lunes, 20 de junio de 2011

El fin del principio o el principio del fin


Desde el momento en que abrí la puerta del departamento, todo era más que sospechoso: la televisión prendida, la heladera vacía, el olor a milanesa quemada, tiras de papel higiénico adornando el living, pequeños focos de fuego distribuidos por aquí y por allá...

De repente, mi hija más grande pasó corriendo semidesnuda mientras gritaba "Vive la resistence" (lo que me provocó un innegable orgullo, ya que una chiquita de 4 años hablando en francés es algo que no se ve en todas partes. En Francia, ponele, y en algún que otro lugar). En eso, veo a mi hija menor venir caminando con los pómulos pintados. Me agacho, la tomo de los brazos y le pregunto: "¿Qué está pasando? ¿donde está mamá?". "¿Mamá? -me dice sonriendo- ...computora".

"¿En la computadora? ¿hace cuanto? ¿qué está haciendo? No me digan que empezó la nueva temporada de Glee". En eso siento una mano en mi hombro. "No, Papá. Mamá... -tomó aire para soltarlo resignadamente- ...mamá tiene un blog".

Flashback. Estamos de novios. Me muestra algunas cosas que había escrito. Le digo que me gustan mucho. Pasa el tiempo. Nos escribimos un par de cartas. Le repito que me gusta como escribe. Ahora estamos en la sección comentarios de un post de Carugo. Un par de personas le dicen que les gusta como escribe.

Tiempo presente. Un nuevo foco incendiario demasiado cercano me quita de mi sopor. ¿Será verdad? Ella efectivamente está en la computadora. Me acerco con temor.

- ¿Querida? ¿estás bien?
- Sí, ¿por?
- Es que la heladera...
- ¿Qué le pasó? Espero que nada porque justo vos trajiste todas las compras del mes. Porque te acordaste de hacer las compras ¿no? Mirá que la heladera estaba vacía...
- ¿Eh? Esteee....sí, sí. Eso, se rompió. Pero el problema es que no sólo eso, sino que además las chicas están descontroladas, la casa es un desorden y...
- ¿Y?
- ...y tengo hambre -agregué haciendo puchero.
- Quiero que sepas que tus problemas... -sonrió enigmáticamente- ...bueno, ahora están en mi cabeza.



11 comentarios:

Dany dijo...

Ya me anoté, Pablo. No sea cosa de contradecirla. Un abrazo.

Carugo dijo...

Doctor Benegas:
Sólo diré que espero que me perdone.
Para compensarlo sólo se me ocurre decirle que venga a casa. Todavía queda algo en la heladera pero se va a tener que contentar con lo que cocine yo.
Mi mujer aún no abrió un blog pero para cocinar es como si estuviera administrando un portal web ella sola...
Abrazo.

Señora Ouchurus:
No le diga nada al filósofo,pero acá entre usted y yo, muy, pero muy, bieeeeennnn.
Voy pa sus pagos.
Un respetuoso saludo.

Viejex dijo...

Me dijeron que acá repartían lemon pie. Me vuelvo loco por el lemon pie. Deme un poco, déle. Si, una porción grande. Para empezar. Me encanta el lemon pie. Creo que no hay mejor postre que el lemon pie. Le dije que me gusta el lemon pie?

Sir Lothar Mambetta dijo...

Sacando lo de las niñas, su hogar se parece mucho al mío.
Eso sí, voy a tener que ordenar porque después de la visita de Garay no sé dónde estará mi hígado.

Me alegra lo del blog de su mujer, aunque lo lamento por usted.

Un abrazo y valor, mucho valor, profe.

Yoni Bigud dijo...

Oh dios mío... no sé qué decirle, y sospecho que tampoco lo ayudaría.

Procedo a pie.

Un saludo.

Guada GN dijo...

VAmos, don Pablo, uste´puede. Es hora de que aprenda a hacerse la comida solo...
Ah, no era ese el sentido del post? Uh. Ok, me voy a ver que escribió su mujer entonces.

Pablo dijo...

Gracias cofrades, por la muestras de apoyo recibidas. Si las muestras hubiesen venido con una porción de fritas tanto mejor, pero gracias igual.

Dany, usted es el Johnny Tolengo de ese blog. El number one.

Carugo, me hizo reír con lo de la adnministradora del portal web. Y esa risa interrumpió la catarata de improperios que le estaba dirigiendo. ¿Sale delivery?

Viejex, mire, vengo un poco atrasado con los pedidos. Si quiere le puedo dar un pedazo de tarta de jamón y queso mientras tanto.

Sir Lothar, gracias por su mensaje solidario. Por lo del hígado, no se preocuope, si los hechos siguen su inercia interna una de mis hijas le va a mandar el mío en una caja.

Monsieur Bigud, su empatía alcanza. O no, quizás un huevo frito sea un buen complemento. Con pan del día y sal a gusto, ahí sí que alcanza seguro.

Bugman dijo...

Señor Pablo, sólo puedo imaginar su predicamento. Y me lo imagino muy predicamentoso. Y ahora me voy al blog de su mujer, que debe estar estupendo.

Pablo dijo...

Guada, no, no era ese el sentido del post. Haberlo formulado le va a costar caro.

Un plato de lasaña, concretamente.

Señor Bugman, mi predicamento es haber perdido el sujetamento.

Mande saludos.

Mecha dijo...

Uuuuuhhhh.... pobre! Ahora va a tener que cuidar a las pequeñas, hacer las tareas, preparar la comida...

Pobre...



jejeje

Familiarizada dijo...

decí que tengo 2 varones y que mi marido no escribe un blog ni bajo amenza. Aclaro porque parece que estuvieras hablando de mi.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.