lunes, 20 de junio de 2011

El fin del principio o el principio del fin


Desde el momento en que abrí la puerta del departamento, todo era más que sospechoso: la televisión prendida, la heladera vacía, el olor a milanesa quemada, tiras de papel higiénico adornando el living, pequeños focos de fuego distribuidos por aquí y por allá...

De repente, mi hija más grande pasó corriendo semidesnuda mientras gritaba "Vive la resistence" (lo que me provocó un innegable orgullo, ya que una chiquita de 4 años hablando en francés es algo que no se ve en todas partes. En Francia, ponele, y en algún que otro lugar). En eso, veo a mi hija menor venir caminando con los pómulos pintados. Me agacho, la tomo de los brazos y le pregunto: "¿Qué está pasando? ¿donde está mamá?". "¿Mamá? -me dice sonriendo- ...computora".

"¿En la computadora? ¿hace cuanto? ¿qué está haciendo? No me digan que empezó la nueva temporada de Glee". En eso siento una mano en mi hombro. "No, Papá. Mamá... -tomó aire para soltarlo resignadamente- ...mamá tiene un blog".

Flashback. Estamos de novios. Me muestra algunas cosas que había escrito. Le digo que me gustan mucho. Pasa el tiempo. Nos escribimos un par de cartas. Le repito que me gusta como escribe. Ahora estamos en la sección comentarios de un post de Carugo. Un par de personas le dicen que les gusta como escribe.

Tiempo presente. Un nuevo foco incendiario demasiado cercano me quita de mi sopor. ¿Será verdad? Ella efectivamente está en la computadora. Me acerco con temor.

- ¿Querida? ¿estás bien?
- Sí, ¿por?
- Es que la heladera...
- ¿Qué le pasó? Espero que nada porque justo vos trajiste todas las compras del mes. Porque te acordaste de hacer las compras ¿no? Mirá que la heladera estaba vacía...
- ¿Eh? Esteee....sí, sí. Eso, se rompió. Pero el problema es que no sólo eso, sino que además las chicas están descontroladas, la casa es un desorden y...
- ¿Y?
- ...y tengo hambre -agregué haciendo puchero.
- Quiero que sepas que tus problemas... -sonrió enigmáticamente- ...bueno, ahora están en mi cabeza.



lunes, 13 de junio de 2011

Fantasía




Sabía que al traspasar esa puerta, ya no serían más compañeros de oficina. Aunque no quisiera admitirlo, estaría exponiendo una parte de sí a la que un compañero de oficina claramente no accede. La miró por última vez antes de cruzar la puerta -ese hito visible de una frontera invisible- y le dijo: 'Vamos'.


Ella miraba para abajo, se la notaba tímida. Y él la entendía, por supuesto, él mismo abrigaba sus dudas. Pensaba en la cara de su mujer si se enteraba de lo que iba a hacer, pensaba en sus hijos. Pero necesitaba este momento, y no podía mostrarse titubeante.


'Un turno, por favor'. Al decir esas palabras, la inminencia se le vino encima; él trató de escapar racionalizando todo el asunto. 'En el fondo también es por ellos. Si estoy más contento voy a tratarlos mejor, a ser más paciente...'. Pero la excitación y la ansiedad que sentía lo delataban. No era por ellos, era por él. Además, estaba arrastrando a otra persona en su caída. Lo cierto es que, si uno va a ser egoísta, lo mejor es no pensar demasiado. Si uno quiere satisfacer deseos físicos, no hay que darle demasiado espacio a la razón.


Y así entraron a la habitación. Todo estaba en un estado de semi penumbra que expresaba bien sus deseos, que desnudaba sus planes, que reflejaba su estado interior. Enceguecido, presa de una pasión que nublaba cualquier escarceo de prudencia, se metió rápidamente entre las sábanas y -con una sonrisa en la cara- pregustó el placer por venir. Entonces la miró. Ella sabía que estaba allí para cumplir una función, pero se sorprendió por la impulsividad de los movimientos. Tomó coraje y le preguntó lo que quería preguntarle desde el momento de aquella sorpresiva proposición: 'Vos sabés que hay aparatos que podrían hacer esto ¿no?'. 'No es lo mismo' respondió él '...y, en mi estado actual, no puedo confiar en una máquina'. Dicho esto le clavó una mirada entre suplicante y admonitoria, como mostrando que no podía echarse atrás. Ella sostuvo esa mirada un rato hasta que, finalmente, asintió brevemente con la cabeza. Entonces él, no pudiendo contener su sonrisa, le dijo:



"¿Me despertás en una hora?"



