martes, 6 de abril de 2010

El pesimista


Existe entre nosotros un tipo de persona que cree ser el centro de una conspiración cósmica contra su persona, orquestada quizás por alguna deidad maligna que envidia su belleza o a la que no le gustó su pronunciación en inglés. Hablamos, ni más ni menos, que del pesimista.

Este subtipo de ser humano considera que todo tiempo pasado fue mejor, sin que esto signifique que haya sido necesariamente bueno. "Es cierto, me casé con una modelo y después me gané la lotería. Pero ahora que tengo una casa enorme y lujosa es una fija que entran a robar, me violan a la vieja (porque escuchame, estos tipos están todos endrogados y hacen cualquier cosa) y me lo matan al Toby de una ataque en su canino corazón. Con lo bien que estaba en La Paternal con la única preocupación de llegar a fin de mes".

Estas gentes, para las que la diferencia entre un optimista y un pesimista radica sólo en la cantidad de información que manejan, están rodeadas de un falso halo de madurez, como si lo malo fuese lo verdaderamente constitutivo de la realidad (¡Salud, Schopenhauer!) y lo bueno sólo una ilusión de mentes infantiles. El diario les da la razón, alegan, sin tener en cuenta que -como decía Chesterton- el diario está compuesto enteramentemente por casos excepcionales.

Pero si alguien encarnó de manera hiperbólica este modo de ser, ese fue el recordado Alcídes Cuestabajo. Los pesimistas lo evitaban para no hacerse mala sangre; los laboratorios aclaraban en los prospectos de antidepresivos que éstos no contrarestaban los efectos de una charla con él; a su paso las flores cerraban sus capullos; los niños dejaban de jugar y juraría que una nube lo seguía para que el calor del sol nunca lo entibiara, como si corriese el peligro de empollar la idea de que el mundo no es una reverenda bosta.

Un editor trató de recopilar sus dichos para publicar "los aforismos más negativos del mundo". Se pegó un tiro cuando iba por la página 6.

Nos quedan fragmentos, frases sueltas, para leer en medio de la Pampa yerma mientras un viento frío y gris nos azota la cara y de fondo suena música de Larralde: "podrá haber parado, pero eventualmente siempre se larga a llover de nuevo"; "el tema no es si el vaso está medio lleno o medio vacío, sino que clavado se trata de una muestra de orina"; "sé que podría ser peor... sólo deme tiempo".


Un día, mientras le contestaba a alguien que lo cuestionaba que él efectivamente hacía lo que esperaba que los demás hiciesen por él y que por eso se había quedado callado la mayor parte de la conversación, cruzó imprudentemente y un auto lo pisó. La demora de la ambulancia y las impericias médicas coronaron la fatalidad.

Quizás fuese una idea mía, pero en el funeral me pareció haber visto dibujada en su cara una sonrisa de satisfacción.


22 comentarios:

Shimmy dijo...

Lo bueno de tener amigos pesimistas es que cuanto te prestan guita nunca esperan que se la devuelvas.
Un saludo Don Pablo.

Bugman dijo...

Lo dije y lo repito: lo bueno de ser pesimista es que uno nunca recibe malas noticias.

Anavril dijo...

Es que al pesimista le pasa de todo! y todo a él! Y eso hace que al final crea tener razón...a veces me hace creer en el Karma y la energia y todo....

Tengo por acá un par de casos de malas bichas y al final todo lo que le pueda salir mal hasta lo mas bolú, les sale mal!!!! jajajame divierte mucho. he he he

Viejex dijo...

Pero un un amigo pesimista, pero pesimista en serio, jamás le prestaría dinero, Shimmy: le diría a usted que es el por favor que le podría hacer, que el dinero lo corromperá, que esa casa que usted quiere construir sólo le dará dolores de cabeza, que el constructor es un cagador, que su mujer se va a divorciar de usted y le quitará la casa...hasta que finalmente le pondrá una mano en el hombro y le dirá que no se la presta "por su propio bien"

Pablo: le dejo algunas frases más de Cuestabajo:

Nadie es capaz de darte una mano...todos afirman necesitar las dos

¿Como no vamos a estar confundidos, si "aguda" es una palabra grave?

Jazmin dijo...

Me pregunto si Cuestabajo sería un seguidor de las leyes de Murphy... o las habrá inspirado.

La ex Rubia dijo...

