domingo, 9 de mayo de 2010

De legado en curso


Escribir un libro. Plantar un árbol. Tener un hijo.

Y ahí nos dejan. Se entiende que estos 3 imperativos vitales apuntan a un legado que sobreviva a uno mismo; en el plano de las ideas, de la transformación de la realidad y de la descendencia; repercutiendo en lo intelectual, lo físico y lo espiritual.

Escribir un libro quizás sea la más difícil de hacer. ¿Que usted ya qué? No, no, yo también escribí en un libro. No vale. Se trata de escribir uno íntegramente, inventando los nombres, los personajes y la trama. No me importa si hizo comentarios propios en los márgenes, el libro no es suyo. Bueno, el ejemplar sí, pero no el libro. Porque usted no lo escribió. ¡Que la anotaciones en los márgenes no cuentan le digo!

La cosa es que una vez que sale de nuestras manos deja de ser nuestro, para bien o para mal. No, no tiene que ver con el e-mule, sino con que de forma inmediata se independiza de nosotros, porque no sabemos quienes lo leen y qué dirán de él. Puede triunfar, puede caer en el olvido o primero triunfar y luego precipitarse en el olvido, pero nosotros ya nada podemos ni debemos hacer.

El árbol es mucho más fácil en su realización. Un poco de esfuerzo concentrado y voilá: tachamos el segundo ítem. Fíjense que no se trata de poner una semilla y cuidar el brote hasta que se transforme en un árbol, proceso mucho más ominoso, sino directamente de plantar un árbol ya hecho. Mientras no lo plante en el arenero de su casa o en un fiordo, hay relativamente pocas chances de que falle. Lo único que me permito recomendarle es que sea estratégico y lo plante cerca de otro árbol. Quienquiera que se esté haciendo cargo del primer árbol, bien puede regar el suyo de pasada. Y si no, siempre puede alegar que el problema no fue su torpe acción sino una omisión de la madre naturaleza. De esta manera su legado queda a salvo de acusaciones de inoperancia y estupidez profunda.

Y tenemos por último el tema del hijo. Quizás sea el más fácil de hacer. O por lo menos el más divertido. Pero a muchos les pasa que, habiendo cumplido con todo y sintiéndose muy satisfechos; se sientan muy orondos para darse cuenta de que el crío sigue ahí. Entonces se preguntan a sí mismos: "Caramba, ¿y ahora qué se hace?". Resulta que no todo es tan fácil como lo pintan y al parecer esa parte del legado implica un cierto seguimiento, preocupación y -según comentan algunos- cariño en un tiempo extendido.

Es por eso que, para aquellas almas con un pensamiento más avocado a la posteridad que al tedioso tiempo actual, les presento una serie de consideraciones útiles para que en su lápida, junto a su nombre, se lea "amante esposo y padre abnegado" en lugar de "inútil profesional y medio sorete".

1) Poniendo los límites: en el camino hacia la conformación de su personalidad, el pequeño filisteo puede extralimitarse o actuar sin tener en consideración a los demás. Es necesario de su parte poder mostrarle cuales son los límites más allá de los cuales su acción es desaprobada. Para esto puede recurrir a pequeñas amenazas que le hagan comprender que sus acciones tienen consecuencias.

Amenazas razonables:

"Vas a irte en penitencia"

"Te vas a quedar sin postre"

"Te voy a hacer chas chas en la cola"

Amenazas menos razonables (desaconsejadas):

"Te voy a quebrar las piernas"

"Voy a ir a buscarte al jardín con mi amigo el Negro Mortero y su banda y te vamos a empalar en la trepadora"

"Dormí con un ojo abierto porque voy a hacer guita uno de tus riñones"

2) Preguntas incómodas: es posible que, en su progresivo conocimiento del mundo, el infantoide en algún momento llegue a cuestionarse sobre el nacimiento de los bebés o de cómo es que llegan al útero de una mujer (aunque probablemente el protohumano lo plantée en términos más coloquiales como "la panza de la mamá"). Es importante que entienda que debe contestar solamente lo que le preguntan y no ir más allá.

Respuesta concisa tipo:

"El papá puso una semillita en la panza de la mamá y así se formó el bebé".

Respuesta científicamente inexacta y que sobreabunda en detalles innecesarios:

"Bueno, los papás tiene un coso (en mi caso es un coso enorme) que meten en las mamás y les dejan una semillita que se convierte en un bebé. Bah, eso si las mamás no están en esos días en que les sale sangre de adentro y se ponen de un humor de mierda. Y si la mamá fue siempre una mamá y no nació siendo un papá al que después le pintó hacerse mamá como a tu tío Alberto. O que el papá ponga el coso donde no corresponde. ¿Entendés? Mirá, justo acá tengo una película que te puede dar una idea".

