miércoles, 9 de febrero de 2011

Carta abierta a Pipo Pescador


"...el viajar es un placer..."

(Pipo Pescador, formador de opiniones
infantiles contemporáneo)


Debo reconocer que abrigaba mis dudas. Sobre todo cuando los pasajes me terminaron costando el cuádruple de lo que podrían haberlo hecho. Ni hablar cuando en el mismo aeropuerto la gente de la aerolínea me llamó por los altoparlantes (esos que siempre nombran a otros) para decirme que, por obscuras razones que ellos desconocían, mi pasaje no había sido emitido. Que le deseaban la mejor de las suertes a mi consorte y nuestras dos hijas en el viaje. Que seguramente las alcanzaría en el próximo avión y que todo es subsanable con un poco de buena voluntad y una visión no lineal del tiempo. Probablemente fuera que me había levantado a las 4:30 am, o quizás la idea de que ese escenario se presentaba más negro para la aerolínea que para mí, pero ni siquiera llegué a preocuparme. Pero sí reconozco que mis sentimientos no se asemejaban a lo que llamaríamos placenteros. De ninguna manera.

Señor Pescador, si en algún momento tuve dudas también es cierto que ellas se disiparon al momento de llegar a destino. Tendido en una hamaca, contemplando las sierras, Esperando a Godot no tiene otra que esperar. Y está bien que así sea, pues las nubes volvieron a tener formas ("¡un camello arremetiendo a la carrera! ¡una luna con cara de hombre avaro!") Cuando volteo la cabeza, descubro que a un metro hay un colibrí polinizando (¿los colibríes polinizan? ¿se dice colibríes o colibrís?) Pero me dejo llevar, Señor Pescador (¿puedo decirle señor Pipo?) lo cierto es que el contacto con la naturaleza pareció confirmar su apotegma. Lamentablemente, en esos momentos me da por pensar (un defecto mío, sin duda) y me encontré con algunos peros indisimulables.

En primer lugar, pensé que el "estar en contacto con la naturaleza" es, cuanto menos, vago. Por supuesto que disfrutaba de la vista y el contacto con el pasto. Pero, seamos francos Pipo, uno quiere una naturaleza parquizada. Agua caliente, microondas y -por lo pronto- una hamaca para poder disfrutar mirando una naturaleza salvaje que tiene que estar más allá del alambrado. Y confirme esto cuando nos cambiamos a un lugar más cercano al monte y, por tanto, a los bichos. La primera noche me costó conciliar el sueño por una serie de ruidos entre los que destacaba uno que parecía de una alarma de auto siendo arrastrada. A la mañana siguiente, logré descifrar que el ruido venía del baño. Detrás de la puerta encontré una chicharra o cogollo. Lo que usted bien puede conocer como una cigarra. Ahora, quítese la imagen fabulesca de la cigarra y deje de tararear a Mercedes Sosa ("cantando al sol como la cigarra, después de un año bajo la tierra...") No, no. Más bien piense en el malo de Men in Black I con banda sonora de Sepultura.


"¡Ah! ¿el baño estaba ocupado entonces? Disculpe".

Cuando medí a la bestia comprendí que si le daba con la ojota probablemente me la afanase. Y le quedase chica. Aun con el temor de que matar a un ser de esas proporciones me acarreara denuncias penales de sus familiares, le dí con el estropajo. Ahora, ¿no era eso "contracto con la naturaleza"? ¿sólo los delfines y las mariposas forman parte de la naturaleza? Naturaleza parquizada, Pescador. No lo olvide.

Entiendo que esto no tiene nada que ver con usted, pero se lo comento porque por ahí le sirve. No tengo claro para qué, pero guardelo en algún lado. Y además lo segundo sí lo involucra. Cuando usted dice que "el viajar es un placer" ¿se refiere al hecho de trasladarse de un lugar a otro o lo aplica lato sensu a toda incursión fuera de los terrenos de la propia morada? Porque si usted pondera el traslado mismo, que quiere que le diga, lo suyo es de una pelotudez supina. Perdoneme si soy duro, pero es así. Eso o el único contacto que tuvo con un niño fue en un recital. Porque viajar con niños es bastante parecido a un recital, pero estando del lado del público. Que además no salta y grita como los pequeños a su cargo sino que fue a ver una ópera.

