sufrieron estos hombres! Cada vez que les preguntaban por el nombre de la Institución, ellos respondían con su silencio. Hartos de pasar por maleducados, ensayaron un sonido aspirado profundo, lo que les valió varias maniobras Hemlich gratuitas.

Tampoco me parece que cumplan con su fin aquellas siglas en las que hay que nombrar cada letra (RSVP, QEPD, EEUU) porque para eso se dicen directamente las palabras enteras. Si estás siglas han sobrevivido, es justamente por la pereza que ha carcomido la voluntad de los escribientes.

2. la significación: este aspecto es todavía más sensible. Hay que tratar de evitar que las siglas compongan una palabra que atente contra el sentido o la seriedad de lo que se está significando. Y esto en cualquier idioma. Una consultora implementó un curso muy útil para su gente; gran parte del presupuesto para capacitación de ese año se gastó en el Managment operative course for companies. No fue nadie. ¿La razón? Nadie quería estar en un MOCO. Las siglas del Commitee of Sponsoring Organizations of the Traedway Commisions son COSO ¿que respeto puede esperar ese comité (el COSO ese)? El Partido de los trabajadores (PT) pudo tener un presidente en Brasil, pero en la Argentina son siglas impensables para la política vernácula. Por eso tampoco hay un Partido Nacional (PN) Creo que a esto se alude cuando se dice que somos una democracia inmadura. Como ya he dicho, las siglas pueden destinar al fracaso una institución y su desprestigio, como lo hicieron con movimientos sindicales como el Movimiento obrero nacional para la explotación de yacimientos (M.O.N.E.Y.) o a una ONG como la de Profesionales orientados a la rehabilitación de niñas (P.O.R.N.)

Podríamos seguir, pero creo que el punto se entendió. Quizás una última aclaración a tener en cuenta es que hay que saber cuando una sigla o inicial va a traer confusión para saber eliminarla. Piense que se pueden suscitar discusiones que atenten contra el tiempo y esfuerzo que pretendía ahorrar en un principio. Un caso paradigmático de esto fue la frase final que aparece en el libro del escritor norteamericano George Bestseller, quién finalizó su evaluación del siglo XX diciendo que "no hubo máquina más influyente en el siglo pasado que la de H. Ford". La mayoría pensó que se refería al citado Ford T de Henry Ford, hasta que un grupo de fanáticos de la Guerra de las Galaxias postuló que en realidad se hacía referencia al Millennium Falcon de Harrison Ford. Algunos vecinos de Banfield, conciliadores, trataron de imponer la postura según la cuál se estaría hablando del Ford Falcon de Héctor Ford, un conocido mecánico de la zona. Fueron desoídos.

El mundo de las siglas no es para todos. Consulte antes de enredarse en él. N.S.B.*

*Estas misteriosas siglas han sido interpretadas de diversas maneras. Algunos creen que se trata de un latinazgo o del grito en francés "nous sommes bonvivants". Para otros, el autor quiso poner N.O.B. para manifestar una simpatía por el Club Atlético Newells Old Boys de Rosario y lo hizo mal. De boludo que es nomás. Esta teoría fue rápidamente descartada por el mismo autor. Una tercera opción, ampliamente difundida, postula que las crípticas inicales quieren decir "No sea boludo".

lunes, 22 de diciembre de 2008

Los ornitorrincos depresivos de Kairós


Todo aquél que haya visto suficientes películas pochocleras sobre la vida universitaria desde los 80 para acá sabe perfectamente un par de cosas sobre el sistema educativo norteamericano:

a) la universidad es una época de descontrol juvenil más ligada a la cerveza y "a las chicas" (sic) que a la formación en un determinado campo del saber.

b) todas las universidades tienen algún animal representativo, ligado principalmente al equipo de futból americano (nótese la acentuación)

c) los capitanes de la opción "b" son los representante arquetípicos de la opción "a".

Ahora bien, el consumo masivo de comedias universitarias de fines de los 80s y principios de los 90s ("Porky' s", "La venganza de los nerds", etc..) por parte de los jóvenes neouniversitarios argentinos trajo aparejada una serie de desencantos que impactaron fuertemente en su conformación psíquica. Los estudiantes de ingeniería, luego de mirar su entorno, se preguntaban donde estaban esas chicas que las películas prometían, ya que no sólo 98 de cada 100 ingenieros eran varones, sino que además las chicas que habían generalmente los aventajaban en altura y fuerza de brazos. Al resto de los universitarios no les fue mucho mejor, pues los que sí tenían contacto con mujeres veían como las frases picarescas que hacían las delicias de las jóvenes que veían en sus VHS no respondían en el mundo real de la misma manera: el cancherísimo "¿qué dices si nos vamos de aquí?" con el que el macho universitario arrastraba a la porrista de turno frecuentemente recibía respuestas menos satisfactorias del tipo: "diría que sos un pelotudo"; "espero que estés hablando de vos y los babosos de tus amigos". Tampoco surgía efecto la libidinosa pregunta "¿tu casa o mi casa?". Las mujeres solían reemplazar la disyunción exclusiva por una conjunción, para expresar la bifurcación necesaria de los destinos finales.

No obstante, a pesar de tan notorios fracasos, hubo quienes quisieron llevar hasta el final esta imitación. "El problema no es el sistema. El problema es que no se ha implementado hasta el final" decían estos jóvenes a quién los quisiese escuchar. Muchos mantuvieron sus dichos y se enrolaron en el Partido Comunista. En fin, la cuestión es que estos grupos radicalizados sentían que para lograr el éxito en esta empresa debía cambiarse la cultura universitaria, y que eso se daría simplemente con la adición del nombre de algún animal a los equipos deportivos universitarios. Para llegar a esto se hicieron pruebas piloto en clubes, escuelas secundarias y universidades. Los detractores de este proyecto argüían que en jardín de infantes ya dominaban estas prácticas y que eso no los había ayudado a "conseguir chicas". Pero nada de esto detuvo a nuestros héroes. Lo que los detuvo fue el fracaso puro y duro.

El primer experimento fue con "Los buitres de GEBA", nombre que se le dio al equipo masculino de hockey sobre cesped. A las pocas semanas los jugadores se quejaban de que el sobrenombre no los había favorecido para nada en la vida social, sobre todo con las chicas del equipo femenino. Algo similar sucedió con "Los perros de Cambaceres", que sufrieron el escarnio de sus contrincantes como nunca en la vida. Peor fue el caso de "Los Alces de San Fernando", equipo de natación conocido por las infidelidades a las que los sometían sus novias durante las largas giras que emprendían. No ayudaba la arenga que se hacían de "sacar a relucir los cuernos". Pero todo esto fue un aprendizaje. Se vio la necesidad de que el animal elegido simbolizase virtudes del deporte en cuestión. Así, el equipo de basquet de "Los Gorilas de Villa Ballester" logró una cierta aceptación hasta que empezó a sufrir ataques y escraches por parte de miembros de la Juventud Peronista. Pero el caso que fue simultáneamente el cenit y la caída de este proyecto fue el del equipo de handball de la escuela nocturna n°4 de Berazategui.
"Los gatos de Berazategui" lograron una repercusión sin par. "¿Viste los gatos de la nocturna?" se escuchaba decir frecuentemente entre los parroquianos. La cosa se fue de madre cuando aparecieron fotos de a un reconocido intendente saliendo de un albergue transitorio con la arquera del equipo.

Desde entonces nadie ha tratado de volver a emular ciertas prácticas del sistema educativo norteamericano...y la escuela nocturna n°4 ya no tiene equipo de handball.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Niños eran los de antes


El tema de los niños superdotados es todo un tema. Un momento. Si voy a tratar sobre la extrema inteligencia de algunas personas, quizás debiera empezar con una frase más inteligente y menos redundante que "este tema es un tema". Vamos de nuevo.


Existen en esta orbe que nos toca habitar algunos individuos cuyas inteligencias son atravesadas, ya desde temprana edad, por cogitaciones soberanas, desproporcionadas con una corporeidad todavía en desarrollo. Así, transidos por la desproporción, estos sujetos... no, no. No sirve. Demasiado pomposo. Al pedo, como quien dice. Una más. Dale. Última, en serio.


Hay pibes muuuuy inteligentes. Se los llama niños superdotados. Al parecer yo no sería uno de ellos. Es por eso que voy a hablar de lo negativo de ser un niño superdotado. Hay una cierta soledad social ínsita en su condición. Un niño cuya inteligencia le pide mucho difícilmente pueda sentirse motivado a sostener una conversación con alguien de su edad que estalla en carcajadas al darse cuenta de que la palabra "moco" está en el diccionario. A su vez, no poder participar de un café literario porque el pediatra le dijo que todavía no tiene edad para tomar café o que tener que suspender una conferencia porque es la hora de dormir le dificultan el desarrollo en un ámbito adulto. Como dije, la extrema inteligencia puede provocar un cierto aislamiento social. No, su caso es distinto. Usted es raro y usa los pantalones demasiado altos.


La solución para este tipo de chicos pareciera ser juntarlos con otros niños superdotados, para que puedan vivir en un ámbito que regule armoniosamente ambos mundos. Que no deje de ser niño ni de cultivar su inteligencia. Ahora, este cóctel puede dar lugar a situaciones bizarras para la mirada externa. Es por eso que hoy vamos a asomarnos a esta realidad para ver qué significa en lo concreto esta armonía. Daremos una mirada a la salida a la playa que organizó la Escuela especial n°1 para niños superdotados "Douglas 'Doogie' Houser" de Burzaco. Más concretamente, podremos presenciar una pelea como las que siempre se dan entre niños. O entre adultos. Bah, de las que se dan cuando la gente se pelea.


(Ricardito construye un castillo en la arena, Jorgito se le acerca)


Jorgito: ¿Un castillo? ¿Te parece tributar al sistema feudal, más no sea lúdicamente?