3) Leyendo con el niño: siendo el límite entre la realidad y la fantasía más lábil en la edad infantil, los cuentos y las historias forman un importante instrumento para que la difusa psiquis del semiracional internalice valores. Una fábula con moraleja bien puede en este punto ser mucho más útil que la enunciación de valores abstractos.

Fábula con moraleja más útil que la enunciación de valores abstractos:

"Pedrito era un pastor muy mentiroso. Siempre asustaba a todos diciendo que venía el lobo para después reírse de ellos cuando corrían espantados. Un día vino el lobo y, cuando Pedrito gritó por auxilio, nadie le creyó y el lobo se lo comió. Moraleja: no es bueno mentir".

Historia con moraleja que no parece contribuir a la formación del niño y que no se entiende por qué se la lee antes de acostarse:

"...y entonces Zaratustra bajó a donde estaban los hombres y les dijo: "Dios ha muerto". Moraleja: los valores universales han caído. Sólo queda la voluntad de poder. El más fuerte es el que se impone y de lo que se trata es de vivir de acuerdo a las pasiones más oscuras porque somos sólo una chispa entre dos noches eternas. Fin. Que duermas bien, querido".

Creo que si sigue estas líneas, recuerda su nombre y no lo obliga a trabajar mientras esté cursando la primaria (mandarlo a cursar la primaria también sería un gesto) andará relativamente bien en lo que a su legado se refiere. Por si acaso, le dejo algunas instrucciones más que me han hecho llegar y que vale la pena tener en cuenta.





Que lo disfrute con salú.

26 comentarios:

Carugo dijo...

Hablando de escribir un libro, usted bien podría dedicarse a confeccionar uno sobre el cuidado y la educación de los infantes.
Excelente entrada.
Me gustaron las moralejas y las explicaciones que hizo sobre Zaratustra.
De hecho, me parece que es la más adecuada para empezar a mostrarle la verdad de la milanesa a esos enanos que viven con nosotros.
Después podría seguir con "Qué es lo bueno? Todo lo que eleva en el hombre el sentimiento de poder, el poder mismo.
Qué es lo malo? Todo lo que proviene de la debilidad.
Qué es la felicidad? El sentimiento de lo que acrece el poder.
Los débiles y los fracasados deben perecer, esta es la primera proposición de nuestro amor a los hombres. Y hay que ayudarlos a perecer..."
Mamita, yo no entiendo nada de filosofía pero este Nietzsche era bravo.
No se le caía una lágrima ni por casualidad.
(bah, no sé, parece que lloró por un caballo...)

Rebeca dijo...

Muy buena entrada Sr. Pablo. ¡Mire a la hora que estoy comentando! Deus!!

Me mataron los cartelitos explicativos.
Coincido en la dificultad de cumplir con la edición del libro para la realización de uno mismo. Pero es el único que trae réditos en lugar de dolores de cabeza. Porque hasta el árbol requiere que se ocupen de él.

Au revoir!

Mona Loca dijo...

Sin embargo, lo de la jaulita del hámster...
ehhh...
no, no, claro, está muy mal. No se debe.

A pesar de que se le pone comida y agua, no le va a faltar nada...

emmm...
No, claro, estamos de acuerdo, no y no.

Gracias por los consejos, algunos llegaron tarde y voy a ver cómo reparo el daño.


besos!

Yoni Bigud dijo...

Ay dios mío... tarde me viene con todas estas revelaciones. Con razón mi pequeña Yoni pierde el habla por 72 horas cada vez que le pongo límites, se niega a ver películas en mi presencia y se hace pis cada vez que entro de noche a su cuarto con un libro bajo la axila.

Voy a revisar algunos detalles. Muchas gracias a usté.

Un saludo.

Samain dijo...

Conteining baby es una genial idea, no entiendo porq ué tanto escandalete. Al fin de cuentas, le puso un dispenser de agua!

Estos pibes son super pretenciosos.

Pablo dijo...

Carugo, usted, amparado en su humildad, tira frases en latín, juega de memoria con citas textuales de Nitzsche y mecha conceptos propios de gran factura. A mi no me engaña, yo sé que debo temer el que usted lea las cosas que yo escribo.

Rebeca, tuve un cierto reparo en agregarlos. Basicamente porque son mucho mejores que lo que escribí. Y eso que puse una selección, tengo como 26. Una vez Mona Loca publicó unos de la misma serie sobre el embarazo que no tienen desperdicio.