Una sonrisa de satisfacción, como diciendo, ven, yo tenía razón.

La ex Rubia dijo...

Optimista el comentario de Don Bugman.

Igualmente los pesimistas no me afectan, no les doy pelota. Los que me hacen un poco de ruido son los extremistas.

Yoni Bigud dijo...

Mire, como siempre digo (aunque usté no tiene por qué saberlo), soy pesimista, un poco por instinto y otro poco por elección.

Es el camino más corto hacia la mueca de satisfacción.

Un saludo.

Shimmy dijo...

Otra: Lo bueno de ser pesimista es que o bien se te confirman las cosas o te llevas gratas sorpresas.

Mona Loca dijo...

Yo creo que usted vio mal, y la sonrisa de satisfacción estaba plasmada en forma indeleble en sus (llamémosles) deudos.

Porque hasta eso le pasaba, al tal Cuestabajo Enlarodada.

( Ah, ¿ No tenía doble apellido? ¿ Ni siquiera eso? ¡Pobre tipo!)

Pablo dijo...

Shimmy, eso o pasan de "pesimistas" a ser "enemigos" o "personas que quieren atentar contra mi integridad física". Visto así, pedirles plata y no devolverla es casi un apostolado.

Bugman, es una excelente noticia que ayuda a compensar el hecho de tener que convivir con uno mismo.

Anavril, después de todo, parece que efectivamente todo es una cuestión de actitud.

Viejex, precisamente para evitarle la corrupción del dinero es que no le devolveré los $10 que le debo. ¿Que usted no dijo que era un pesimista? Bueno, entonces lo seré yo.

Jazmín, al parecer en un momento las tuvo en cuenta, pero le salieron bien un par de cosas. O sea que ni la ley de Murphy le salió bien. Paradójico.

La ex-Rubia, Esssactamente. ¿Los extremistas le hacen ruido? ¿Boom?

Yoni, me duele, pero el desempeño del CARP le da la razón. Yo creo que la clave es ser realista. Pero, de nuevo, yo no soy hincha de River.

Shimmy, deje de quitarle el manto lúgubre. Los pesimistas se me van a quejar.

Mona Loca, o por ahí el que lo arregló para el funeral empezó a hacerse el chistoso con sus facciones y quedó así. Sería muy propio de Alcídes.

Los deudos tenían un poco de bronca de que no hubiera sido el 60 en vez de un auto.

Carugo dijo...

Ahhh, el cristal con que se mira…! Qué buen tema! (no, no es una canción y menos de Alcídes… digo que, qué buen tópico…)
Creo que el problema de este muchacho no era su particular percepción de la vida.
Al fin y al cabo, y sin darle ningún un tinte existencialista, creo que Alcídes Cuestabajo, como individuo libre, tenía la potestad de elegir ver el lado negativo de las cosas.
El inconveniente insalvable fue su urgente necesidad de comunicarlo a los demás.
De todos modos, si usted lo analiza bien, se va a dar cuenta que su muerte fue muy coherente con su forma de pensar (Vio que dije “pensar” en vez de “actuar” porque si hubiera sido un pesimista puro, nunca hubiera vivido en sociedad).
Estoy seguro que en su funeral sonó el estribillo de la canción “El Necio” de Silvio Rodríguez:
”Yo me muero como viví….”
Saludos!!

Guada GN dijo...

A mi los que me joden realmente son los pesimistas disfrazados de realistas. Me rompe la paciencia cuando alguien comenta algo negativo, y ante la imprecación popular de "sos un pesimista" responda con un "no, soy realista".
El pensar que porque se te salió la cadena de la bicicleta y te hizo caer sobre el charco de barro frente a la facultad justo cuando estaba saliendo la chica que te gusta el mundo está contra vos no es un pensamiento realista, es un pensamiento pesimista... Aunque yo consideraría lo del karma y revería mi actitud hacia los niños y los ancianos.
Al cabo que a quien carajo le importa si el vaso está medio lleno o medio vacío mientras sea MI vaso?

Viejex dijo...

Ah, Pablo: Fíjese que en vez de saludar al buen Arthur, usted escribió Scopenhauer, sin la h entre la c y la o..

A menos que yo desconozca la existencia de ese otro que usted saluda.. que puede ser, puede ser....

Pablo dijo...