Ricardito: Uh ¿vas a empezar de nuevo? Típico ignorante que piensa que la gente se acostó en la Antigüedad y se levantó en el Renacimiento y en el medio no pasó nada.


J: Es un esquema historiográfico, sí. Pero uno válido.


R: Disiento. El otro día hablábamos con Ernestito, y él me decía que para gente como vos la Catedral de Chartres la habían construido monos entrenados por los griegos. Ja ja ja.


J: ¡Ernestito es un imbécil! Dicen que cuando tenía 7 meses le mostraron la foto de un zorro y dijo: "Guau, guau".


R: ¡Que hablás vos, que no podés sacar el patrón ni de la serie de Fibonacci! ¡Andate de acá! ¡Hacé tu construcción art decó y dejame de hinchar!


J: ¡Prefiero eso a imitar una porquería como la tuya! ¡Ya vas a ver ahora cuando a las 18:37 en el huso horario UTC -3 cuando la marea llegue hasta tu castillo pedorro y lo haga mierda! Porque ese alcantarillado lamentable que le hiciste no va a soportar más de 1700 cc de agua, y la marea debe traer como 2200 cc por vez.


R: ¡Chiva calenchu! Para eso hice la rampa que desvía agua hacia el lago artificial que hice atrás.


J (entre confundido y enervado): Pero...pero...¡ESO NO ES MEDIEVAL! ¿Por qué no le agregás un estacionamiento con techo de media sombra sobre columnas dorias?


R: Algunos estudios de Dickienson parecen mostrar que ciertas comunidades costeras escocesas habrían hecho desvíos para favorecer el riego.


J: Pero dejame de joder. Que la gente de Harvard se dedique mejor a la escuela de negocios, que para las ciencias en serio no sirven.


R: Eso es despecho porque criticaron tu paper sobre una nueva interpretación para la teoría de cuerdas. Vos sabés que no tiene nada que ver con la música ¿no?


J: Mirá, no te insulto porque dudo que tengas una conformación psíquica sana. En la segunda tópica freudiana, para mí que tendrías sólo el "Ello".


R: ¡Y VOS SÓLO EL SUPER YO!


Maestra 1: ¡Chicos! ¡Chicos! ¡Basta de pelearse como güelfos y guibelinos! Dense la mano y reciten la Declaración sobre el Derecho de los Pueblos a la Paz de la ONU.


Maestra 2: ¿Que pasó?


Maestra 1: Nada. Jorgito y Ricardito se estaban peleando. Los chicos viene cada vez más violentos. Para mí que es influencia de la literatura dadaísta que los pone así.


martes, 9 de diciembre de 2008

Amor verdadero


- Mi amor ¿vos me querés?
- Por supuesto.
- Pero ¿me amás?
- Sí, negra ¿cómo se te ocurre preguntar?
- Y si engordara ¿me querrías igual?
- Obviamente.
- ¿Aunque engordara mucho?
- Pero negrita ¿que preguntas son esas?
- Más bien diría "¿qué respuestas son esas?". No me respondiste, gordo.
- Ya te dije que sí.
- ¿Y si tuviese un accidente cerebral y me tuviesen que poner un cerebro de mono?
- ¡¿Como?!
- Sí, sí. Ponele que yo estoy cruzando la calle y me atropella el 39...o el 60 mejor, que va por Ayacucho y llegando a Santa Fe casi no hay vereda y está lleno de gente. Bueno, ponele que me atropella y la única manera de salvarme es insertarme el cerebro de un mono. Bah, de una mona mejor dicho, tampoco sea cuestión de poner un escenario que no tenga sentido.
- No sea cuestión...
- En fin, la cosa es que a los pocos meses estoy 0 km. pero con un cerebro de mona. Mona que aprendió a hablar, a escribir y a tomar mate, desde ya.
- Y...la verdad es que me parece que así no.
- ¡¿Cómo que no?!
- Y, pero no sos vos. Sos un mono...
- mona.
-...sos una mona en tu cuerpo.
- Pero ¿no te das cuenta? ¡Soy yo atrapada en el cerebro de una mona!
- ¿Te parece?
- Por supuesto.
- Bueno, entonces sí.
- ¡Ay, que divino que sos, gordo! Yo sabía que mi cuchi-cuchi no me iba a dejar.
- No, no, claro.
- ¿Y si...?
- ¡Uy, Dió...!
- ¿Y si mi cuerpo rechaza el cerebro de mona y -para salvarme- tienen que volver a ponerlo en el cuerpo de mi amiga Pity?
- ¿La gorda?
- ¡No! No es gorda, es un poco robusta nomás. Además, perdió 27 kilos y está estupenda.
- (susurrando) ...la vi el otro día y parece que los encontró de nuevo...
- ¿Qué decís? Bueno, la cosa es ¿me seguirías queriendo o no?
-...
- ¡Gordo!
- ¿Qué? ¡Ah! Sí, sí. Obvio.
- Dudaste. ¡Que superficial que sos!
- No, no, me distraje. ¿Cuál era la pregunta?
- Si me querrías si el cerebro estuviese en el cuerpo de Pity.
- ¿O sea que serías vos encerrada en un cerebro de mona encerrada en el cuerpo de Pity?
- Sí.
- Y...dale que va.
- ¿Y si en vez de Pity fuera en el cuerpo de mi prima Raquel?
- ¿La que casi es vedette de Nito Artaza?
- Típica exageración masculina. Nito Artaza la vio en un restaurant y le dijo que le mandara unas fotos, no es que fue "caaaasi vedette de Nito Artaza".
- Bueno. Sí.
- ¿Ves cómo sos? ¡Yo sabía que le tenías ganas a esa trola!
- Pero si vos...
- No tenés códigos, baboso de mierda. Mi prima. Sabés que tenemos una relación sanguínea ¿no?
- Mi amor, si esto era...
- ¿Con qué cara te voy a llevar a un evento familiar?
- Me parece que estás...
- "Abuela, te presento a mi novio. Tené cuidado que en una de esas te tira los perros".
- No puedo creer que...
- (desencajada) ¡¡¡NO ME INTERRUMPAS!!! ¿Ves? Esto no da para más. ¡Me voy! Suerte con mis primas, sobrinas y familiares. ¡Perverso!

(se va furiosa y empieza a caminar sin rumbo fijo, a los pocos metros le suena el celular)

- ¿Hola? ¡Hola Raquel! Justo recién me estaba acordando de vos. ¿Querés que nos juntemos a tomar algo? Dale, boluda. Así nos ponemos al día.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Primer premio


Kairós ha ganado el primer premio en los Yoni awards 2008.

En realidad, si quisiésemos ser más técnicos, tendríamos que aclarar que "el primer premio" debe entenderse no en el sentido del primer lugar, sino que su primer premio, ya que no había tenido ninguno antes. Pero bueno, no deja de ser un premio ganado.

Bah...en realidad -si vamos a ponernos en quisquillosos- "ganar" no es exactamente la palabra que debería usarse. "Obtener", en su ambigüedad, sería más propio. Quién me entregó este premio, al momento de adjudicármelo, no había visitado nunca mi blog. Eran más bien premios por encargo.

¿Cómo que entonces no cuenta? ¿cómo que entonces no cuenta? Este tema de los premios me parece que está muy sobrevaluado, así que ante todo vamos a poner los puntos sobre la íes: i i i.

Ahora podemos pasar al tema que nos convoca, ¿por qué tanto alboroto alrededor de los premios? Algunos dicen que es simplemente un reconocimiento formal de algo ya dado por el público, con lo cuál no agrega demasiado; para otros es una meta. La diferencia entre unos y otros es que los que sostienen lo primero son los que tienen premios mientras los que postulan lo segundo, no. Ahora ¿en qué categoría debería incluirme?

No se precipite en la respuesta. Seamos objetivos: un premio es "algún tipo de reconocimiento dado por otro por algo que uno hizo" (Benegas: 2008) Si se le agrega plata, mejor; si el premio es estéticamente lindo, quizás se sienta más contento; si existe un jurado que dictamine que el premio es merecido por quién sabe cuales méritos, uno puede andar más orondo; pero ninguna de estas cosas son tan esenciales como los ganadores del premio Nobel nos quieren hacer creer. Argentinos, a los hechos:

a) ¿Hay un premio?

Sí, el Yoni Award.

b) ¿Pero existe tal cosa?

Sí, acá está.

c) ¿Eso es?

Sí.

d) ¿Hay algún jurado que lo avale?

Yoni en persona (http://www.metacholadoble.blogspot.com/) ¿Qué? Un jurado también es una subjetividad. O varias, el número no hace la diferencia.

e) Pero ¿no dice que no había visto su blog? ¿qué mérito puede haber visto?

Quizás Yoni haya tenido una intuición sobre mi blog, quizás una horda de fanáticos golpeó la puerta de su casa y se colgó del timbre para exigir una reparación histórica hacia mi blog o quizás...¡Mire, mire! ¡allá! Un subhjkidfshdsh...

¡¿Qué?!

Bueno, espero que todo haya quedado claro.

Por todo lo anterior, quiero agradecer en primer lugar a Yoni, quién en una audaz maniobra publicitaria o una acción de desinteresada filantropía con bloggers caídos en...con bloggers que viven en la desgracia, me ha otorgado este galardón. También a APTRA, sin cuya negativa constante a no tomarme en cuenta para sus premios y a las palabras humillantes que me dedicaron sus integrantes lograron lacerar mi estima hasta que un premio no merecido me pareciera deseable. Gracias a mis padres, pues si no hubieran llamado a la cigueña a París yo no estaría aquí (aunque la gente de APTRA en sus ataques me dijeron que esto no sería tan así) y a todos los que leen este blog, porque un premio que no se le puede enrostrar a alguien es menos premio. Sé que este premio es el primero y -teniendo en cuenta el chiste de los puntos sobre las íes- calculo que será el único. Es por eso que lo quiero compartir con...no, mejor no lo comparto nada. El premio es mío. Si quiere uno consígaselo.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Y que no cumplas nunca más


Hace poco cumplí años. Hay ciertas edades a las que, cuando uno llega, llevan a plantearse y replantearse determinados aspectos de la vida para descubrirlos por primera vez, reencausarlos o cambiar de actitud hacia ellos; momentos de inflexión en los que todo parece tomar otro cariz, momentos de serenidad y de luz. Momentos, en definitiva, re-grosos. Este cumpleaños no fue uno de ellos. Esto me permitió en cambio reflexionar sobre algunas nimiedades de menor valía axiológica (a.k.a. pelotudeces) que rodean a la liturgia cumpleañística.

