miércoles, 29 de julio de 2009

Teorías conspirativas


Alguna vez (ésta en particular) cité a Chesterton diciendo que no hay nada más errado que la caracterización de la locura como la pérdida de la razón. La locura vendría, en cambio, de una racionalidad exacerbada que desprecia el prosaico sentido común. Estas mentes adictas al vértigo suelen avocarse a dos temas indudablemente atractivos:

a. El fin del mundo.

b. Las invasiones extraterrestres.

Y me parece bien. No vale la pena hacerse enormes problemas si no es por algo que merezca hacerse enormes problemas. ¡Por supuesto que valdría la pena hacerse enormes problemas! ¿Qué pensaría usted si un día vuelve cansado del trabajo y en su sillón hay un alienigena con sus pantuflas tomando un Gin tonic? Sí, sí, sacando de tu botella de la que queda poco. ¡Ahhhh! Ahí sí. Siempre la misma historia, hasta que no los toca directamente no reaccionan. Así estamos.... así estamos.

En fin, como siempre, considero que la respuesta última y definitiva a este tema no está en otro lugar que este blog. Lo cual es manifiestamente positivo para los dos. Para mí porque mi ego no se ve afectado por refutaciones y para usted porque se ahorra tener que buscar información fidedigna en otros lugares. Ganamos todos.

El fin del mundo

Cada cierto tiempo aparece algún iluminado que descubre algún código secreto que devela la inminencia del fin del mundo (la inminencia es un factor importante, porque si sale con que se pudre todo en el año 2315 no le interesa a nadie. ¿No le digo que si no los toca directamente no reaccionan?) Vamos a obviar cómo socavan la credibilidad del antedicho iluminado las sucesivas correcciones necesarias para justificar nuestra permanencia en la existencia después de la fecha inicial para ir a la cuestión de fondo: ¿por qué diantres alguien anunciaría una cosa así en un código secreto? Hay dos opciones: si el codificador quería que la gente se enterase ¿para qué lo codifica? Si, por el contrario, no quiere que nadie se entere ¿para qué lo codifica?

Vayamos al primer escenario: ponele que el tipo quiere que todos se enteren. Dejar el mensaje de tal manera que sólo John Nash pudiese entenderlo equivaldría a lo siguiente:

Madre: - Pepito ¡no me avisaste que ibas a salir!

Pepito: - Sí lo hice. Te dejé un Bon o bon arriba de la mesa.

Madre: - ¿y?

Pepito: - ¿Cómo "y"? El Bon o bon es de Arcor. "Arcor" viene de Arroyito, Córdoba. A Córdoba fuimos durante las vacaciones de invierno del 93 en el Renault 19 de papá. ¿Y donde dejaba papá el Renault 19? En el garage de Tito, que todos saben que era chef de profesión. Tito murió de un paro cardíaco. Con lo cual, si te hubieras desplomado en la cocina, hubieses visto que abajo del mueble había escrito "Salí. Vuelvo a eso de las 9".

Pero, por supuesto, siempre hay alguien que se opone a que el secreto sea descubierto porque afectaría sus intereses. Pongamos por caso el FBI, la Iglesia ortodoxa rusa o la Coca-Cola. Porque lo preocupante no es que se acabe el mundo, sino que la gente se entere y deje de comprar Coca-Cola.

O puede pasar que alguien descubre algo de lo que espera que nunca nadie se entere. ¿Se lo calla? ¡No! ¿destruye toda evidencia que permita llegar a ello? ¡No! Hace lo que cualquier animal racional haría: deja pistas complicadas que despierten la curiosidad y que lleven a su conocimiento. Como yo, que dejé una nota en la mesa de comedor de lo de los padres de un amiga diciendo que NO revisen mi cajón porque no hay nada (en realidad, hay una nota donde digo que el novio de su hija en realidad es p5t4. ji, ji, ji) Misterioso. Todo muy misterioso.

Las invasiones extraterrestres

Mucha gente deja ya de preguntarse por su existencia para preguntarse directamente qué nos quieren decir o qué tanto deben preocuparnos. ¿Qué nos quieren decir con lo dibujos en los campos de trigo o con las líneas de Nazca? Haremos lo propio y partiremos de la aceptación total de su existencia. Ante todo cabe preguntarse ¿por qué habría de ser un mensaje críptico? Quizás nos quieren decir -como alguna vez leí en un chiste- que odian el trigo. O quizás ni siquiera estuviesen tratando de decirnos algo. Quizás las líneas de Nazca son parte de una bienal artística temática "en la tierra" de la que Stonehenge y los Moais de Isla de Pascua son parte. O quizás fuese algo todavía más pedestre:

Nave madre de los Xyonguitas. Año 84:

Zorg: - ...y estoy pensando en hacerme un tatoo.

