viernes, 5 de diciembre de 2008

Primer premio


Kairós ha ganado el primer premio en los Yoni awards 2008.

En realidad, si quisiésemos ser más técnicos, tendríamos que aclarar que "el primer premio" debe entenderse no en el sentido del primer lugar, sino que su primer premio, ya que no había tenido ninguno antes. Pero bueno, no deja de ser un premio ganado.

Bah...en realidad -si vamos a ponernos en quisquillosos- "ganar" no es exactamente la palabra que debería usarse. "Obtener", en su ambigüedad, sería más propio. Quién me entregó este premio, al momento de adjudicármelo, no había visitado nunca mi blog. Eran más bien premios por encargo.

¿Cómo que entonces no cuenta? ¿cómo que entonces no cuenta? Este tema de los premios me parece que está muy sobrevaluado, así que ante todo vamos a poner los puntos sobre la íes: i i i.

Ahora podemos pasar al tema que nos convoca, ¿por qué tanto alboroto alrededor de los premios? Algunos dicen que es simplemente un reconocimiento formal de algo ya dado por el público, con lo cuál no agrega demasiado; para otros es una meta. La diferencia entre unos y otros es que los que sostienen lo primero son los que tienen premios mientras los que postulan lo segundo, no. Ahora ¿en qué categoría debería incluirme?

No se precipite en la respuesta. Seamos objetivos: un premio es "algún tipo de reconocimiento dado por otro por algo que uno hizo" (Benegas: 2008) Si se le agrega plata, mejor; si el premio es estéticamente lindo, quizás se sienta más contento; si existe un jurado que dictamine que el premio es merecido por quién sabe cuales méritos, uno puede andar más orondo; pero ninguna de estas cosas son tan esenciales como los ganadores del premio Nobel nos quieren hacer creer. Argentinos, a los hechos:

a) ¿Hay un premio?

Sí, el Yoni Award.

b) ¿Pero existe tal cosa?

Sí, acá está.

c) ¿Eso es?

Sí.

d) ¿Hay algún jurado que lo avale?

Yoni en persona (http://www.metacholadoble.blogspot.com/) ¿Qué? Un jurado también es una subjetividad. O varias, el número no hace la diferencia.

e) Pero ¿no dice que no había visto su blog? ¿qué mérito puede haber visto?

Quizás Yoni haya tenido una intuición sobre mi blog, quizás una horda de fanáticos golpeó la puerta de su casa y se colgó del timbre para exigir una reparación histórica hacia mi blog o quizás...¡Mire, mire! ¡allá! Un subhjkidfshdsh...

¡¿Qué?!

Bueno, espero que todo haya quedado claro.

Por todo lo anterior, quiero agradecer en primer lugar a Yoni, quién en una audaz maniobra publicitaria o una acción de desinteresada filantropía con bloggers caídos en...con bloggers que viven en la desgracia, me ha otorgado este galardón. También a APTRA, sin cuya negativa constante a no tomarme en cuenta para sus premios y a las palabras humillantes que me dedicaron sus integrantes lograron lacerar mi estima hasta que un premio no merecido me pareciera deseable. Gracias a mis padres, pues si no hubieran llamado a la cigueña a París yo no estaría aquí (aunque la gente de APTRA en sus ataques me dijeron que esto no sería tan así) y a todos los que leen este blog, porque un premio que no se le puede enrostrar a alguien es menos premio. Sé que este premio es el primero y -teniendo en cuenta el chiste de los puntos sobre las íes- calculo que será el único. Es por eso que lo quiero compartir con...no, mejor no lo comparto nada. El premio es mío. Si quiere uno consígaselo.

3 comentarios:

Yoni Bigud dijo...

Ya lo creo que ha sido una intuición. Usted es uno de los que mejor ha interpretado la filosofía (vaya casualidad) de este galardón.

El YONI es suyo y solo suyo. El mérito radica en haber buceado hasta las profundidades de la blogósfera, haber presentado su solicitud y haber emergido con el orgullo suficiente como para defender su accionar frente al que cuadre. ¿Qué otro mérito hay que tener? Por mucho menos que eso hay gente que se golpea el pecho, agradece hasta a sus relaciones más remotas y se vanagloria parada encima del atril.

Lo felicito.

Un saludo.

Ouchurus dijo...

¡¡Kairós!!¡¡Kairós!! congratulaciones por tan distinguida mención...que veo está firmada a mano por el mismísimo autor...toda una artesanía...
clap clap, clap clap

Pablo dijo...

Yoni: Gracias. Ha medida que leía la descipción de mis méritos me iba sintiéndo más y más importante. Con decirle que mi mujer me preguntó algo y la miré despectivamente. Estoy en tratativas para conseguirme un atril.

Ouchurus: usted lo ha dicho, una artesanía. Eso es lo que le da verdadero valor. El máximo sueño de un actor de Hollywood es recibir un Oscar de manos del mismísimo Oscar (un orfebre cubano que trabaja a destajo desde hace como 80 años -los cubanos son muy longevos-)

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.