miércoles, 9 de febrero de 2011

Carta abierta a Pipo Pescador


"...el viajar es un placer..."

(Pipo Pescador, formador de opiniones
infantiles contemporáneo)


Debo reconocer que abrigaba mis dudas. Sobre todo cuando los pasajes me terminaron costando el cuádruple de lo que podrían haberlo hecho. Ni hablar cuando en el mismo aeropuerto la gente de la aerolínea me llamó por los altoparlantes (esos que siempre nombran a otros) para decirme que, por obscuras razones que ellos desconocían, mi pasaje no había sido emitido. Que le deseaban la mejor de las suertes a mi consorte y nuestras dos hijas en el viaje. Que seguramente las alcanzaría en el próximo avión y que todo es subsanable con un poco de buena voluntad y una visión no lineal del tiempo. Probablemente fuera que me había levantado a las 4:30 am, o quizás la idea de que ese escenario se presentaba más negro para la aerolínea que para mí, pero ni siquiera llegué a preocuparme. Pero sí reconozco que mis sentimientos no se asemejaban a lo que llamaríamos placenteros. De ninguna manera.

Señor Pescador, si en algún momento tuve dudas también es cierto que ellas se disiparon al momento de llegar a destino. Tendido en una hamaca, contemplando las sierras, Esperando a Godot no tiene otra que esperar. Y está bien que así sea, pues las nubes volvieron a tener formas ("¡un camello arremetiendo a la carrera! ¡una luna con cara de hombre avaro!") Cuando volteo la cabeza, descubro que a un metro hay un colibrí polinizando (¿los colibríes polinizan? ¿se dice colibríes o colibrís?) Pero me dejo llevar, Señor Pescador (¿puedo decirle señor Pipo?) lo cierto es que el contacto con la naturaleza pareció confirmar su apotegma. Lamentablemente, en esos momentos me da por pensar (un defecto mío, sin duda) y me encontré con algunos peros indisimulables.

En primer lugar, pensé que el "estar en contacto con la naturaleza" es, cuanto menos, vago. Por supuesto que disfrutaba de la vista y el contacto con el pasto. Pero, seamos francos Pipo, uno quiere una naturaleza parquizada. Agua caliente, microondas y -por lo pronto- una hamaca para poder disfrutar mirando una naturaleza salvaje que tiene que estar más allá del alambrado. Y confirme esto cuando nos cambiamos a un lugar más cercano al monte y, por tanto, a los bichos. La primera noche me costó conciliar el sueño por una serie de ruidos entre los que destacaba uno que parecía de una alarma de auto siendo arrastrada. A la mañana siguiente, logré descifrar que el ruido venía del baño. Detrás de la puerta encontré una chicharra o cogollo. Lo que usted bien puede conocer como una cigarra. Ahora, quítese la imagen fabulesca de la cigarra y deje de tararear a Mercedes Sosa ("cantando al sol como la cigarra, después de un año bajo la tierra...") No, no. Más bien piense en el malo de Men in Black I con banda sonora de Sepultura.


"¡Ah! ¿el baño estaba ocupado entonces? Disculpe".

Cuando medí a la bestia comprendí que si le daba con la ojota probablemente me la afanase. Y le quedase chica. Aun con el temor de que matar a un ser de esas proporciones me acarreara denuncias penales de sus familiares, le dí con el estropajo. Ahora, ¿no era eso "contracto con la naturaleza"? ¿sólo los delfines y las mariposas forman parte de la naturaleza? Naturaleza parquizada, Pescador. No lo olvide.

Entiendo que esto no tiene nada que ver con usted, pero se lo comento porque por ahí le sirve. No tengo claro para qué, pero guardelo en algún lado. Y además lo segundo sí lo involucra. Cuando usted dice que "el viajar es un placer" ¿se refiere al hecho de trasladarse de un lugar a otro o lo aplica lato sensu a toda incursión fuera de los terrenos de la propia morada? Porque si usted pondera el traslado mismo, que quiere que le diga, lo suyo es de una pelotudez supina. Perdoneme si soy duro, pero es así. Eso o el único contacto que tuvo con un niño fue en un recital. Porque viajar con niños es bastante parecido a un recital, pero estando del lado del público. Que además no salta y grita como los pequeños a su cargo sino que fue a ver una ópera.

Por eso, por el respeto que le tengo, asumo que habla de la experiencia de estar en otro lugar. Y estoy bastante de acuerdo, si ese otro lugar esta parquizado. Y tiene un estropajo.

Saludos cordiales.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.