Blorg: - Mirá vos ¿qué te vas a hacer?

Zorg: - Algo tribal. Tipo un mono o un pajarito.

Blorg: - No me hago una idea ¿cómo sería?

Zorg: - ¿Cómo te explico? Mejor te lo dibujo en aquella llanura.

Pero no, nosotros insistimos en que seres de otros mundos con tecnología tan avanzada como para llegar hasta acá no entienden que un ser humano no mira las cosas desde 300 metros de alto. Además, nos preocupa que puedan tomar el control del mundo ya que, si bien habrían llegado en los 50's, al parecer vendrían demorando la conquista por cuestiones presupuestarias o de burocracia intergaláctica.

Escribo esto aún sabiendo las incomodidades que me deparará este texto. Se me acusará de ser un vocero de los alienigenas o se me endilgará la membresía a la oscura secta de pescadores de la laguna de Chascomús. Incluso habrá quienes crean encontrar en este texto un código secreto del que se deducirá el fin del mundo para la 8va fecha del Clausura 2021. Así que estén advertidos, si escuchan hablar de algo así como el "Código Benegas", desechenlo por falso. Zorg así lo hubiera querido.

jueves, 23 de julio de 2009

Lo bueno, si breve...


Las personas a las que le gusta dividir a la gente suelen hacer una distinción (en realidad hacen muchas, yo voy a tomar una) que aplican sobre todo a lo que tiene que ver con los avances tecnológicos. Existen -nos dicen- por un lado los espíritus emprendedores, los pioneros, los adelantados, aquellas gentes que abren brecha e incursionan en terreno inexplorados plantando banderas donde nadie lo había hecho antes. Por otro lado, encontramos a los seguidores; hombres que simplemente detectan que se ha llegado a un lugar nuevo y siguen la huella dejada.

Yo creo que esta división me ha dejado afuera. Yo creo que vienen los adelantados, luego los seguidores y después (unos 15 minutos más tarde) aparezco yo. Lo que me queda, entonces, es denigrar a los que estaban esperando diciendo que no había para qué apurarse y que el camino era una maravilla y no lo aprovecharon. Sí, sí, sigue siendo todo en sentido figurado.

Alguna vez conté mi experiencia con el álbum de Batman durante el Mundial del 90. También conté allí de mi experiencia análoga con las aplicaciones para comunicarse a través de internet: llegué al ICQ cuando todos se habían pasado a messenger, me decidí a abrir una cuenta de hotmail cuando todos estaban chateando en Facebook. Una vez que logré llegar a Facebook -jadeando y con la lengua afuera- pensé en que debía aventurarme en lo nuevo, debía ir a la Web 3.0 y esperar a todos sentado: abriría un blog. No tardé mucho en darme cuenta de que existían hace muchos años y no en una instalación ultrasecreta del gobierno norteamericano. Si alguna vez me había preocupado mi actualización tecnológica, cuando llegué a ese punto dejó de hacerlo. Quedaría un poco atrás en la conversaciones entre algunos amigos ¿y qué? Puedo jugar al "veo, veo" contra mí mismo hasta que serenen su lujuria tecnológica. Es por eso que cuando oí hablar de Twitter me sentí reivindicado. Era la oportunidad para denigrar a los avanzados diciéndoles que no había para qué apurarse, que el camino era una maravilla y no lo aprovecharon.

El diario de hoy me hizo un guiño cómplice: al parecer dos estudiantes de la Universidad de Chicago planean publicar las grandes obras de la literatura universal en formato Twitter en el marco de algo que han dado en llamar "Twitteratura" (¡oia!) Los libros sólo tienen 20 frases. Lo que me alegra es que para hacer esto estos dos muchachos tendrán que leer dichas obras; sin embargo me preocupa sinceramente que étas obras puedan perder un poco de sutileza en el camino. Por ejemplo "Niño descubre que puede hacer magia y vive tratando de que no lo maten" aplicaría tanto para Harry Potter como para la biografía sobre la niñez de Carlitos Tevez en Fuerte Apache.