Carugo, le ha puesto picante al asunto. Habría que pensar si lo que molesta no es cierta hipocresía en el pesimista. Uno lo ve buscar con ahínco la felicidad que declara imposible en la práctica. Lo que ciertos pensadores contemporáneos han resumido en la frase "Má sí, matesé".

Guada GN, estoy con usted en lo del pseudo-realismo. Veo que, como a Carugo, lo que le molesta es el pesimismo militante.

Viejex, ¡esa! ¡la segunda que dijo! Esa me deja mejor parado. Por supuesto, Scopenhauer hace que el bueno de Arthur parezca Barney el dinosaurio bajo efectos de la marihuana.

(Necesito un editor urgente)

Viejex dijo...

Oiga, una sección de un Barney fumón no estaría nada mal....

Carugo dijo...

Licenciado:
(Puedo llamaro Licenciado, Licenciado? O prefiere que le diga Pablo a secas?)
Ummm, me dejó pensando y tal vez tenga razón.
La hipocresía del pesimista es lo que más molesta.
O tal vez esa actitud de "abrir el paraguas" antes de tiempo....
A ver si puedo encontrar un ejemplo más gráfico:
El tipo, en su fuero íntimo, quiere que Argentina salga campeón del mundo pero ya se ataja diciendo que lo duda, que a los jugadores ya no les interesa jugar por amor a la camiseta y sólo quieren figurar en la selección para que mañana su pase salga más guita y que el técnico esto y que Grondona lo otro y blablablá...
Y si su infierno más temido (que es que se vuelva en la primera ronda) se hace realidad, arremete con "Qué te dijo papá?? Son todos unos tomuer, son todos... Si no ven un mango no traspiran la camiseta, no traspiran"

UN MOMENTO!!!!!!!!!!!!
STOP!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Soy pesimista!!!!
Snif, snif....

Por otro lado, seamos sinceros:
Hay cada optimista que habría que pegarle un par de sopapos para que vean un poquito la realidad.
Me parece que muchos de esos están en el INDEC o haciendo publicidades en Canal Siete
("Felicidades, esto también lo hiciste vos....").
La tiranía del optimismo idiota, de ser feliz porque sí, también me hincha un poco.
Si vos decís algo que los demás no piensan, ya te clavan el mote de "amargado".
Casi casi, podríamos robarnos una frase célebre y modificarla con todo lo que eso conlleva:

"El optimismo irracional es el opio de los pueblos"

Saludos presocraticos!

Zeithgeist dijo...

yo soy pesimista al palo.
Realmente me hincha los huevos la gente optimista enfermiza, esos que te estas muriendo de cancer, pero se la mandan con un : ahhh, pero viste que hermosa noche que hace, tal vez otros no vean lo hermosa q esta...
ANDATE A LA PUTA Q TE PARIO MAN!!!
me sacan, simplemente no tolero a los optimistas. Me parecen descerebrados q no entienden muy bien como funciona el mundo, que todo es una mierda y.. y... ya me indigne.
XDDDDDDDDDDD

Briks dijo...

iba a comentar pero...para qué?
seguro que a nadie le interesa lo que tengo para decir...

o no va a ser importante...

o se me corta la luz en el medio del comentario...

Pablo dijo...

Viejex, anoto, anoto.

Carugo, por ser usted, si quiere puede llamarme "Doctor" o incluso "Emperador Supremo del Universo". Por lo que relata, es una de esas veces donde lo mejor es que uno se equivoque. Pero si perdemos, yo tengo el bidón de nafta. El descontento con Maradona no pasará desapercibido.

Me parece bien: realista. El tema es que el realismo implica las dos cosas.

Zeithgeist, veo que viene en la línea de Carugo (aunque unas cuadras más adelante) Hay que ponderar. El pesimismo recalcitrante me parece igual de irreal que el optimismo boludón.

Briks, no se ponga así. Ah, ¿ya es así? Disculpe.

nadasepierde dijo...

A veces, solo a veces, cuando las cosas pintan mal, creo que adopto una actitud pesimista, porque no me banco una mas que no sea como me gustaría. Pero creo que es de la boca para afuera, como pensar, "si ya sabía que iba a ser asi", y entonces parece que la pena o la desilusión fuera menor.

es como con los chicos, que saben cuantos no tenemos. Cuando mi cuota de frustración está llegando al límite, cargo pesimismo.

saludos

Anónimo dijo...

No es que el vaso esté medio vacío o medio lleno... es que está siempre sucio!

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.