Por eso, por el respeto que le tengo, asumo que habla de la experiencia de estar en otro lugar. Y estoy bastante de acuerdo, si ese otro lugar esta parquizado. Y tiene un estropajo.

Saludos cordiales.

14 comentarios:

Dany dijo...

Me hacen reir sus propuestas. Un amigo proponía que la playa tuviese una colchoneta gigante que tape la arena, tan molesta. Un placer tenerlo de vuelta. Colibrises.

Anavril dijo...

Es por eso que este año decidimos quedarnos en casita a disfrutar del mini patio, en donde la alimaña mas grande es un pulgón.

Y yo siempre hago la misma pregunta a la gente que va por ejemplo a la Pcia de Córdoba : tienen cuidado con las vívoras, no??? Y siempre recibo las mismas respuestas:
(cara de asombro) Ehhh?? hay vívoras???
Amo Cba, la naturaleza y demases, pero odio los bichos, las arañas del tamaño de un C3 y las que se arrastran! odio salir a caminar por la sierra acarreando un palo "x las dudas" (mismo que tuve que usar mas de una vez) Evidentemente yo voy a la parte no parquizada de esa hermosa provincia...

Mona Loca dijo...

Yo creía que la canción decía "el viajar es un placer que NO suele suceder", pero después vino alguien y me dijo que era " que NOSSSS suele suceder".

Por lo que le pasò a ud, yo diría que mi versión es la correcta, y deja bien parado a Pipo.


Yo este año pasé por el túnel subfluvial, que también estaba en una canción de este señor, si mal no recuerdo.
Pero no sé cuál ni en qué contexto.

beso

Federucho dijo...

No estoy aquí para defender el buen nombre de don Pipo Pescador ('Pipo' es apodo de qué nombre? Porque Gorosito es Néstor y Cipolatti es Hugo, y conocí a un Braulio que le decían Pipo, pero supongo que era necesario... Ahí googleé (acuérdese que dentro de poco es verbo y le va a tener que enseñar a sus hijas a conjugarlo... Jaja! 'Vosotros googleáis') y ni siquiera se llama Pescador: Enrique Fischer. Un pelotudo como Ud. bien dijo... Uy, me excedí. Hay un límite para la cantidad de texto dentro de un paréntesis?? Se puede poner un paréntesis dentro de otro paréntesis?? Lo disfruto con salú? Digo, porque no lo aclaró) No, señor!

Saludos!

PD: Dese una vuelta por el clú y vea la alegría de una segunda victoria! Cacho é festa!

Mecha dijo...

Jajajajajajajajaja
No puedo parar de reirme... se me caen las lágrimas... jajajajaja

Qué poco campo, Hombre!
jajajajaja

Pobre chicharra... todo el año metida en un pozo, para que le den con un estropajo ni bien asoma la cabeza.
Ella sí que puede quejarse de lo injusta que es la vida.

Usted, para la próxima, váyase de vacaciones a algo más artificial... donde hay mucho plástico, no hay bichos molestos.

Eso sí. Fíjese cómo hace para teletransportarse, porque el tema del desplazamiento va a seguir siendo un incordio.

No se se vayua de vacaciones... qué tanto!!!

Pablo dijo...

Dany, a mi hundir los pies en la arena me parece una de las mejores sensaciones que existen. Eso sí, pisar un poco de arena suelta una vez que uno volvió a la casa es una de las peores sensaciones que existen.

Anavril, Ehhh?? hay vívoras??? Hable con mi mujer, ella era la que siempre vacacionaba en un campo sin electricidad pero con una fauna cuasi fantástica.

Yo, que siempre fui un hombre de playa, exijo parquización.

Mona Loca, yo también lo pensé durante un tiempo. Después cumplí 5 años.

No, en serio, me enteré de más grande, un poco antes de descifrar que decía después de "a su trono" en el himno nacional.