A continuación, cómo me imagino grandes obras de la literatura en formato Twitter:

La Divina Comedia:

- Hola, soy Virgilio.

- Hola, soy D...

- Eso que ves ahí es un circulo del infierno donde hay gente mala que le pasan cosas malas. Eso de más allá es un segundo circulo donde hay gente mala que le pasan cosas malas. Un poco más allá... bueno, se entiende la idea. Hasta luego.

- ¿Y el Purgatorio? ¿y el cielo? ¿y Beatriz?

- Quedará para otro libro. Circule que se nos acaban las frases.

La apología de Sócrates:

- Se acusa a Sócrates de...

- ¡CONDENADO A MUERTE!

- Estoy en desacuerdo, pero que se la va a hacé.

Toma cicuta y muere.

FIN

Crimen y Castigo:

1 estudiante ruso c/ poca plata mata una vieja para robarle. Se siente mal por eso. Termina en Siberia.

FIN

Esperando a Godot:

- Che, este Godot no viene más.

FIN

La Guerra y la Paz:

- ¡Los vamos a matar, perejiles!

- ¡Vengan si son machos!

- Che, no se pongan así.

- Tienen razón. Vamos a tomar algo.

FIN

Kairós

- Que lo disfruten con salú.

FIN


lunes, 20 de julio de 2009

La poesía nos está matando


Living de Marita. 16:34 hs.

Teté: - ¡Marita, no puedo creer que te estés separando!

Marita: - Yo tampoco, Teté. Yo tampoco. Pero la verdad es que ya no da para más, los últimos meses han sido una tortura.

Teté: - ¿Tanto así?

Marita: - Si te contase, Teté, si te contase...

Teté: - ...

Marita: - Todavía recuerdo esa noche. Yo volvía tarde y cansada. Pensé que iba a dormir toda la noche, pero después de lo que encontré no pude pegar un ojo en toda la noche.

Teté: - ¿Qué pasó?

Marita: - Lo encontré en la cama con otra.

Teté: - ¡Nooo! ¡no lo puedo creer!

Marita: - Como oís. El boludo había pasado a Laurita a nuestra cama. Ya tiene más de 2 años y yo le dije que pesadillas o no pesadillas la que termina durmiendo al borde de la cama soy yo.

Teté: - Ahhh.

Marita: - Pero lo peor no es lo evidente, sino las mentiras, los secretos. Como esa vez que lo encontré escondido con un churro.

Teté: - ¿Marihuana?

Marita: - No. Relleno de dulce de leche y bañado en chocolate. El Doctor Ambrossi ya le había dicho que afloje con los dulces, pero el tipo no se cuida. Yo soy la mujer, no la madre.

Teté: - Bueno, no es tan terrible.

Marita: - Vos porque lo mirás con indulgencia. Yo ya no puedo mirarlo así. No después de lo que me hizo.

Teté: - ¿Qué?

Marita: - Se ve que no se atrevía a decirlo de frente porque dio una y mil vueltas, pero yo -que lo conozco como si lo hubiera parido- le dije: "Ricardo ¿qué pasa?". Y ahí me lo dijo. Me explicó que tenía que hacer lo que le indicaba su corazón y... y se fue con Héctor, el mecánico.

Teté: - ¡Me jodés! Nunca lo hubiese pensado de él.

Marita: - Sí. Se fueron los dos a la cancha de Platense. ¿Qué es eso de que "El Calamar es un sentimiento"? Sentimientos son los míos ¡era el cumpleaños de mamá!

Teté: - Vos tenés que volver a mirar al tipo del que te enamoraste. Tratá de recordar esos primeros momentos. Reviví la magia de la conquista...

Marita: - Era un caballero. Eso no lo voy a negar. Siempre me vienen a la cabeza sus primeras palabras: "Tenés las gomas desparejas".

Teté: - ¿Esas fueron sus primeras palabras?

Marita: - Yo sentía que el auto se me iba un poco para la izquierda. Ese día aprendí que las ruedas de adelante llevan 26 y las de atrás 28.

Teté: - Veo, veo...

Marita; - Cuando eramos novios era otra cosa. Igualmente me parece que fuimos muy rápido. Me acuerdo del escándalo que me hizo mamá cuando le dije que me había llenado la cocina de humo.