La primera de ellas tiene que ver con el saludo estipulado para estas ocasiones. Más allá de algún gracioso ocasional que cambie los términos por algún sinónimo (i.e. "natalicio", "onomástico" aunque sea impropio) la forma ritual es "Feliz cumpleaños". Hay una falacia material llamada de énfasis que consiste en cambiar el sentido de una frase haciendo hincapié en determinada parte de ella. Así, cuando se dice que alguien hizo un buen trabajo ayer, se entiende que el resto de los días trabaja mal. Algo de esto parece colarse en este deseo de felicidad. Le decimos al otro que sea feliz en el día de su cumpleaños. O sea, que el resto del año se cague de angustia. Ahora ¿para qué llamar a una persona para desearle tal cosa? Sobre todo porque sólo llamamos a personas a las que "les tenemos cariño". Sí, seguro.

Hay quienes creen escapar de esta torpeza trocando el saludo en un lacónico "felicitaciones". Si el otro saludo peca de mala leche, este es gritarle al homenajeado -directamente- "¡sos un imbécil!". ¿Qué tipo de mérito es atribuible al hecho de permanecer en la existencia un año más? ¿que soy bueno para esquivar catástrofes? ¿que domino con profesionalidad el vaivén de la respiración? ¿que mi poderoso intelecto ha captado la relación entre alimentarse y seguir vivo? ¡Por favor! Es como festejar los eructos de un bebé: puede ser divertido, pero él no hizo nada voluntario para llevarlo a cabo (aclaro que se trata de un bebé porque en la adolescencia la capacidad de eructar pasa no sólo a ser meritoria sino además un símbolo de status social)

Pero nos queda transitar todavía la peor parte del asunto. Después de haber descargado todos nuestros cartuchos en la primera frase, nos envuelve el vértigo del vacío que le sigue. La sensación de que, no importa cuanto conozcamos a la persona, no tenemos nada más para decirle.

Conversación cumpleañística standard:

- ¿Hola?
- ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
- ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!
- ...
- ...

Si la expresión "horror vacui" tiene algún sentido, es gracias a esta situación. Hay una desproporción abismal entre el entusiasmo inical y la capacidad de relleno posterior. Es aquí donde muchos ceden a lo primero que se le viene a la cabeza, en la esperanza de salir del silencio incómodo. Hay gente que dice que hay que confiar en los instintos, que lo primero que se nos viene a la cabeza en general es lo correcto. Esa gente no sólo no tiene amigos, sino que fracasa en todo ámbito de la vida que toque, como un Rey Midas de la imbecilidad. Vayamos a las frases que rompen con un silencio al que ya no se puede volver por mucho que se quiera:

- "¿Y? ¿vas a hacer algo?": no, no, no, no, no ¿que hacés? Si no lo sabés a esa altura es porque no fuiste invitado. Seguramente el cumpleañero te agradezca el hermoso momento incómodo que le estás regalando. El año que viene va a ser difícil superarte. Quizás una carta con el virus del ébola o una rata con rabia...

- "¿Y? ¿qué te regalaron?": por suerte lo llamaste. Tener tantos regalos y nadie con quién compartirlo es bastante feo. ¿Cómo? ¿que ese mismo día lo llamaron 25 personas? ¿que pasó el día de su cumpleaños enumerando objetos? ¡Pero che! que macana. Igual, es verdad que la versión valorativa que vos le ofrecés ("ah, pero mirá que útil...", "ajá, que bueno eso...") sobresale sobre la muchedumbre de preguntas estúpidas como Carlos Perciavalle caminando por la Pampa. Te diría que con eso ya cumpliste con el regalo. Por dos o tres años por lo menos. Y con los llamados para esos cumpleaños también.

Advertido de esta situación, y advirtiendo a su vez a los inadvertidos viandantes, creo que he hecho un nuevo servicio comunitario de los que abundan en este blog. Pero darse cuenta es sólo la mitad del camino. Mi propuesta: una licitación de temas o frases útiles para la salutación natal-aniversaria. Sepan que es una colaboración importante y que redundará en el futuro en menos conversaciones incómodas para ustedes. Queda abierta la licitación.

¡Ah! y gracias a todos los que me llamaron para mi cumpleaños. Fue un lindo gesto.

martes, 25 de noviembre de 2008

José Ruiz. Poeta


José Feliciano Ruiz fue un poeta singular. Siempre sintió que debía hacer llegar la poesía a las masas. Criticaba con razón a aquellos que se llenaban la boca diciendo que la educación solucionaba todos los problemas, pero que eran incapaces de plasmar ese enunciado en acciones concretas. Porque nadie más lejano a la imagen del poeta desencarnado, de un hombre que parece flotar sobre el mundo que José Feliciano Ruiz. A pesar de sus discutidos méritos artísticos, él era un hombre de acción. Es por eso que decidió llevar el precepto de que para salir de la violencia se necesita educación hasta sus últimas consecuencias. Merced de su labia elegante, de su capacidad de comunicar una idea vigorosa con claridad y de la vasta fortuna que le había dejado su padre, un empresario siderúrgico, José Feliciano logró erigirse como el jefe de la barrabrava de Deportivo Español, un club de segunda división. El fútbol nos ha dado momentos mágicos, pero nunca había tenido un trovador entre sus filas, nunca una voz que le cantase loas vibrantes, elegías elegantes. Y, si me preguntan a mí, diría que nunca más lo tendrá.


Es cierto que su primeras composiciones pecaban de ingenuas, pero era simplemente la transición necesaria entre la poesía impresa y la poesía entonada por 300 voces viriles. Algunos envidiosos todavía le reprochan los versos "¡Oh, guardavallas excelso! ¡oh, Cerbero de nuestros ánimos! Mantén la meta impoluta frente al acoso de los extraños". Es verdad que estas líneas hicieron que tuviesen que correr cuando visitaron a Italiano, pero uno no puede sino admirar la sutileza. Además, no tardó mucho en entender cómo era el mundo que se abría a su pluma. Hay que reconocer en este avance el aporte de su lugarteniente, el Negro Mortero, quién le hizo algunas sugerencias que fortalecieron su prosa. Recuerdo (¡lo recuerdo y las lágrimas casi se me escapan de los ojos!) aquella vez en cancha de Defensa y Justicia, cuando Ruiz nos regaló con "En este encuentro nos agenciaremos de placer venéreo a costa de la impericia de vuestros jugadores. Oh oh oh oooh"(en esta última parte se vio el aporte de Mortero) Todavía recuerdo las caras de incredulidad de los locales. Después descubrimos que no habían entendido.


Poco a poco su obra fue trascendiendo. La hinchada de Español iba creciendo, incorporando estudiantes de letras que convivían con otros miembros de la hinchada que pensaban que un soneto era una marca de pañuelos descartables. El arte y la fuerza de los cánticos crecían proporcionalmente. "Las rodillas de los hinchas de Temperley se quebrarán y manará de ellos la negra sangre" llegó a cantar antes de ser sancionado por el tribunal de la AFA por incitación a la violencia y por la Asociación de amigos de Homero por plagio.


Pero en este punto se jugaba su proyecto, debía ser audaz. Si quería transformar la violencia desde dentro debía llevar su obra a un enfrentamiento callejero. Peleó contra hinchas de Nueva Chicago como si estuviese liberando los lugares santos. Ah! Nos corrigen acá, al parecer peleó contra hinchas de Nueva Chicago en Santos Lugares. Mientras luchaba cuerpo a cuerpo, se lo oyó decir frases como: "El domingo venidero experimentarán el verdadero sentido de la expresión contra natura", "ser hincha de Nueva Chicago es decir con los actos que la vida es fútil, y que no vale la pena diferenciarse de los primates" o "Roma Victa" (presumiblemente sacada de la película Gladiador) Un formidable botellazo frenó en seco sus elocuentes frases. Mientras se lo llevaban en camilla semiinconciente, alguien lo escuchó conjugar el verbo infatuar. Fueron sus últimas palabras en el ámbito futbolero.


Nunca volví a escuchar de él. La hinchada de Español perdió vuelo. Los jugadores del club ya no se sonrojan por alguna palabra elogiosa. Las hinchadas rivales ya no se desternillan de risa. El fútbol siente un vacío de muerte. Además, el colorado Pezzotti no puede jugar el sábado por una contractura. Que lo parió.


martes, 18 de noviembre de 2008

Teoría general del insulto


Si en un punto de la realidad la praxis ha superado por mucho a la teoría es en el insulto. Epítetos de toda índole recorren nuestras ciudades, campos y puntos de acceso a las ciudades desde los campos (sobre todo los domingos tipo 7/8 pm, pero esa es otra historia) Nuestras relaciones se definen muchas veces por palabras soeces o por el modo en que éstas palabras son enunciadas. Frente al pedido de opinión sobre una persona, uno puede recibir un jovial "¡es un hijo de puta!" para referir a su condición pícara tanto como un seco y tajante "es un hijo de puta" para referir a sus características de mala persona.


Contrariamente a lo que se podría pensar, no encontrará aquí una reflexión chabacana, una mera enumeración de insultos para incorporar a su ya crecido vocabulario malsonante, sino que solamente pretendemos establecer el fundamento teórico de una realidad muy difundida. Así, sin más preámbulo, no avocaremos a los principales tópicos de estos acontecimientos lingüísticos.


