viernes, 24 de octubre de 2008

No sea costumbre



En el repertorio de las frases comunes a las que uno puede echar mano en cualquier situación, hay una que destaca por su valor antropológico: "el hombre es un animal de costumbres". Paradójicamente, a la vez se hacen grandes esfuerzos audiovisuales para constatar que todos los animales son animales de costumbres. El fruto de estos estudios son los documentales de canales cómo National Geographic en los que se muestran animales de distintas especies peleando por su alimento, bebiendo mansamente o rascándose a 3 pezuñas. Lo que nadie dice es que estas prácticas voyeuristas molestan profundamente a los animales involucrados. Grandes debates se suscitaron en torno a la moralidad de los reality shows, pero nadie se mosquea si se muestra un rebaño de ovejas pastando, a un león descuartizando a un antílope o incluso la faena sexual de ese mismo león después de haber hecho la digestión. ¿Que como sé que les molesta? ¿si me lo dijo una oveja? No sea estúpido. Todos saben que las ovejas son grupos más bien herméticos (todo el tema de la película Black sheep me parece que es una intentona del lobby ovino para que no las jodan más) Me lo dijo el león. Al parecer, el estornudo de un camarógrafo de la BBC lo habría dejado sin almuerzo un día, mientras que la presencia de cámaras le hizo ganarse el cachetazo de una de sus parejas ocasionales. Ahora se burlan de él. En lugar de "rey de la selva" le dicen "el rey del porno". Es indignante.


En fin, la cuestión es que el otro día, mientras otra profesora daba la clase, pude constatar que en la tercera fila un jovenzuelo desarrollaba el ritual de conquista frente a su compañera de banco. En su caso, lo que me llamó la atención no fue tanto la costumbre, sino el hecho de que el tipo era verdaderamente un animal. Esto me movió a pensar que bien podríamos hacer un documental de tales situaciones, en las que no nos sería difícil encontrar un patrón.


A continuación, presento un extracto del documental "jóvenes en celo". Para una mejor comprensión, la voz del locutor debe leerse con acento español. Les pedimos que apaguen el celular para poder disfrutarlo. Muchas gracias.


(el macho se acerca a una distancia prudente de la presa para poder atacar)


Él: -¿está ocupado acá? ¿te molesta si me siento?


Ella: -¿eh? ah! no, no...


(el predador trata de pasar desapercibido para no inquietar a la presa)


Él: -Que calor hace ¿no?


Ella: -sí.


(la presa se pone tensa, le parece percibir algo extraño en el ambiente)


Él: -¿Como te llamás?


Ella: -¿yo? Carolina.


(mientras se acerca sigilosamente, podemos ver como el predador tropieza. La presa se sobresalta)


Él: -y...¿venís mucho por acá?


Ella: -estamos en clase de lógica. Es una materia obligatoria. Sí, vengo mucho por acá.


(el predador -conciente de su error- permanece quieto para no asustar a la presa)


Él: -ahhh... (cara de concentración en la explicación de la profesora)


(luego de haber recobrado la calma aparente, mientras la presa abreva de la fuente de la lógica proposicional, se gesta un nuevo ataque. Éste debe ser más rápido y directo)


Él: -¿Te gustaría ir a tomar algo?


(los movimientos del predador fueron demasiado rápidos y directos. La presa estaba demasiado alerta, con lo cual no parece que el zarpazo pueda llegar a destino)


Ella: -Mirá, lo que me gustaría es tomar apuntes.


(Uuuuuuhhhhhh. Perdón. Decía: lanzado ya en ataque, no le queda más que continuar con la persecución a toda velocidad esperando darle alcance)


Él: -por supuesto, por supuesto. Digo después de clases.


Ella: -Mirá. La verdad es que no me interesa...


(en el salto para alcanzar a su presa, el predador se ha dado de lleno contra un árbol perdiendo todos los dientes. Uno se pregunta si podrá alguna vez cazar nuevamente)


Ella: -...además, no sos mi estilo.


Él: - ¿y cuál sería ese?


(¡alerta!¡cuidado!)


Ella: -lindos...o simpáticos...o por lo menos con buen olor.


(para que el espectador dimensione la situación, es como si el antílope se diese vuelta y le pegase un tarascón al león)


Él: -ahá, ahá ¿que me querés decir?

Después de esta situación podemos observar que, contrariamente a lo que se podría suponer y aún cuando la presa se va de la mano del primer macho alfa que pasaba por ahí, nuestro héroe no se desanima ni un poquito. No ha sido la primera vez ni será la última que sufra un rechazo, él ya está curtido en estas luchas. Después de todo, el hombre es un animal de costumbres.


7 comentarios:

Sanseacabó dijo...

siendo una clase de lógica, no me extraña que los alumnos se dediquen a levantarse minas...o a intentarlo al menos...
sin ofender.

yo subí en un ascensor de las Twin Towers con Jhon Travolta!!!!
fiiuuuuuuuuu!!!!!lo siento, tenía que decirlo, ya sé que se terminó el concurso..., pero tenía que decirlo!

Excelente blog!

Pablo dijo...

Sanseacabó: veo que nunca se ha dejado seducir por la perfección de la forma de un buen modus tollendo tollens.

Por lo demás, lástima que llegó tarde al improvisado concurso. Si hubiese sido de Niro lo reconsideraría...a menos que Travolta haya hecho el paso de "Saturday Night Live" en el ascensor. Ahí directamente le regalo el blog.

Pablo dijo...

Fe de erratas: donde dice "Saturday Night Live" debe decir "Saturday Night Fever". A menos que Travolta, invitado al programa "Saturday Night Live" haya hecho el paso de la película "Saturday Night Fever", con lo cual el paso de "Saturday Night Fever" también podría llamarse -aunque impropiamente- el paso de "Saturday Night Live".

sanseacabó dijo...

"un buen modus tollendo tollens"...a lllla perinola!!!no me animo ni a preguntar!!!

Anónimo dijo...

He asistido al gambito del predador en los espacios publicos. Estando en la Biela rodeado de amigos pude asistir al fracaso mas espectacular (porque espectadores habia muchos y miranban sin disimulo) de lo que comenzo con un "puedo sentarme aqui?" de un vejete disfrazado de Alfie, y se fue transformando en una pelea de dos personas grandes por una mesa. La situacion no se podia tornar mas embarazosa, ¿o si?
Uno de mis amigos empezo a aplaudir y felicitar al cazador por su gran levante y sus dotes de seductor.
Un papelon!
Con respecto a Patrick Duffy, yo fui el que lo filmo en el Musee D'Orsay haciendome el pelotudo y todavia recuerdo su mirada a camara y expresion de asco, desprecio y disgusto. Para mi fue la mejor terapia anti-cholulaje...

Bugman dijo...

La predación humana está llena de inconvenientes. Debería ser tan sencilla como acercarnos a la dama elegida, morderla en el cuello y arrastrarla tranquilamente hasta el árbol más cercano.
Imagínese nada más lo que ahorraríamos en desodorantes.

Pablo dijo...

Sanseacabó: mejor que no pregunte, comprometería a nuestros agentes en Europa del Este.

Anónimo: seguro que la humillación del vejete fue un artilugio de su amigo para acercarse a la dueña de la mesa. Es como el tero, que pone los huevos por un lado y...no, no es una buena analogía.

Bugman: coincido, es la involución que trajo el progreso. Ahora la Coca-Cola ha debilitado nuestros colmillos y no sabe lo que cuesta encontrar un árbol por estos barrios.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.