Teté: - No sabía que se habían casado de ap...

Marita: - "Nunca dejes cocinar a un hombre hasta después del año de novios. Es mucha presión" me decía mamá. Y probablemente tuviese razón. Estuve como una semana con el estractor prendido.

Teté: - Marita, tenés que ser más clara.

Marita: - Yo soy clarísima. ¡Él es el que no es claro! Nunca una palabra amorosa, nunca un piropo. En cambio, se llena la boca para hablar de los amigos, que son "una miríada de sicofantes", que son "unos egregios onanistas", que "no ha visto nunca oligofrénicos tan mórbidos..." ¡yo quiero ser una miríada! ¿Que me dice a mí en cambio?: "mi gordita".

Teté: - Bueno, pero es cariñoso...

Marita: - ¿Qué es exactamente lo cariñoso? ¿el pronombre posesivo cosificante, la exaltación de mi obesidad o el rebajamiento del diminutivo?

Teté: - El siempre te ha tratado muy cariñosamente. Aunque no puedo dejar de preguntarte ¿como era en materia sexual?

Marita: - Reprobaba.

Teté: - ¡Noooo!

Marita: - Sí. Te digo que Biología de 3er año la tuvo previa por eso. El tipo sabrá mucho de leyes pero no podía diferenciar una trompa de falopio del intestino delgado. Decí que en la práctica era un buen amante. Además, todos piensan que es cariñoso pero en el fondo es un violento.

Teté: - ¿Ricardo? Si no es capaz de matar una mosca.

Marita: - Eso hace pensar. Pero yo lo he visto matar sin que le tiemble el pulso, hasta con cierto placer. No se lo puede ver igual cuando uno ha visto la sangre esparcida por la pared...

Teté: - Pero ¡esto es terrible!

Marita: - Lo terrible es el olor a Raid que queda en el cuarto. Yo le digo: "prefiero el zumbido de mil moscas al olor de esa porquería. Y dejá de saltar con el diario porque a esta altura ya tenemos que pintar de nuevo la pared". Un cementerio de mosquitos era.

Teté: - Ustedes tienen que sentarse a charlar, Marita. Todo es solucionable.

Marita: - Lo hicimos. Yo le hice todos estos planteos y lo único que atinó a decirme fue: "Marita, la poesía nos está matando". Yo, por si acaso, ya saqué hora con el Doctor Ambrossi.

miércoles, 15 de julio de 2009

Disney´s people choice awards


Más de una vez hemos incursionado en el terreno de la televisión infantil. Y la recurrencia se debe, principalmente, al sello que creemos que deja esa etapa en la vida de una persona. No, no a mi propia infantilidad, al sello, eso. A eso se deben las referencias a lo que me tocó ver y es por eso que me preocupa tanto lo que ven los niños actualmente. ¿Quién puede estar tranquilo pensando que en su vejez será gobernado por alguien que vio al dinosaurio Barney o a los Teletubbies? Tales personas tendrían nociones de la cooperación internacional del tipo "trabajar en equipo es lo mejor" o simplemente le dirían al Primer Ministro de Japón que lo quieren. El Primer Ministro de Japón, por su lado, sonreiría mientras da un salto vestido con minifalda y dos colitas en el pelo. Pero no estoy aquí para hablar de los dibujitos animados japoneses. Ni de política internacional. Estoy aquí para dar una nueva oportunidad a los adultos que circulan por este espacio de ver con nuevos ojos su niñez (y otro momentos de la vida. Bien que estabas bastante huevón para ir a ver esa película. No, no, lo del sobrino no se lo cree nadie)


Ahora, aunque la televisión actual no lo entienda, no todo tiene que ser en clave de denuncia. Es por eso que para solaz de los lectores hoy los invito a los Disney´s people choice awards en los que votarán por los ganadores de distintas categorías que no han tenido su lugar en las premiaciones standard. El universo se reduce a los clásicos de Disney. Más precisamente, a los que yo considere clásicos. O sea, a las películas que se me cante.


Primer categoría: Mejor escena traumatizante que estropea la niñez.