Sobre las condiciones de su enunciación: varias escuelas teorizan sobre las realidades que merecen ser cubiertas con un manto de ignominia lingüística (una puteada) Para algunos las malas palabras sólo deberían referirse a realidades que sean -justamente- malas. Así, una acción desfavorable podría merecer un improperio y, por extensión, la persona que realice una acción de este tipo. Hay quienes suscriben a esta teoría aportando algunos matices. Dicen, por ejemplo, que si bien las personas que nos perjudican merecerían nuestra desaprobación, no así una simple acción, ya que no habría un destinatario para tal cacofonía. No obstante, estos contraargumentos han sido refutados doblemente; en primer lugar porque hay casos donde no es fácil distinguir si quién nos perjudica es una situación o una persona (como por ejemplo, si el colectivo arranca cuando estamos llegando a la parada ¿a quién se insulta? ¿a la situación de haber perdido el colectivo o al chofer que arrancó?) y, en segundo lugar, porque la puteada no tiene un fin puramente expresivo, sino también -y sobre todo- catártico.


Otra postura directamente niega que las malas palabras se reduzcan a situaciones negativas. Dado el fin catártico que se les atribuye, bien pudierase encontrar estos flatus vocis en situaciones manifiestamente positivas. Para probarlo se hizo un experimento: en un partido de fútbol entre un equipo "A" y un equipo "B" (archirivales), se insertaron micrófonos entre medio de ambas hinchadas para medir el nivel de exabruptos comunicacionales. Los resultados hablan por sí sólos. Esto fue lo que se escuchó cuando en el cuarto minuto de descuento "Ramirez", del equipo "B", le metió el único gol del partido a "Orzuaga", arquero del equipo "A".


Tribuna "A": -"...¡pero la c***** de su madre!"

- "¡Orzuaga, sos un hijo de p***!"


Tribuna "B": -"Goooool, gooooooool!!! Gol, la c***** de su madre!"

-"¡Ramirez! ¡Ramirez! ¡que hijo de p***!"


Podríamos agregar que en todos los casos las palabras se dieron en una situación de llanto irracional en medio de un estado de emoción violenta. Como dije, los resultados hablan por sí solos...y mal.


Sobre los destinatarios: sin ir en desmedro de lo anteriormente dicho, hay que reconocer que muchas veces un insulto tiene un fin netamente expresivo. Se trata de hacerle saber al otro nuestra disconformidad con una medida determinada, con un tono o con su existencia misma. Aquí, los principales pensadores concuerdan en que para llegar a su fin, el insulto debe ser acorde a quién lo recibe. Es por eso que los chicos no se dicen "hijo de p***" hasta que son mayores, porque no entienden lo que eso quiera decir ni sus implicancias. Un simple "tarado" cumple con las necesidades insultivas de la niñez. De esto se desprende que un mayor nivel de vocabulario redundaría en una capacidad mayor de insultar y de ser insultado. El otro día nomás alguien me dijo "sos un baldón para el gremio". Ahora, el lector desatento podría pensar que es algo positivo, pero resulta que "baldón" en realidad significa "oprobio", por lo que... ¿que qué significa "oprobio"? Ignominia. Por eso es que...¿cómo que qué significa ignominia? Es una afrenta pública. Afrent...deje, me dijo que era un tarado.


Sobre el contenido: ¿qué necesita una palabra para ser insultiva? Herir la sensibilidad del otro. Esto puede lograrse de dos maneras: por un lado atribuyendo al otro alguna falencia física como puede ser un desorden en la proporción genital ("bol***", "pel*****") o en las facultades mentales ("idiota", "imbécil", etc...) o, por otro lado, atribuyendo a alguna mujer de su familia actividades prostibularias. Ambas pueden combinarse para dar lugar a los más coloridos insultos. Es necesario advertir que el conocimiento de la sensibilidad del otro se hace necesaria para que el contenido llegue a buen puerto. "Pelado p***" es para Fernando Peña un término descriptivo, no expresivo.


Como se ve, detrás de los cotidianos epítetos se esconde una afiliación teórica que no siempre sale a la luz. Sin haber agotado el tema, creemos que hemos sentado las bases para una comprensión más profunda de la realidad de quienes apostrofan sin ton ni son. Y el que diga que no, se puede ir bien a la concha de su madre.

viernes, 14 de noviembre de 2008

Fe de erratas


Comunicado oficial:

Como es de público conocimiento, Plutón ha dejado de ser considerado un planeta. Lo que a primera vista parece tener impacto sólo en los textos escolares, supone problemas aún más bastos. A partir de esta definición se desataron discusiones bizantinas sobre lo que define un planeta, sobre si la esencia de un planeta es real o nominal y sobre si Occam debería ser reivindicado o refutado contundentemente. Pero el verdadero problema se sucita en aquellos que vieron afectado su trabajo. En el terreno de la astrología, las predicciones se basan no solamente en el signo de la persona en cuestión, sino también en su ascendente, lo que implica el conocimiento de las posiciones planetarias. Ahora bien, descartado Plutón, se hace necesaria una reubicación astral (el cosmos es bastante quisquilloso con estas cosas) que repercute en los vaticinios dados hasta aquí por los profesionales de la materia. Es por eso que la International Organization of Astrology and other crap (IOAOC), a través de su filial argentina, la Sociedad de Tarotistas de Plaza Francia (STPF) se pronuncia a través del siguiente comunicado para subsanar errores de interpretación sobre futuribles no contingentes derivados de la consideración planetaria de Plutón:

Aries (21/3 - 20/4): donde decía "encontrará el amor de su vida" debe decir "encontrará un billete de 2 pesos que resultará ser un menemtrucho".

Tauro (21/4 - 21/5): donde decía "tendrá 3 hijos" debe decir "tendrá sistitis".

Géminis (22/5 - 21/6): donde decía "postulará una teoría que cambiará la forma de ver la realidad de las personas" debe decir "postulará para un puesto de empleado en una óptica".

Cáncer (21/6 - 23/7): donde decía "un viejo amigo de la infancia volverá a su vida" debe decir "el auto que le prestó su amigo se va a quedar sin frenos en subida".

Leo (24/7 - 23/8): donde decía "sus criterios serán admirados, será considerado por los demás como un oráculo" debe decir "tenga criterio y cierre la cortinas cuando salga de bañarse, porque si no será demandado por los demás por mostrar...tenga criterio".

Virgo (24/8 - 23/9): donde decía "su desempeño será reconocido por sus compañeros, que se sentirán en deuda con usted" debe decir "deberá empeñar algo para pagarle la deuda a un conocido".

Libra (24/9 - 23/10): donde decía "su novia lo dejará para irse con su mejor amigo, que aprovechará la volada para decirle que en realidad nunca le cayó bien y que era amigo por conveniencia, para poder usar sus cosas, las cuales perderá trágicamente en un incendio provocado por la caída de su encendedor sobre el cheque para cobrar la herencia que es un documento único. Confundido y angustiado, mientras su vecino que tiene un laboratorio de drogas le grita que el equipo del que es hincha le ganó al suyo mandándolo a la segunda división, usted tropezará con la mesa golpeándose el dedo chiquito del pie derecho (en el caso de que sea derecho, si es zurdo será el izquierdo)" debe decir "su novia lo dejará para irse con su mejor amigo, que aprovechará la volada para decirle que en realidad nunca le cayó bien y que era amigo por conveniencia, para poder usar sus cosas, las cuales perderá trágicamente en un incendio provocado por la caída de su encendedor sobre el cheque para cobrar la herencia que es un documento único. Angustiado y confundido, mientras su vecino que tiene un laboratorio de drogas le grita que el equipo del que es hincha le ganó al suyo mandándolo a la segunda división, usted tropezará con la mesa golpeándose el dedo chiquito del pie derecho (en el caso de que sea derecho, si es zurdo será el izquierdo)". El cambio recide en que en este nuevo escenario usted estará más angustiado pero menos confundido.

Escorpio (24/10 - 22/11): donde decía "escribirá un blog que será aclamado por miles de personas" debe decir "escribirá un blog que será levemente aceptado por 16 personas".

Sagitario (23/11 - 21/12): donde decía "la línea de la vida es corta, usted morirá joven" debe decir "le cortarán el teléfono de línea. No trate de hablar entonces, joven, porque la línea estará muerta".

Capricornio (22/12 - 20/1): donde decía "conocerá a una persona que le caerá mal" debe decir "comerá un plato de lentejas que le caerá mal".

Acuario (21/1 - 19/2): donde decía "se destacará en los deportes, donde tendrá una legión de admiradores" debe decir "tratando de pegarle de taco sufrirá una lesión".

Piscis (20/2 - 20/3): donde decía "veo un viaje en su vida" debe decir "veo una vieja en su vida".

Si hubiese alguna otra desarticulación destinal le rogamos que nos lo haga saber. Aprovechamos para hacer llegar nuestro disgusto por la banalización de la frase "chocan los planetas", que tiene para nosotros profundas y catastróficas connotaciones. Asimismo, queremos aclarar que nuestra ocupación es "el Hado", así que le pedimos al Señor que sigue llamando periódicamente para pedir medio kilo de dulce de leche y sambayón que desista.

Esperamos que las aclaraciones pertinentes ayuden a enfrentar los inamovibles hechos y superar las frustraciones que puedan devenir de falsas esperanzas que se hayan hecho. Sabemos que lo entenderán (menos los de Capricornio, ellos no lo entenderán, pero tendrán una promoción laboral y se olvidarán del tema)

Que la fuerza esté con ustedes,


Astrid "ojo blanco de poder" Gonzalez y Gonzalez

Secretaria y portavoz de la STPF

lunes, 10 de noviembre de 2008

Semblanza de Gutierrez


Estamos hoy reunidos aquí para descubrir el busto de José María Gutierrez. La cantidad de gente que se ha acercado da cuenta de la importancia que este evento tiene. Es por eso que me referiré en primer lugar a la concepción de este magno proyecto.