Federucho, (ante todo, soberbia campaña [gráfica <>], la verdad es que lo felicito. //Por lo demás, si "Pescador" es un juego de traducir "Fischer", este Enrique (o Pipo) es un boludo (o asshole)//

Ahora dígame el pretérito pluscuamperfecto del verbo googlear (en modo subjuntivo).

Y, por supuesto, disfrutelo con salú.

¿Qué? ¿que en lenguaje html acabo de armar una página web sobre filatelia húngara? ¿eh? ¡ah! ya cierro, ya cierro.

)

Mecha, totalmente de acuerdo. Diría que soy un bicho de ciudad si no fuera porque me da un poco de impresión ser un bicho.

Yo por lo menos en mi infancia tuve una cuota de vida bucólica, pero mis hijas no, y esto en ellas se ha agrabado (me remito a los comentarios del post anterior) así que no descarto meterlas en un reality del tipo Survivor.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Las próximas vacaciones cambie a Pipo por Pappo:

"No puedo evitar que vengan hacia mí los sánguches de miga..."

Ése sí que sabía pasarlo bien.

Gran artículo. ¿Usted cree que Mr. Fisher le contestará?

Abrazo, profe.

Ouchurus dijo...

Tengo más campo que usté y doy fe del ruido que hacía ese bicho.
Tanto, que no creí que fuera un ser viviente quien producía ese ruido, más bien, creí entre sueños, que era una silla caída arrastrada por el viento.
Hubiese querido ver el cadáver. No es que no me den impresión los bichos (ya bien conoce usté mi cucarachofobia)nomás para "restarle el IVA" a su historia la mañana siguiente...

en fin...vaya y busque un palo como Anavril (Eso mismo hacía yo de chica cuando salíamos a caminar al monte) y si se cruza con una víbora por Santa Fé y Coronel Díaz...déle en la cabeza con fuerza, que sinó no se muere!

Ouchurus dijo...

si querida!! también estábamos en Córdoba!!!

Pablo dijo...

Sir Lothar, yo creo que me va a contestar por carta.

Por carta documento.

Ouchurus, por el tamaño que tenía, no descartemos que el bicho haya estado moviendo sillas durante la noche.

Por otro lado, le hice caso y, al encontrarme una víbora en Santa Fe y Coronel Díaz le dí con un palo.

Los abogados de Viviana Canosa dicen que se van a contactar conmigo.

Guada GN dijo...

Mire, no me traiga a colación a Pipo y su cancioncita, que la escuché entera - y es bastante mas larga de lo que uno cree - durante mas de un vaje este verano. Y todavía me quedan un viaje mas, y probablemente tenga que escucharla otra vez.
Habiendo dicho esto, sabe que ayer, cuando leía su posto por primera vez, estaban dando MIB1 en la TV? No hay coincidencias en esta vida, Don Pablo... Aun cuando todavía no sé qué significa a nivel cósmico que esto haya sucedido.
Comparto su apreciación de la naturaleza. Yo tengo muchísimos años de campo - mi abuela, mi mejor amiga, mi viejo, toda gente con campo que me arrastraba en el verano - pero no importa. Para mi la naturaleza es algo que sucede al otro lado de la ventana, no me jodan.

Viejex dijo...

Debo reconocer que abrigaba mis dudas... Por que será que uno abriga a las dudas. ¿Se resfriarán?

El episodio de la cigarra me dio curiosidad, y encontré que según wikipedia pueden medir hasta 65 milímetros, que en un insecto es efectivamente un tamaño considerable.

Considerablemente repugnante.

Pablo dijo...

Guada, si no contesté antes es porque todavía estoy tratando de entender el mensaje cósmico de Men in Black. Por ahora sólo se me ocurre que la próxima vez, mate a los bichos haciendoles escuchar el CD de Will Smith. Sigo buscando.

Viejex, es que, con estos calores, la forma de matar las dudas es abrigandolas.

Y justo el domingo me enteré que existe tal cosa como el escarabajo Titán que puede medir hasta 17 centímetros.





(En algún lugar de la playa, Yoni percibe que algo no está bien en sus vacaciones. Este es el comentario número 13)

Viejex dijo...

No solo es el comentario 13...menciona en el mismo un insecto de 17!!! centimetros...


Y 14.
Pobre Yoni.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.