Es sabido que Walt Disney tiene un corazón tan frío como la heladera que lo contiene. A través de los años nos ha regalado con escenas de las que es dificil recuperarse. Los nominados a la escena más perturbadora son:


a) Bambi con "La muerte de la madre de Bambi": un clásico de los trastornos psíquicos infantiles. Violencia y desamparo en una estupenda escena para disfrutar con todo el gabinete psicológico del colegio.



b) Dumbo con "El encarcelamiento de la madre de Dumbo": la madre, encarcelada, saca la trompa para amacar al pequeño y lloroso Dumbo. Si algo nos enseña esta escena es que tener defectos físicos no es tan malo ¡podrías perder a la única persona que los tolera!


c) El Rey León con "La muerte de Mufasa": a la muerte de un padre se agrega el hermoso sentimiento de culpabilidad. Ese "fue tu culpa" nos recuerda que Edipo por lo menos no tuvo un tío hijo de puta.


d) Alicia en el País de las Maravillas: sería injusto seleccionar una escena teniendo en cuenta el desasosiego que provoca toda la película. La sensación de estar donde no correponde nos invade hasta el día de hoy. Para recordar y angustiarse en cada "no cumpleaños".


e) ¿Quién engañó a Roger Rabbit? con "zapato en ácido": un simpático zapato es brutalmente derretido por un juez. Injusticia y abuso de poder en un combo único.


Segunda categoría: Mejor personaje secundario.



Todos sabemos que el héroe de la película está bien, pero que siempre el que se lleva las palmas es algún personaje secundario que se golpea todo el tiempo y, si bien es el personaje divertido, termina dando el consejo sabio con respecto al amor o a ser quién uno es. Los nominados son:


a) De Mulán, Mushu, el Dragón: el antiheroe por excelencia. Con el grillo como contraparte llega a escenas muy logradas.

b) De Aladino, Genio: personalmente, creo que es el mejor personaje de Disney. Destaca su imitación de Rodney Dangerfield.


c) De la Sirenita, Sebastián: este cangrejo de acento caribeño es un hito, una gloria viviente para aquellos que teníamos que justificar que veíamos una película que parecía más femenina. Bajo el mar, bajo el mar...

d) De Blancanieves, los 7 enanitos: remontando las pesadas denuncias sexuales que se les imputan, estos enanos encarnan la diversidad que un sólo personaje no puede cargar sin caer en la esquizofrenia.



e) De La Bella y la Bestia, Lumiere: junto con Ding Dong forman un tandem de capocómicos que se roban la película.


Tercer categoría: Peor película de Disney.

De vez en cuando Disney nos permite constatar que a veces más es menos y nos comemos un bodrio que no debería calificar como "clásico" y que debería ser remitido directamente a la televisión sin contaminar el cine. Sobre todo ahora que las entradas están por las nubes. Veamos algunos casos:


a) Pocahontas: me abuuuuurroooo. Si las vueltas étnicas que dan los temas necesitaban llegar a los indios de América, se hubiesen quedado con "Las locuras del Emperador".

b) Atlantis, el Imperio perdido: Ojalá hubiese seguido perdido. Sólo vi partes sueltas, pero la verdad es que no me llama para nada. A esta película más vale perderla que encontrarla, ja, ja, j...¿qué? ¿ya hice un comentario haciendo referencia a lo de "perdido"?

c) Lilo & Stitch: aunque con otra dinámica y partes cómicas, era un dibujo que debió pasar directamente a serie.


Cuarta categoría: Malo más malo.


Si bien un malo claramente identificable es constitutivo de una película de Disney, este maniqueísmo no impide que varios malos sean queribles o divertidos como el Capitán Garfio, Hades de Hércules o Yzma de las Locuras del Emperador. Hay, sin embargo, algunos malos que son jodidamente malos. A ellos este reconocimiento.

a) De Mulán, Shan Yu: de proporciones bestiales y mirada torva, este conductor de los hunos es una mezcla de oso y aguila. O sea, te mira mal y te hacés encima.


b) De Cenicienta, la Madrastra: una perra. No incluyo a la madrastra de Blancanieves porque las mujeres con los temas estéticos suelen ser muy quisquillosas y quizás no vean tan mal que trate de envenenar a la chica por ser más linda. Por ahí es una práctica habitual, no lo sé.


c) De 101 Dálmatas, Cruella de Vil: "...if she doesn´t scare you, then nothing with will..." Psicológicamente inestable, probablemente no done plata a Greenpeace.



d) De La Bella Durmiente, Maléfica: mirá, la verdad es que con ese nombre muchas chances no le dieron. ¿Donde iba a trabajar, en Mc Donalds?


e) De Bernardo y Bianca, Madame Medusa: mezcla de avaricia con un sano toque de explotadora infantil. Al parecer, actualmente tendría ofertas para hacerse cargo de Nike en Tailandia.