Hace poco menos de 6 meses, estando en una reunión de la intendencia, alguien preguntó al aire si la grandeza de un prócer venía dada por el tamaño de la plaza que albergaba su busto. No, no crean que en la intendencia perdemos el tiempo. Construimos cultura que es muy distinto. La cuestión es que el planteo disparó diferentes disputas históricas y de espacio público (¿qué es lo que hace a una plaza importante? ¿sus dimensiones o su ubicación? En el caso de ser ambas, ¿en qué proporciones habría que medirlas para hacer un baremo?) En fin, no entraremos aquí en esas cuestiones porque no afectan la conclusión que desnudamos: los bustos siempre...a ver, ¿de qué se ríe el petiso de la segunda fila? ¿cómo? ¿que dije "desnudo" y "busto" en la misma frase? No sea inmaduro, hombre. Decía, los bustos siempre están dedicados a célebres políticos, artistas y hombres de cultura, lo cuál es una discriminación flagrante hacia la gran masa de hombres sin méritos extraordinarios que son los que componen, habitan y hacen grande esta Nación.

(aplausos de la multitud)

Gracias. Gracias. Percatados de esta injusticia, nos pusimos a trabajar en el busto (¿la puede cortar el de la segunda fila?) del hombre común. Pero entonces surgieron varios interrogantes: ¿qué rostro tendría? ¿debía ser varón o mujer? ¿qué contextura es la más común? ¿qué rasgos? Además, tampoco debería ser alguien famoso, porque eso implicaría destacarse de cierta manera, lo cual iría contra la esencia misma del proyecto. Descartamos entonces a deportistas, emprendedores y vedettes. Al poco andar habíamos descartado prácticamente a todos. Fue entonces cuando la edil Fontanova nos refirió de una persona que ella conocía que no poseía mérito alguno. Era más bien un portento de la mediocridad. Tengo que ser sincero, tanto se ajustaba a nuestra búsqueda que en un principio no le creí.

(murmullo desaprobatorio entre la gente)

Pero bastome dar una hojeada a su vida para darme cuenta de que difícilmente se pueda encontrar un concatenación de naderías como las que nos ofrecía Gutierrez. De una forma meritoria, nunca logró destacarse en nada. Y no porque no lo intentara. En el ámbito de los deportes, cabría destacar que es la única persona en ir cada quince días durante más de 10 años a las pruebas de Deportivo Morón para tratar de entrar al equipo. Y digo bien, "cabría" destacar ya que no cabe nada, señoras y señores. Consultado al respecto, el entrenador de las inferiores alega no recordar que haya ido alguna vez. Vecinos: ir 10 años al mismo lugar y no lograr ni siquiera formar parte del paisaje no hace más que reflejar una mediocridad magnánima. Esa que hace que no sólo no haya promocionado nunca laboralmente, sino que incluso no tenga tareas encomendadas para realizar desde 1986. Cuando leí eso no pude contener la emoción, señores. Incluso llegué a escuchar el rumor de que todavía cobraba en australes.

(un "Ooohhhhh!" de admiración escapa de entre los espectadores)

No podemos dejar de nombrar su incursión por el mundo de la literatura. Su libro "Viaje a las regiones septentrionales de Lanús" fue un hito. Si el fracaso se puede cuantificar, queridos coterráneos, entonces lo hace en las ventas de este libro. El público -consiente de lo que este hombre representaba- no pudo sino ningunear el libro, que no logró vender copias ni entre los mismos familiares de nuestro homenajeado. Familiares, por otro lado, que encontraban serias dificultades en recordar su rostro.


Esta fue la causa de que su funeral no contase con las suficientes personas para llevar el féretro. Incluso una señora que estaba haciendo su práctica como llorona tuvo que juntar fuerzas para transportar lo que se dio en llamar poéticamente entre los concurrentes (o sea, el que llevaba la manija de adelante se lo dijo al que sostenía las dos de atrás) como "una caja de manzanas". Fue esto, más que una muerte, "la conclusión de un poema" como diría Marechal.

(de repente, un hombre se agita entre la multitud)

Gutierrez: ¡pero si estoy vivo!¡yo soy Gutierrez!


Intendente: desde luego, Marechal se refería a la muerte de otra persona.


Gutierrez (agitando las manos): ¡Ey! ¡que yo soy Gutierrez!


Vecina 1: ¡Shhh! ¿No ve que estamos en algo importante?


Intendente: es por eso que hemos decidido realizar este homenaje post mortem. Porque si hay una enseñanza que nos ha dejado Gutierrez, es que siempre seremos mejores que alguien. Que Gutierrez más precisamente.


Gutierrez: ¡si estoy acá! ¡háganme el homenaje en vida!


Intendente: ¡A ver si la cortan con el murmullo! ¡Policía, llévese a ese individuo que agita las manos!¡ese, el de la remera de Deportivo Morón! Y también al petiso de la segunda fila; su risa molesta constantemente.

martes, 4 de noviembre de 2008

Instrucciones para captar una indirecta


Nos toca transitar tiempos difíciles. Vivimos en un mundo en el que la cantidad de medios para comunicarnos parece ir en desmedro de la calidad de esa comunicación. Que gran parte de nuestra interacción se reduzca a textos que puedan caber en la pantalla de un celular no puede sino tener profundas repercusiones en la forma en que nos comunicamos. Analogías, metáforas e ironías van quedando cada vez más relegadas para subsistir sólo en las expresiones de doble sentido con connotación sexual.

Lo peor es que esto tiene profundas consecuencias para la vida social. Aquellas gentes que han crecido bajo la égida de esta forma de relacionarse profesan una notable incapacidad de leer entre líneas, lo que atenta contra la comprensión de información vital para la interacción social. Si todo esto le parece muy barroco, remitase al título.
Este texto pretende ser una pequeña guía práctica para saber como detectar lo "no dicho" en los gestos y palabras de nuestro interlocutor. Como partimos sobre la base de que si necesita esta guía es porque no entiende demasiado de la vida, trataremos de ser pedagógicos y presentar una serie de casos desde los cuales ir desarrollando los principios que rigen este tipo de comunicación subliminal.

1. Va usted a una entrevista laboral. Finalizada la misma, usted pregunta a su entrevistador cómo estuvo. ¿Cuál de estas respuestas manifiestan un feedback positivo?

a) "Tengo que reconocerle que mi perro Toby no podría haber confeccionado un currículum en word".
b) "Para ser un imbécil, es usted bastante simpático".
c) "JAJAJAJAJAJAJAJ....¿que como le f...JAJAJAJAJA...Marcelo, vení, ¡¡¡me está preguntando como le fue!!! JAJAJAJA!!!!"
d) "¿Como decirlo? Imagine que usted es Michael Jackson...y esta es una guardería infantil".

La respuesta correcta es la "b". No por buena sino por sincera. Aunque la "a" le pueda parecer positiva, en general la comparación con un can no es algo positivo. No en el terreno intelectual por lo menos. La opción "c", aunque da la idea de haber formado una relación de confianza con el entrevistador, tampoco es positiva. No le voy a explicar ahora por qué, no soy ambicioso con respecto a su capacidad de comprensión, y estoy en el medio de la explicación de otra cosa. Por último, con respecto a la opción "d"...bueno, no sé si ha leído los diarios últimamente. No hablamos de ser Michael Jackson en los 80. En la actualidad no es su talento lo que destaca. Ah! y además tampoco puede alegar que lo discriminan por ser negro.

2. Se acerca a una fémina en un espacio público para invitarla a salir. ¿Cuál de estas respuestas le permite abrigar esperanzas de que su propuesta se concrete?

a) "¡Salí de acá, infradotado!"
b) "No sé si a mi novio y al resto de su equipo de rugby les parecerá bien".
c) "Preferiría salir con Toby, el perro de un amigo".
d) "Estoy pensando -desde recién- en tomar los hábitos".

Yo sé que estuvo tentado de elegir la "c". Toby no deja de tener sus cualidades, pero no nos olvidemos que hablamos de alguien que no pudo confeccionar un curriculum en word. No, la respuesta correcta era la "a". Esto puede sorprenderlo, pero piénselo bien: por un lado le da una orden, o sea, manifiesta el deseo de que usted haga algo; hay una cierta preocupación, por así decirlo. Y si le dijo infradotado quiere decir que lo venía fichando hace rato.

3. Durante una clase su profesor hace una pregunta. Usted ensaya una respuesta. ¿Cuál de las siguentes expresiones indica que su respuesta fue acertada?

a) "¿Alguien que no sea un completo imbécil quiere responder?".
b) "No me diga. ¿Lo sacó usted sólo o lo ayudó su perro Toby?".
c) "Lo que dice es interesante. Polémico. Se opone radicalmente a lo que dice el autor, pero calculo que usted tiene sus razones".
d) "Querido alumno: tome sus cosas y váyase a la p*** madre que lo parió. Evidentemente la alfabetización no es el camino correcto para usted".

Yo sabía que el tono lo iba a confundir. No, no es la "d". En este caso vaya al contenido y se dará cuenta que la que lo deja mejor parado es aquella en la que -paradójicamente- se asume que lo ayudó un animal que vive en cuatro patas. Toby podrá no manejar bien el paquete de office, podrá no tener encanto con las chicas, pero para las ciencias es un tigre. Por si no lo notó (y estamos acá porque usted es un poco lento) hablo de la opción "b".

4. Usted insiste en la conquista de la mujer del ejemplo 2. En lenguaje corporal ¿cuál de estos signos manifiesta interés?

Cuando la señorita en cuestión, luego de la propuesta...

a) ...se levanta silenciosamente, se dirige a un personaje de piloto y anteojos oscuros, le entrega un sobre y señala en dirección a usted.
b) ...le quita la mirada y sonríe pícaramente.
c) ...se levanta y lo escupe en la cara.
d) ...toma un tacho de basura y lo levanta sobre su cabeza.
e) ...le saca el bozal a su perro (que presumiblemente se llame Toby) y, señalándolo, dice: "Cache".

