sábado, 4 de octubre de 2008

Lo mismo de todas las noches...


La niñez es el período con mayor cantidad de certezas que uno tiene en la vida. Toda información pasa a ser una certeza en el acto. "Chicos! chicos! No hay nada más divertido que el nuevo balero yo-yo" ("No hay nada más divertido que el balero yo-yo"); "si te tragás una semilla te crece una planta adentro" ("si me como una semilla me va a salir una planta adentro"); "es mentira que si te comés una semilla te sale una planta" ("si me como una semilla no me va a salir una planta adentro"); "tu padre es un imbécil" ("papá es un imbécil"); "...y lo que dice el Teorema de Tales es que la suma del cuadrado de los catetos es igual al cuadrado de la hipotenusa" ("La suma del cuadrado de los catetos es igual al c...no hay nada más divertido que el balero yo-yo")

Es por eso que hay que tener cuidado con lo que uno espeta en presencia de un infante, porque una certeza generada podría volver en algún momento indeseado. A nadie le divierte que un niño afirme taxativamente que "la madre de Lucas es una atorranta" o "los que se dedican a la política son todos chorros" porque se sabe de donde vienen esas sentencias. No le divierte al padre del niño en cuestión y menos que menos a la madre de Lucas, que se dedica a la política.

Creo que entre todo ese cúmulo de certezas venidas desde afuera, hay un par que formamos -con gran orgullo- por nuestra propia cuenta. Destaco dos:

- los padres siempre saben qué hacer/lo que están haciendo.

- todo malo que se precie de tal siempre quiere conquistar el mundo.

La primera de estas certezas se pierde en la adolescencia. La segunda muta en una opinión política sobre los presidentes de los países más poderosos. Es por eso que creo que esta última merece nuestra atención, porque no ha sido suficientemente elaborada.

Analicemos mejor la idea: un hombre intrínsecamente malvado (el mundo infantil es generalmente maniqueo) recluta un ejercito de secuaces y, desde una isla de ubicación desconocida, amenaza con destruir el mundo o parte de él si no se cumplen sus demandas. Generalmente la demanda es una sola: ser "dueño del mundo". Ahora, esto despierta varios interrogantes. En primer lugar ¿por qué querría serlo? Si ya es dueño de una isla ¿por qué querer más? Ser dueño del mundo quiere decir que todos los problemas pasan a ser tuyos. ¿Qué beneficios podrían cubrir semejante costo? ¿viajar en un avión privado a cualquier lugar que quiera cuando me parezca? Si tenés una isla propia, arsenal nuclear y cientos o miles de secuaces quiere decir que plata para hacerlo no te falta.

Además ¿quién puede otorgar el título de "emperador supremo del cosmos"? Trate de imaginarlo:

Asamblea de la ONU. 13:25. (en pantalla gigante, el Capitán Terror les habla a los presidentes allí reunidos):

Capitán Terror: -si no me entregan el poder del mundo, arrojaré una bomba nuclear sobre la ciudad de Nueva York. JA, JA, JA, JA! (risa de plan)

Presidente de Venezuela: - bien dicho, Capitán Terror, cuente con el apoyo de la República Bolivariana de Venezuela.

Capitán Terror: -no...yo no comparto el...

Presidente de Francia: -el Gobierno de Francia no quiere inmiscuirse en un tema de política interna norteamericana.

Capitán Terror: - ¡Todos deben rendirse! ¡París también sufrirá el alcance de mi poder!

Presidente de Burkina Faso: -Propongo que el Capitán Terror se haga cargo de la Comisión de Agricultura ¿quién está conmigo?

(82 presidentes levantan la mano)

Capitán Terror: -no están entendiendo...

Presidente de Finlandia: -Espero que el informe presupuestario que presente sea más claro que lo que recibimos el año pasado.

Presidente de Holanda: -¿Como encarará la crisis alimentaria de los países africanos producto de las últimas sequías?

Capitán Terror: -No escucho bien. Creo que se está cortando la comunicación (hace ruidos de estática) fffshhh...no los escu...ffshhhh...ien. Creo que...ffsshhhh..corta.

Presidente de Suiza: -está en una pantalla gigante. Lo podemos ver haciendo ruidos.

Capitán Terror: -si no me dejan de joder, tiraré una bomba nuclear sobre mi propia isla. Cambio y fuera.

¡Un vez más, la burocracia ha salvado al mundo! En futuras entregas analizaremos las bandas salariales de los secuaces y hablaremos sobre la vida económica interna en la isla de un megavillano con el testimonio de su proveedor de artículos de baño.

3 comentarios:

Flora dijo...

Impecable! Notable!
Me "tronché" de risa, como dicen los madrileños...
¿Viste mis comentarios?
Beso

Pablo dijo...

Sólo para chequear ¿que quieren dcir los madrileños cuando dicen "impecable" y "notable"?

Gracias. Asumo que tus comentarios fueron hechos bajo el simpático apodo de "Anónimo". Gracias nuevamente.

He dado vueltas por tu blog. Uno de estos días dejo una huella de que así fue. Beso.

Flora dijo...

En principio impecable y notable tienen la misma acepción morfolexicológica y gramalingüística que en Argentina, con un toque de hierbabuena y pulpo.
Por otro lado, te hablaba de los comentarios que te dejé en el Feisbuk acerca de tu blog. Este es el primero que dejo aquí, ¿cómo se te ocurre que me esconderé detrás de un anónimo impersonal y misterioso? naaaaaaaa
Pregunta de rigor... ¿qué te pareció mi ida y vuelta?
Saluditos!!!!

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.