Quinta categoría: Personaje femenino que se destaca por... bah, que está más buena.

Si bien uno manteniendo la prudente distancia con el mundo animado, uno no puede dejar de notar que algunos personajes están más femeninamente logrados que otros. Queremos otorgar este galardón al personaje femenino que se destaca por estar más femeninamente logrado. Y esto deja de lado la bizantina discusión de si estar más buena es que sea "linda" o sea "bomba".


a) De La Bella y la Bestia, Bella: otro nombre jugado. ¿Mirá si después pega la nariz de Bilardo o los ojos de Steve Buscemi? Acá salió bien. Yo lo atribuyo a que ya sabían cómo la iban a dibujar. La cosa es que la mina no es superficial. Eso o le gustan los tipos peludos.


b) De Aladino, Jazmín: una belleza exótica. Suma por personalidad.


c) De ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, Jessica Rabbit: trataré de no ser chabacano. Está nominada en esta categoría. Eso nomás.


Desde ya, están invitados a proponer sus propios candidatos e incluso categorías.

Lo que saco en limpio de todo esto es que uno puede encontrar imagenes de contenido sexual aunque esté buscando dibujitos animados de Disney. Esto pasa porque el que regula los contenidos veía los Teletubbies.

martes, 7 de julio de 2009

El hombre más literal del mundo


Consultorio del famoso psiquiatra, psicoanalista y filatelista, el Doctor Heriberto Fraud. 11:30 hs.

Doctor Fraud: - Buenas tardes.

Gutierrez: - Buenas tardes.

Fraud: - Cuénteme, Señor Gutierrez ¿qué lo trae por acá?

Gutierrez: - el 39. Bah, no me trae acá acá, pero me deja a dos cuadras.

Fraud: - ahá. Reformulo ¿por qué está acá?

Gutierrez: - porque mi mujer me dijo que si no venía me iba a dejar.

Fraud: - Entiendo, entiendo ¿cuál es el problema?

Gutierrez: - ¿No lo dije? Que mi mujer me dijo...

Fraud: - Bueno, bueno... Para empezar le haré algunas preguntas y usted responderá lo que le viene a la cabeza. ¿Cómo se considera a sí mismo?

Gutierrez: - "Lo que le viene a la cabeza"

Fraud: - ¿Qué?

Gutierrez: - Es lo que usted me dijo que dijera ¿es un juego? ¿gané?

Fraud: - No, no. Responda a la pregunta que le hago. A ver ¿qué cosa no se ve haciendo?

Gutierrez: - Estornudando. Porque siempre cierro los ojos cuando estornudo, así que no puedo.

Fraud: - No, no...

Gutierrez: - Es lo que le estoy diciendo, no puedo. Y durmiendo tampoco me vi, pero con la cara que tengo a la mañana me imagino.

Fraud: - Yo me refiero qué es lo que no se ve haciendo en el futuro.

Gutierrez: - La verdad, Doctor, es que no pude verme ni en el pasado ni en el presente, así que no creo que pueda en el futuro.

Fraud (resignado): - Vea...

Gutierrez: - ¿Donde?

Fraud: - No, escuche lo que voy a decir.

Gutierrez: - Pero mire yo puedo hacer las dos cosas ¿eh? Esa capacidad me ha sido tremendamente útil cuando veo una película, por ejemplo.

Fraud: - Creo saber por qué usted está aquí.

Gutierrez: - Y se lo dije dos veces, porque si no mi muj...

Fraud: - Ya sé, ya sé. Digo que sé por qué su mujer quería que viniese a verme. Su problema es que usted es demasiado literal.

Gutierrez: - ¿Le parece? Esto es porque le dije que no entendía la poesía ni las letras de Silvio Rodriguez.

Fraud: - vamos a hacer un sencillo ejercicio. Usted debe completar las frases que yo voy a decir. ¿Listo?

Gutierrez: - Listo.

Fraud: - No puedo...

Gutierrez: - Dele, doctor. Yo le sigo el juego.

Fraud: - Pero ¡usted tiene que completar!

Gutierrez: - ¡¿ Y yo qué sé lo que usted no puede?! Me figuro que mirarse mientras estornuda.