¡Muy bien! Efectivamente, es la "b". Pensé que iba a considerar el escupo como una muestra de interés, pero ha logrado llegar a un nuevo nivel de comprensión. Ahora, puede ser que le parezca que el mundo de la ironía es muy violento. En ese caso la conclusión es que la ignorancia es bendición. Quizás no sea el momento para decirlo, pero la verdad es que parecía más feliz cuando ignoraba estas cosas. Incluso, en sus mejores momentos, me hacía acordar a Toby.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Cine para niños


Alguna vez critiqué los actuales programas infantiles por su incapacidad de mostrar los aspectos espúrios de la realidad. Incluso llegué a enviar numerosas cartas a los canales infantiles exigiendo que a los pequeños no se les simplifique el devenir diario, transformándolo en algo irreal, lo que no los prepara para la vida. Las únicas respuestas que recibí fueron un llavero de Mickey y una vianda de Barney. Entonces supe que debía tomar en mis manos la responsabilidad de inculcar un poco de sano realismo en los niños, que debía ser yo quién los asomase al mundo proveyéndoles las armas para encarar esta lucha, que es cruel y es mucha. Vi asimismo que las únicas herramientas con las que contaba para mi magnánimo propósito eran mi buen voluntad y un llavero de Mickey. A usted le puede parecer poco alentador, pero a mí, un visionario...también.


Fue así como me dí cuenta de que lo que podía hacer era redireccionar las atenciones pueriles hacia aquellas actividades que pudiesen revelar a los pueriles intelectos los grises de la realidad real. Ambicionar otra cosa hubiese sido pueril.


Es por eso que nuestro blog, siempre atento a las demandas insatisfechas de la sociedad, pone a disposición de padres, madres, tutores o apoderados la información que necesitan para complementar la educación de sus hijos, tutoriados o apo...apoderientes. Sin más, les presento el programa del primer


Festival infantil de Cine Europeo


Los 150 pecados capitales (de Olivier Gargamel): Pitufina es una estudiante de derecho en la Sorbona que decide romper con el mandato paterno y se muda a una aldea en la campiña francesa en la que sólo habitan hombres con el torso desnudo. Reticente en un principio, Pitufina no tarda en enredarse en 150 tórridos romances...simultáneos. La irrupción de Papá Pitufo, un anciano seductor, la llevará a replantearse hasta donde logró escapar del mandato primigenio.



Recomendación: vaya con el Edipo resuelto.



Por el poder de Xtreme Methoxy 2000 (Documental de Dolph Lundgreen): En el marco del ascenso y caída del campeón de fisicoculturismo Herbert Ernst Mannschaft (más conocido como HE-Man), podemos dar una mirada al mundo del doping deportivo en sus versión más cruel. Quién alguna vez fue un respetado deportista se transforma en una persona alienada que se ríe de cualquier comentario intrascendente con los brazos en jarra.



Recomendación: si no va bien dispuesto, la película se le puede hacer eternia.

Pasión al rojo vivo (de Stephen Wolff): un importante ejecutivo de una compañía alemana conoce a una quinceañera que milita en el partido comunista durante una incursión por la selva negra y se obsesiona con ella. El principal obstáculo para establecer una relación es la férrea oposición de la abuela de la niña, por lo que decide matarla (a la abuela, se entiende) Después de perpetrado el crimen, la muchacha parece perder el interés. La trama se complica cuando ésta empieza a frecuentar a un trabajador del aserradero con el cuál comparte el ideal de la revolución. La perfecta mezcla de "Caperucita roja" con "Crímen y castigo".


Recomendación: esta película hace que Lolita parezca el manual de uso de una lijadora eléctrica.


Calles de New York (de Leandro Barbieri): la esperada versión cinematográfica de la serie The Felino´s. Don Gato ha tenido el control del barrio desde que recuerda. Cuando el ambicioso Benito Bodoque empieza a crecer y a influir más de lo que él tenía pensado, se desata una feroz batalla interna en la familia mafiosa más influyente. Paralelamente, Asuntos internos de la Policía incrimina al oficial Matute por corrupción, con lo cuál todo parece listo para estallar.


Recomendación: es una oferta que no puede rechazar.


El viejo y el mar: Un marinero atraviesa la crisis de los 40: su mujer lo dejó por su archienemigo, tiene una severa adicción a las drogas y un problema de inflamación facial que no le permite expresarse con claridad. En un mundo cada vez más solitario, Popeye parece encontrar la compañía del océano, ese que nunca traiciona, ese que lo cuidará en los momentos dolorosos que atraviesa. Una semana después, durante una tormenta, muere ahogado. Destaca el tema de la banda sonora de AC/DC "Hemingway to hell".



Recomendación: una película para fumarse en pipa.


Caño de escape (de Francis Ford Falcon): Bumblebee es una escarabajo común y corriente: de día trabaja de taxi en la Río de Janeiro de los años 80. Pero cuando descubre el mundo nocturno de las picadas parece transformarse. Allí conocerá a Optimus Prime, un camión que de a poco lo irá guiando por los oscuros caminos del transformismo. Violencia, velocidad y libertinaje en el complejo mundo de los autobots.

Recomendación: Dilemas morales con motor 1.8

Desde ya esta pequeña muestra no agota las obras que merecen ser consideradas para formar una mirada profunda de la realidad por parte de seres que actualmente ingresan al mundo (y transitan largamente en él) con una ignorancia supina de lo que realmente pueden encontrar. Considero que mi aporte es invalorable. No obstante, si usted le quiere poner un valor (en euros preferentemente) no le voy a hacer demasiado problema.

The end.

viernes, 24 de octubre de 2008

No sea costumbre



En el repertorio de las frases comunes a las que uno puede echar mano en cualquier situación, hay una que destaca por su valor antropológico: "el hombre es un animal de costumbres". Paradójicamente, a la vez se hacen grandes esfuerzos audiovisuales para constatar que todos los animales son animales de costumbres. El fruto de estos estudios son los documentales de canales cómo National Geographic en los que se muestran animales de distintas especies peleando por su alimento, bebiendo mansamente o rascándose a 3 pezuñas. Lo que nadie dice es que estas prácticas voyeuristas molestan profundamente a los animales involucrados. Grandes debates se suscitaron en torno a la moralidad de los reality shows, pero nadie se mosquea si se muestra un rebaño de ovejas pastando, a un león descuartizando a un antílope o incluso la faena sexual de ese mismo león después de haber hecho la digestión. ¿Que como sé que les molesta? ¿si me lo dijo una oveja? No sea estúpido. Todos saben que las ovejas son grupos más bien herméticos (todo el tema de la película Black sheep me parece que es una intentona del lobby ovino para que no las jodan más) Me lo dijo el león. Al parecer, el estornudo de un camarógrafo de la BBC lo habría dejado sin almuerzo un día, mientras que la presencia de cámaras le hizo ganarse el cachetazo de una de sus parejas ocasionales. Ahora se burlan de él. En lugar de "rey de la selva" le dicen "el rey del porno". Es indignante.


En fin, la cuestión es que el otro día, mientras otra profesora daba la clase, pude constatar que en la tercera fila un jovenzuelo desarrollaba el ritual de conquista frente a su compañera de banco. En su caso, lo que me llamó la atención no fue tanto la costumbre, sino el hecho de que el tipo era verdaderamente un animal. Esto me movió a pensar que bien podríamos hacer un documental de tales situaciones, en las que no nos sería difícil encontrar un patrón.


A continuación, presento un extracto del documental "jóvenes en celo". Para una mejor comprensión, la voz del locutor debe leerse con acento español. Les pedimos que apaguen el celular para poder disfrutarlo. Muchas gracias.


(el macho se acerca a una distancia prudente de la presa para poder atacar)


Él: -¿está ocupado acá? ¿te molesta si me siento?


Ella: -¿eh? ah! no, no...


(el predador trata de pasar desapercibido para no inquietar a la presa)


Él: -Que calor hace ¿no?


Ella: -sí.


(la presa se pone tensa, le parece percibir algo extraño en el ambiente)


Él: -¿Como te llamás?


Ella: -¿yo? Carolina.


(mientras se acerca sigilosamente, podemos ver como el predador tropieza. La presa se sobresalta)


Él: -y...¿venís mucho por acá?


Ella: -estamos en clase de lógica. Es una materia obligatoria. Sí, vengo mucho por acá.


(el predador -conciente de su error- permanece quieto para no asustar a la presa)


Él: -ahhh... (cara de concentración en la explicación de la profesora)


(luego de haber recobrado la calma aparente, mientras la presa abreva de la fuente de la lógica proposicional, se gesta un nuevo ataque. Éste debe ser más rápido y directo)


Él: -¿Te gustaría ir a tomar algo?


(los movimientos del predador fueron demasiado rápidos y directos. La presa estaba demasiado alerta, con lo cual no parece que el zarpazo pueda llegar a destino)


Ella: -Mirá, lo que me gustaría es tomar apuntes.


(Uuuuuuhhhhhh. Perdón. Decía: lanzado ya en ataque, no le queda más que continuar con la persecución a toda velocidad esperando darle alcance)


Él: -por supuesto, por supuesto. Digo después de clases.


Ella: -Mirá. La verdad es que no me interesa...


(en el salto para alcanzar a su presa, el predador se ha dado de lleno contra un árbol perdiendo todos los dientes. Uno se pregunta si podrá alguna vez cazar nuevamente)


Ella: -...además, no sos mi estilo.


Él: - ¿y cuál sería ese?


(¡alerta!¡cuidado!)


Ella: -lindos...o simpáticos...o por lo menos con buen olor.


(para que el espectador dimensione la situación, es como si el antílope se diese vuelta y le pegase un tarascón al león)


Él: -ahá, ahá ¿que me querés decir?