Y, dándose media vuelta, se dispuso a dormir.



viernes, 3 de junio de 2011

Dandole al blanco periódicamente


Decía Chesterton que le parecía raro que la gente leyese el diario para informarse de la realidad cuando el diario justamente está hecho de excepciones, de cosas extraordinarias. Pues bien, tiendo a diferir con Chesterton. Merced de la incorporación de repeticiones constantes, hemos llegado a que las noticias sean básicamente las mismas. Lo bueno de esta iteración vital es que presenta una oportunidad económica: ahorrarse la plata del diario.

Desde este espacio le ofrezco un diario standard. El mismo contienen noticias que son actuales todos los días; noticias de último minuto que sirven para todos los minutos; un diario que es, a la vez, anuario, centenario y milenario. A tal punto que pensé en llamarlo "El diario ario", pero la gente de marketing me lo desaconsejó fuertemente. Excepto Goldberg, que me aconsejó que le lleve mi idea a mi madre, o algo así. La gente de marketing también me puso reparos porque la entrega del Atlas en fascículos nunca pasaría del fascículo 1. Les contesté que nunca nadie pasa del fascículo 1; que para el caso mandemos un planisferio y ya está. Seguidamente me objetaron que se contrata gente de marketing para vender más, y que yo estoy tratando de que la gente compre menos. Después empezaron a insultarme, para terminar yéndose mientras pateaban los tachos y escupían las cortinas. Me pregunto de dónde conoce tanto a mi mamá Goldberg .

A lo nuestro. Para que entienda a qué me refiero, le dejo algunos títulos a modo de muestra, para que se haga una idea de lo que sería el diario.

DEPORTIVA:


Está en duda para el próximo partido.


Riquelme entrenó en forma diferenciada


Una noticia con la que puede tirar fácilmente durante los próximos 2 o 3 años. En una de esas le renuevan y tiene para tirar todavía un rato más.


El técnico asegura que esta vez será diferente al año pasado


"Racing está para dejar de sufrir y pelear cosas importantes"


Algunos dicen que la historia es cíclica. ¿Eh? No, no lo digo por nada en particular. Se me ocurrió recién.


(Pero clavado que Nietzsche era hincha de Racing).


POLÍTICA:

"Aunque ahora se haga, yo me acuerdo que (apellido de político 1) estuvo con (apellido de político 2)"


(Apellido de político 3) dijo que (apellido de político 1) era un ladrón.


Lo bueno es que los apellidos son totalmente intercambiables.


ESPECTÁCULOS:

Ídem política.

Eso sí, en lugar de "ladrón" va "gato". Y en donde dice "estuvo con...", puede mantener el apellido de político 2. Y de 1. Y de 3. Y de 4, que bien que lo conocemos.


INTERNACIONAL:


Estados Unidos


Una secta afirma que se acaba el mundo


"Será este año" afirman cruzando los dedos.


Un clásico del que ya se han ocupado los clásicos (recientemente aquí y aquí) aunque sin ánimo de lucro. Peor para ellos.


Presidente de (nombre de país al azar) dijo

"Las relaciones con (inserte su país aquí) son estratégicas para nosotros"


Por supuesto, por supuesto. Y los músicos que vienen únicamente se ponen la remera de nuestra selección. Y Papá Nöel existe. Y únicamente se pone la remera de nuestra selección, porque para el Polo Norte las relaciones con nuestro país son estratégicas.


"La vida siempre te da revancha" es la paradójica respuesta de su líder.

Decepción en secta por incumplimiento de profecía sobre el fin del mundo

Ambas noticias pueden ir juntas, sólo que el mismo día trate de no referirse a la misma secta.



INTERÉS GENERAL:


Mundialmente conocido blogger afirma

"Que lo disfruten con salú"

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.