Fraud: - Si fuera...

Gutierrez: - ...o fuese.

Fraud: - ...entonces...

Gutierrez: - ...¿estaría en modo subjuntivo? No sé.

Fraud: - Esto no camina. ¿Es la primera vez que esto le trae problemas?

Gutierrez: - la verdad que no, Doctor. Para nada. ¿Sabe la cantidad de veces que me arrojé heróicamente sobre ancianas que gritan "pero esto es un robo" en el supermercado? Todavía estoy pagando la cadera de una de ellas. La gente debería ser más clara cuando está disconforme con los precios. Y ni hablar de la ex-novia, que me mandó a la mierda y yo interpreté que se trataba de una prueba de amor. ¡Ayúdeme, Doctor!

Fraud: - Vamos a probar con un sencillo ejercicio de reconocimiento de literalidad. Yo le digo una oración y usted me dice si tiene sentido literal o no.

Gutierrez: - buenísimo.

Fraud: - "El gato está sobre la mesa".

Gutierrez: ¡LITERAL!

Fraud: - "A esa mujer le chifla el moño".

Gutierrez: - a ver...mmm...las mujeres no usan moño: ¡no literal!.

Fraud: - ¡Bien! A ver esta: "eventualmente asumiré la banca".

Gutierrez: - Lit..., no...no lit... tampoco.

Fraud: - Deje, justo es un mal ejemplo. ¿Y esta?: "Ahora bien, por cuanto en estas ha de haber razón, es preciso que en ellas algo sea conocido a priori, y su conocimiento puede referirse al objeto de dos maneras: o bien para determinar simplemente el objeto y su concepto (que tiene que ser dado por otra parte) o también para hacerlo real. El primero es conocimiento teórico, el segundo conocimiento práctico de la razón. La parte pura de ambos, contenga mucho o contenga poco, es decir, la parte en donde la razón determina su objeto completamente a priori, tiene que ser primero expuesta sola, sin mezclarle lo que procede de otras fuentes; pues administra mal quien gasta ciegamente los ingresos, sin poder distinguir luego, en los apuros, qué parte de los ingresos puede soportar el gasto y qué otra parte hay que librar de él".

Gutierrez: - ...

Fraud: - ¡No afloje, Gutierrez, no afloje!

Gutierrez: - ¡No literal!

Fraud: - ¿Cómo que no literal?

Gutierrez: - Pero, ¿qué estoy aflojando entonces?

Fraud: ¡Ah! Usted se refería a... Deje, deje. Viene bastante bien.

Gutierrez: - ¡Literal!

Fraud: -Veo que se ha entusiasmado.

Gutierrez: - Tiene razón. Y ya va siendo hora de que empiece a laburar ¿donde está la pérdida?

Fraud: - Yo calculo que debe haber sido en la infancia, pero eso lo deberíamos charlar en ulteriores...

Gutierrez: - No, no, la pérdida de agua. Yo soy el Plomero. Le pido que me deje empezar a trabajar porque si no vuelvo con unos mangos la Petisa ya me avisó que me iba a dejar.

Fraud (confundido): - Ah...esteee....por ahí, por ahí.

Gutierrez: - Bueno. Gracias por la charla, Doctor. Me divertí mucho.

Fraud: -¿Eh? ¡ah! sí, sí. Hasta luego.

(el plomero se pone a trabajar con las tuberías en el baño. El Doctor queda solo en la sala)

Fraud: - Que lo parió.


viernes, 3 de julio de 2009

Como chanchos


Este blog, siempre atento a los temas de actualidad, y con el fin de no quedarse fuera del grupo de personas que viene taladrando con el tema, hace eco de la demanda social de un post dedicado a la fiebre A N1H1 ("la porcina" para los amigos) Todos están hablando sobre la gripe y no quisimos ser menos. Por otro lado ¿quién querría ser menos? No, no creo que tener menos panza cuente como ser menos. Pero le averiguo.