Después de esta situación podemos observar que, contrariamente a lo que se podría suponer y aún cuando la presa se va de la mano del primer macho alfa que pasaba por ahí, nuestro héroe no se desanima ni un poquito. No ha sido la primera vez ni será la última que sufra un rechazo, él ya está curtido en estas luchas. Después de todo, el hombre es un animal de costumbres.


martes, 21 de octubre de 2008

Suspiro limeño


Mirando hacia atrás en la vida, no puedo dejar de reconocer que he tenido la suerte de viajar bastante. Distintas situaciones en distintos momentos de la vida me han mostrado distintos países. Pero en toda esta diversidad de distinciones nunca había hecho un viaje "por trabajo". O sea, nunca alguien había pagado para que yo viaje (bueno, en realidad mis padres podrían objetar severamente este enunciado, pero no viene a cuento) y esto le dio a mi último viaje un condimento especial.


Como en el formulario de migraciones tuve que marcar el casillero "negocios" para explicar el motivo de mi viaje, llegué pensando que era el presidente de Coca-Cola. Sin embargo, 24 horas después me fui sintiéndome un accionista de Enron. ¿Por qué?¿qué pasó en el medio? Verán, los que me conocen saben que tengo un severo problema para decir que no. Entiendo que si alguien me plantea o pide algo es porque en su buen criterio lo pensó, elaboró y sopesó, con lo cual una negativa sería desvalorizar todo ese esfuerzo cogitativo. Creo que de haber sido mujer el embarazo adolescente hubiese sido casi inevitable. En fin, la cuestión es que Lima es un mal lugar para no saber decir que no.Si bien el viaje fue bastante corto (llegué una noche y me fui la noche siguiente), lo cual supuso un tiempo muy acotado para hacer turismo, ahora veo que fue en mi propio beneficio. Al término de mi primera hora de turismo ya me habían hecho mal el cambio de moneda y vendido un par de porquerías a un precio que no alcanzo a distinguir si fue conveniente o no (pero que sospecho que no) Si es verdad que los españoles les cambiaron oro por espejitos de colores, ya pueden respirar tranquilos: yo compré todos los espejitos de colores. Esta forma de relacionarse tiene que ver con la idiosincrasia peruana (como profundamente capté después de 1 día): las cosas no se definen taxativamente sino que todo tiene que ser negociado: los taxis no tienen contador, la ropa no tiene precio y los tiempos son relativizados. Esta obligación de tener que negociar todo hacía que, para mí, Lima fuese el infierno mismo con una linda plaza central.

Después de la derrota inicial me propuse no vender el hígado por una agarradera tejida de lana. Así, me refugié en lugares que tuviesen precios establecidos y evité el contacto visual con vendedores de todo tipo. Pero ellos me hablaban, me susurraban palabras tentadoras: que me vendían dos cosas al precio de una, que una cosa como la que me ofrecían no se conseguía en otra parte, me preguntaban de dónde era (responder es el principio del fin y yo ya lo sabía) Pero como Ulises, yo también resistí al canto de las sirenas. Ahora bien, para mantener mi dignidad todavía me quedaba un obstáculo a sortear : el viaje en taxi de vuelta.

Había logrado llegar al centro por 9 soles en un viaje que me habían dicho que costaba 12. Hasta ahí esa era mi única victoria y no podía permitir que me la empañasen. Para evitar perder en la negociación, había guardado sólo 10 soles para este viaje, así que aunque quisiesen no podrían conseguir mucho de mí. A los 15 minutos me dí cuenta de que yo tampoco iba a poder conseguir nada de ellos: "¿A Miraflores a esta hora por 10 soles? Nooo". No había contemplado esta opción que albergaba la dinámica de la negociación: la negativa pura y dura. Aunque a nosotros nos parezca extraño, un taxista evalúa si el viaje le conviene o no de acuerdo a criterios inexplorados para una mentalidad foránea. Recurrí entonces a mis exiguos conocimientos de negociación para constatar que mi MAAN (mejor alternativa al acuerdo negociado) era una maratónica caminata al anochecer por un país desconocido. En el balance general vi que me convenía cambiar algunos pesos más; en el balance particular vi que mi "haber" disminuía en 15 soles por motivos de "excesivo tráfico" de esa hora.


Cuando alguien quiere hacer notar que actuó de acuerdo a una virtud que no le es del todo conocida recurre a un misterioso "yo interior" en el que esas acciones estarían aprisionadas. Pues bien, yo sé de sobra que mi "Pablo interior" era en realidad el que me había dejado con tan poca plata encima, por lo que asumiré que algún tipo de "Pablo exterior" -más pragmático, con una mayor preocupación por las finanzas- logró lo que sigue: viendo que el tránsito era bastante liviano, me atreví a comentarlo. Y aún más, juntando todas mis fuerzas sugerí que esa coyuntura ameritaba una renegociación del importe. La respuesta fue inmediata: "Lo que es justo, es justo". Resultado: 12 soles por un viaje desde el centro a Miraflores. Hasta los accionistas de Enron tienen alguna alegría de vez en cuando.

jueves, 16 de octubre de 2008

Great expectations


La historia y la literatura nos regalan los más variados ejemplos de lo que se suele denominar "encuentro de dos mundos". Si bien paradigmáticamente se usa esta expresión para denominar la llegada de los españoles a América, también se podría usar para relatar el encuentro de las Alemanias capitalista y comunista cuando cayó el muro; Romeo y Julieta son dos mundos en un sentido como el profesor Higgins y la Eliza Doolitle de Pigmalión lo son en otro. Pero ninguno de todos estos encuentros cala tan hondo en el sentido de la frase "encuentro de dos mundos" como el encuentro fortuito de una persona común y corriente con alguien famoso. Las sensaciones, expectativas y pasiones que se desatan en ambos extremos difieren de tal manera que se podría esperar la implosión del mundo. Gracias a Dios, al universo parecen nefregarle estos encuentros.

Vamos a tratar de sacar a la luz las asimetrías que encierra esta situación para guiar el actuar de famosos y acosadores de famosos por igual.

Las expectativas:

Cuando un ciudadano ve a un famoso, siente que tiene 15 segundos para mostrarle su admiración. Admiración que considera especial, lejos de la molestia lisa y llana que provoca el vulgo. Pongamos por caso que se trate de un actor. El acosador tratará de mostrarle que lo sigue desde sus primeras series, esperando que el famoso le diga algo como: "No puedo creer que hayas sido tan fiel ¿no querés venir a mi mansión y que seamos amigos?". ¿Es eso lo esperable, señores? Yo sé que ustedes entienden de estas cosas y saben que el famoso, apenas detecta una sonrisa de reconocimiento, sólo piensa: "que no me hable, que no me hable..."

El conocimiento:

En este punto, la situación no puede ser más desigual. Piénselo: de un lado tenemos a alguien que sabe no sólo el nombre del otro, sino también su apodo, su conformación familiar, su historia sentimental reciente y remota y hasta algunos datos que no conoce de sus propios amigos, pero sí del famoso en cuestión (color preferido, lugar donde pasaría las vacaciones, etc...) Del otro lado tenemos a alguien que no sólo no conoce el nombre del hombre que le hable incesantemente, sino que podría saludarlo dos veces seguidas sin darse cuenta. ¿Que se puede esperar de esta colisión de intereses? ¿como reaccionaría uno si alguien le espeta toda la propia vida en la cara? ¿qué se contesta? "Es así, es así...", "sí, mi madre era medio cabrona...", "no, todavía preferimos esperar un año más para tener hijos...", "sí, creo que gano mejor que el resto del elenco..."

Aquí quiero aportar mi valiente testimonio:

Calle Soler, Palermo. 13:15 hs.

(Estoy esperando para cruzar la calle frente a la puerta de mi casa, cuando veo que se baja de un auto José Chucho Acasuso. Yo sabía que venía llegando después de perder en primera rueda de Roland Garrós. Recordaba como meses antes le había dado un gran triunfo al equipo argentino de Copa Davis. Sabía que estaba de novio con una modelo que ahora veo a escasos metros. El Chucho acomoda su valija en la vereda, cuando va a sacar la manija levanta la mirada y se encuentra con que lo estoy mirando fijamente)

Chucho Acasuso: -¿que tal?

Pablo (visiblemente emocionado): -¡GRANDE CHUCHO!

Este patético episodio puede dar una idea de lo vergonzosa que puede ser la inconsciencia respecto de las asimetrías aquí planteadas. No, no tiene que ver con hablar con Acasuso en vez de con la modelo. Concentrese, hombre. Es bueno saberlo porque hay 3 formas de zanjar este desbarajuste:

a) El famoso, con gesto adusto, sigue con su vida. Resultado: "No sabés, en la vida real es re-antipático".

b) El famoso sonríe ante el halago y sigue con su vida. Resultado: "No sabés, en la vida real es re-falso".

c) el famoso no sólo sonríe, sino que se queda hablando mientras festeja las ocurrencias de su admirador. Resultado: "No sabés, anoche soñé que me hacía amigo de George Clooney".

Porque ¿qué espera realmente la gente de un famoso cuando se lo encuentra? ¿Inside information del terreno en el que se desempeña?: "Te conozco hace 20 segundos, pero quiero que sepas que Ricardo Darín tiene un pésimo humor". Es por esta extraña suposición que en las conversaciones entre gente ignota, la referencia a una relación tangencial con un famoso puede hacer ganar unos puntos, como si uno hubiese accedido a un iluminado.

Oficina. Alrededor de la máquina de café. 15:41 hs.

Persona ignota 1: Que buen mundial hicieron los Pumas ¿no?

Benegas: Sí. Yo conozco a los primos de 2 de ellos.