Creemos que entre los lectores pueden encontrarse dos tipos de personas: los que están hartos de escuchar de hablar del tema (hay que reconocer que desde el Mundial que no encontrabamos un tema tan omnipresente) y los que todavía se están enterando de cómo viene la cosa y buscan información. Para ser salomónico, creo que este post les vendrá igualmente mal a los dos. Trataremos aquí algunas repercusiones de la gripe que escapan a las bizantinas discusiones de si el barbijo protege o ayuda al virus, de por qué las embarazadas tiene licencia pero sus maridos no o de si haber tenido asma a los 10 años cuenta para faltar al laburo. Enumeraremos, en cambio, algunas situaciones que parecen escapar a los medios tradicionales. Desde ya, considero que es más importante lo que yo tenga para decir que lo que se puede leer en los diarios. Y lo sostengo porque detrás de los medios hay grupos que persiguen beneficios económicos, mientras que yo -si bien los persigo- no los logro alcanzar. Vamos a las repercusiones prometidas:

1) La principal y más palpable es la desconfianza de base en todo ser vivo que se ha generado: todos son posibles contagiadores. Esto cambia la percepción y la dinámica de las relaciones sociales. Cualquiera que tose es mirado como si le hubiese pegado un tiro en la pierna a alguien. Los adolescentes lujuriosos que frecuentan los boliches no saben cómo actuar, ya que su libido y su instinto de supervivencia han entrado en colisión (igual, en la confrontación, yo le pongo unas fichas a la libido)

2) El índice de natalidad alcanzará su punto más bajo entre marzo y junio del 2010.

3) El Ministerio de Salud se ha expedido en un tema importante: "Si por la calle ve venir a alguien que no ve hace mucho y con quién le da fiaca hablar, recomendamos hacerse el boludo. Si la persona se ofende, el Estado se hace cargo".

4) Los que se enferman de otra cosa son considerados llorones o simplemente desubicados:

- ¡¿Justo ahora te venís a agarrar una sinusitis?!
- Peddón.

5) El país se divide en alarmistas y realistas o entre realistas e inconscientes (todo depende de si usted es un alarmista o un inconsciente)

6) Juan Carlos Barbijo se ha hecho obscenamente rico. Actualmente está pensando si comprarse un 3 ambientes en Palermo o Luxemburgo.

7) La Asociación Civil de Hipocondríacos Unidos (A.C.H.Us.) ha decretado peste gratis para todos sus miembros.

8) En una frase que está siendo evaluada por politólogos y zoólogos, el Gobierno habría dicho que el problema se originó porque "los cerdos son gorilas".

9) El Partido Comunista, por otra parte, culpa de todo a los "cerdos burgueses".

10) Organizaciones de mosquitos, con ayuda de la Red Solidaria, han sacado una campaña que dice "No se olviden del Dengue".

11) La historia de una persona que viaja en subte sería tomada y adaptada para el guión de "Rambo V: ¡mueran, cerdos!".

12) Los dueños de Vienísimas aprovecharon la volada para proponer comer salchichas como represalia. Alguno ha contestado que los perros no nos hicieron nada.

13) Al grito de "la culpa no es del chancho sino del que le da de comer" se han registrado varios linchamientos en campos y granjas del interior del país.

14) Me frustraron la ida al cine a ver la última película de Sandra Bullock.

15) El dueño del cine estaría pensando en pedirle plata prestada a Juan Carlos Barbijo.

Gracias a Dios, tantos años de películas hollywoodenses de cine catástrofe nos han preparado para actuar frente a una Pandemia si queremos estar entre los últimos sobrevivientes después de una devastación mundial: hay que quedarse cerca de la chica linda.

Excepto por algunos casos excepcionales en la saga Martes 13, la chica linda siempre se salva. Y las autoridades competentes nos han confirmado que el problema se trata de un virus y no de un asesino venido de ultratumba, así que recomendamos el accionar propuesto. Es evidente que la chica linda no puede quedar sola, así que necesitará forzosamente un galán. Para ser ese galán el único requisito que hemos podido relevar es que no se deben tener anteojos. Así que si usted usa anteojos, tírelos. Si algo nos han enseñado estas películas es que es más probable sobrevivir a un ataque de monos asesinos chocándose contra las paredes a que un galán use anteojos.

Algunas personas ya han entendido esto. De hecho varias mujeres usan barbijo no para el virus, como se puede pensar, sino para tapar que son feas y ver si se salvan. Y me pareció ver que varios hombres caminaban cuidándose de no chocar contra las paredes (práctica que proponemos también para los que ven bien) Digo que "me pareció ver" porque desde que me quité los anteojos la verdad es que no veo mucho.

Que lo disfruten desde una distancia prudente.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.