Uno podría preguntarse si no se está incurriendo en la falacia ad verecundiam o simplemente preguntar ¿qué carajo tiene que ver?, pero no estoy seguro de que valga la pena. Por eso, para darle peso a este escrito frente a gente común como ustedes (no, vos no Chucho, vos sos un groso), voy a terminar dando mi currículum de personas conocidas con las que tuve o tengo relación. si quiere comentar, haga lo mismo, de manera que sepa cuanta importancia le tengo que dar a su opinión.

Celebrities con las que tengo relación directa:

- el hijo de un importante cantautor folclórico.
- la sobrina de un famoso locutor de radio.
- el subcampeón chileno de paddle de 1994.
- un finalista de un reality show musical.
- la novia de un hijo de un ex-ministro.
- el sobrino de un ex-presidente.
- un notero de programa de entretenimientos.
- a un conocido de Facundo Arana.
- al primo de un Puma.
- al primo de un Puma (no, no, de otro)

Sé que dejé la vara muy alta pero no se desanime, puede decir que me conoce a mí y está ahí nomás de conocer a toda esta gente.
Sin más, sólo me queda decir...¡GRANDE CHUCHO!

viernes, 10 de octubre de 2008

Entrevista y no vista


Después de las profundas repercusiones* del post de la semana pasada, la gente** pedía una abordaje más profundo de la figura del Capitán Terror. Cronistas más cobardes harían un documental con testimonios de gente cercana que pueda hablar sobre él. Yo creo que para conocer a una persona hay que ir directo a la fuente, así que concerté una entrevista con este megavillano, dos veces ganador del premio "Más malo que pegarle a la madre". Sin embargo, una fuente no le pareció un lugar apropiado para tal encuentro, así que concertamos la entrevista en un café de la ciudad de Buenos Aires. Lo que sigue no es más que la recreación de la huella que semejante encuentro dejó grabada en mi mente...o en mi cabeza para ser más exacto.

(entro en el café, el Capitán Terror está sentado en una mesa alejada junto a la ventana. A su lado, un matón encapuchado de proporciones colosales supervisa la escena)

Benegas: -Buenas tardes.

Capitán Terror: - ¿Qué tal? Espero que no le moleste que haya venido con Urko. Hay gente muy rencorosa que no deja pasar algunas muertes sin importancia.

Benegas: -Entiendo, entiendo. (saco el grabador, me acomodo en la silla y apuro el café. Él arroja el suyo hirviendo en la cara del mozo) ¿Le molesta si disparo?

(el puño de Urko -menos metafórico- impacta mi rostro de lleno. Pierdo el conocimiento. Cuando despierto, el Capitán Terror está monologando con la mirada en el vacío. Mientras me trepo en la silla miro a Urko. No me atrevo a interrumpir)

Capitán Terror: -...y por eso las tardes de primavera me retrotraen a "El Exorcista"...

Benegas: -ahá, ahá. Hablando de eso ¿como es que se hizo malo?

Capitán Terror: -su pregunta peca de simple. Es verdad que hay mucho mérito personal en la conformación de la villanía, pero sería injusto no reconocer los aportes de la sociedad en que yo sea lo que soy.

Benegas: -¿Piensa en el "buen salvaje" de Rousseau?

Capitán Terror: -No, pienso en mi madre. Ella solía repetirme que me debería haber llamado Capitán Error, porque le había fallado el método anticonceptivo. Creo que por eso la escuchaba muy seguido insultar "al forro de mi padre". Pero hay que reconocerle que si hoy tengo la independencia que tengo es gracias a su empuje: me empujó por la ventana del balcón cuando tenía 5 años y me dijo que no volviera. Por suerte para mí vivíamos en un segundo piso, ja, ja, ja (risa cómplice y guiño de ojo)

Benegas (sorprendido): -veo que eso debe haber sido una causa profunda de que usted abrazase la causa del mal.

Capitán Terror: - más bien fue la causa de que abrazase a nuestra niñera (se ríe y me palmea el hombro. Urko amenaza con emularlo. Me sobresalto. El Capitán hace un gesto y Urko retoma su posición de guardia inglés) Caer sobre ella fue casi divertido. Pero este episodio no fue lo determinante. Ya a esa altura sabía que quería ser malo. Vea usted, a esa edad yo miraba el Correcaminos. Al poco tiempo me dí cuenta de que quería que el Coyote triunfase y el Correcaminos muriese de una lenta y traumática muerte. Me propuse que los correcaminos no siguiesen deambulando sonrientemente por la vida.

Benegas: -¿Se considera la oveja negra de la familia?

Capitán Terror: -No. Tengo un hermano que entrena a los que atienden en los call centers.

Benegas: -¿Es cierto que, después de haber de haber prendido fuego una aldea entera, se le escuchó decir la frase "peor es robar"?

Capitán Terror: - La frase está sacada de contexto. Lo que dije fue que, habiendo quemado todo, lo peor que podíamos hacer sería robar. Porque todas las cosas estaban quemadas ¿entiende? Me molesta la gente que desvirtúa todo. Como alguna vez dijo Boogie el Aceitoso: "No crea todo lo que dicen las víctimas".

Benegas: -le agradezco el tiempo que nos ha concedido tan gratuitamente.

Capitán Terror: No es nada. Todo lo que hago es así: gratuito.

Y así, sin más, Urko me rompió la mandíbula de una trompada.

* cuando digo "profundas repercuciones" entiendo el comentario de mi mujer de que una parte le había hecho gracia.

** cuando hablo de "la gente" en realidad me refiero a mi mujer. Creo que le divertiría. No, ella no me lo dijo pero se cae de maduro. ¿Como que no? Usted dice eso por envidia.

sábado, 4 de octubre de 2008

Lo mismo de todas las noches...


La niñez es el período con mayor cantidad de certezas que uno tiene en la vida. Toda información pasa a ser una certeza en el acto. "Chicos! chicos! No hay nada más divertido que el nuevo balero yo-yo" ("No hay nada más divertido que el balero yo-yo"); "si te tragás una semilla te crece una planta adentro" ("si me como una semilla me va a salir una planta adentro"); "es mentira que si te comés una semilla te sale una planta" ("si me como una semilla no me va a salir una planta adentro"); "tu padre es un imbécil" ("papá es un imbécil"); "...y lo que dice el Teorema de Tales es que la suma del cuadrado de los catetos es igual al cuadrado de la hipotenusa" ("La suma del cuadrado de los catetos es igual al c...no hay nada más divertido que el balero yo-yo")

Es por eso que hay que tener cuidado con lo que uno espeta en presencia de un infante, porque una certeza generada podría volver en algún momento indeseado. A nadie le divierte que un niño afirme taxativamente que "la madre de Lucas es una atorranta" o "los que se dedican a la política son todos chorros" porque se sabe de donde vienen esas sentencias. No le divierte al padre del niño en cuestión y menos que menos a la madre de Lucas, que se dedica a la política.

Creo que entre todo ese cúmulo de certezas venidas desde afuera, hay un par que formamos -con gran orgullo- por nuestra propia cuenta. Destaco dos:

- los padres siempre saben qué hacer/lo que están haciendo.

- todo malo que se precie de tal siempre quiere conquistar el mundo.

La primera de estas certezas se pierde en la adolescencia. La segunda muta en una opinión política sobre los presidentes de los países más poderosos. Es por eso que creo que esta última merece nuestra atención, porque no ha sido suficientemente elaborada.

Analicemos mejor la idea: un hombre intrínsecamente malvado (el mundo infantil es generalmente maniqueo) recluta un ejercito de secuaces y, desde una isla de ubicación desconocida, amenaza con destruir el mundo o parte de él si no se cumplen sus demandas. Generalmente la demanda es una sola: ser "dueño del mundo". Ahora, esto despierta varios interrogantes. En primer lugar ¿por qué querría serlo? Si ya es dueño de una isla ¿por qué querer más? Ser dueño del mundo quiere decir que todos los problemas pasan a ser tuyos. ¿Qué beneficios podrían cubrir semejante costo? ¿viajar en un avión privado a cualquier lugar que quiera cuando me parezca? Si tenés una isla propia, arsenal nuclear y cientos o miles de secuaces quiere decir que plata para hacerlo no te falta.

Además ¿quién puede otorgar el título de "emperador supremo del cosmos"? Trate de imaginarlo:

Asamblea de la ONU. 13:25. (en pantalla gigante, el Capitán Terror les habla a los presidentes allí reunidos):

Capitán Terror: -si no me entregan el poder del mundo, arrojaré una bomba nuclear sobre la ciudad de Nueva York. JA, JA, JA, JA! (risa de plan)

Presidente de Venezuela: - bien dicho, Capitán Terror, cuente con el apoyo de la República Bolivariana de Venezuela.

Capitán Terror: -no...yo no comparto el...

Presidente de Francia: -el Gobierno de Francia no quiere inmiscuirse en un tema de política interna norteamericana.

Capitán Terror: - ¡Todos deben rendirse! ¡París también sufrirá el alcance de mi poder!

Presidente de Burkina Faso: -Propongo que el Capitán Terror se haga cargo de la Comisión de Agricultura ¿quién está conmigo?

(82 presidentes levantan la mano)

Capitán Terror: -no están entendiendo...

Presidente de Finlandia: -Espero que el informe presupuestario que presente sea más claro que lo que recibimos el año pasado.

Presidente de Holanda: -¿Como encarará la crisis alimentaria de los países africanos producto de las últimas sequías?

Capitán Terror: -No escucho bien. Creo que se está cortando la comunicación (hace ruidos de estática) fffshhh...no los escu...ffshhhh...ien. Creo que...ffsshhhh..corta.

Presidente de Suiza: -está en una pantalla gigante. Lo podemos ver haciendo ruidos.

Capitán Terror: -si no me dejan de joder, tiraré una bomba nuclear sobre mi propia isla. Cambio y fuera.

¡Un vez más, la burocracia ha salvado al mundo! En futuras entregas analizaremos las bandas salariales de los secuaces y hablaremos sobre la vida económica interna en la isla de un megavillano con el testimonio de su proveedor de artículos de baño.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.