Ha captado lo que quería decir: el libro es el más difícil de hacer, pero el que menos exige luego.

Mona Loca, este fin de semana mi mujer estuvo enferma así que eran dos criaturas contra mí solito. Le aseguro que mis reparos tenían que ver con encontrar una bichería abierta.

Yoni, no hay de qué. Cualquier cosa diga que la culpa es del colegio y que así anda la educación.

Samain, es esta generación debilucha y demandante. En mi época, además tenías que ganarle el lugar al hamster.

Bugman dijo...

¡Ja! A mí me criaron sin tantas mariconadas, sin puericultura y filosofíay esas supersticiones.
Una experiencia formadora, eso necesitan. Como cuando mi padre nos dejó solos en el bosque, a mí y a mis siete...digo, tres, tres, hermanos.
No éramos siete. Nunca fuimos siete.

Federucho dijo...

Don Pablo, Don Carugo.

Sé que, con lo que voy a decir, estoy haciendo leña del árbol caído, pero con el fresquete que está haciendo no me queda otra. Sólo eso... Ah, no! También que esto pasa "por amargo y por cagón".

Lo tenía que decir. Me la debían.

Ah! La entrada? Sí, genial. Desopilante. Como las anteriores en las que no firmé, pero sí leí. Incluso los comentarios, en los que poco a poco, Carugo y Usted, evitaban hablar del torneo local.

Saludos sumamente cordiales. Le doy permiso de borrar mi comentario. No hay de qué.

Ouchurus dijo...

Bueno, igual si tenés varios hijos cuenta casi como si hubieras escrito la Enciclopedia Larousse en 20 tomos no?


Y más que la jaulita, lo que no me vendría nada mal es instalar en el living por ejemplo, las rueditas esas del hámster, y las pongo a las chicas a correr ahí adentro un par de horitas... a ver si después no duermen de un tirón toda la noche!


P.D.: usted es un héroe...fue como si no hubiera nadie más en la casa...



ah no, espere...
que les dijo qué?
que les contó QUÉ COSA?!!!!

pero usted es un degenerado!!!

Shimmy dijo...

Calming Baby: no hay que darle la botella, es peligroso porque se puede romper y lastimar el bebé. Lo que nosotros queremos es que el bebé se calme y no haga ruido, para eso vertemos whisky en la mamadera en partes iguales con la leche.
Saludos Don Pablo!

Pablo dijo...

Bugman, "puericultura" me hace acordar a los maestros de la protocultura de Robotech. Dato que no tiene nada que ver con nada pero que permite desviar la atención de los 4 pusilánimes que no se dignaron a sobrevivir. Que nunca existieron, digo.

Federucho, touché. Soy conciente que ni siquiera recordarle que vienen de ser goleados por uno de los equipos más lamentables de este campeonato me salva de esta. Se lo concedo. Spa que usted no es el que me patea en el piso luego de haber sido salvajemente golpeado sino el que me escupe después de que otro me pateó en el piso luego de haber sido salvajemente golpeado. Cuando me recupere emocionalmente procederé a insultarlo.

Ouchurus, faltaba más.

No, en serio, faltaba uno más por lo menos. O dos. Pero me alegra que esté mejor. Dicen que en el amor y la guerra está todo permitido, y esto era una mezcla de ambos.

Shimmy, usted es un padre responsable. No como esos pelafustanes que les dan Jameson, Breeders o Benadryl a los niños. O se hace bien o no se hace. Que un niño con resaca es todavía peor.

Guada GN dijo...

No sé porque anda diciendo que plantar el árbol es lo mas fácil, al cabo que yo he escrito libros y tenido hijos y nunca he podido lograr que un freaking árbol me sobreviva.
Ahora, sus consejos y las consiguientes demostraciones sobre qué hacer con los críos me han resultado esclarecedoras. Dejárlos adentro de las jaulas grandes para dejar los changos llenos de los hipermercados mientras una se va al shopping tampoco se puede? Y si les dejo un paquete de galletitas y un par de jugitos? No es como que alguien se los vaya a robar...

Carugo dijo...

Federucho:

Lejos estoy de contradecirlo y no es mi intención crear polémica en este santuario filosófico que dicho sea de paso, es un lugar por el que me agrada pasar.
Pero con el permiso del Dr. Benegas, quisiera citarlo en este comentario.
El 6 de Abril (que casualmente es San PABLO LE BAO TINH) el dueño de este honorable espacio escribió la historia de Alcides Cuestabajo y decía lo siguiente:

"Existe entre nosotros un tipo de persona que cree ser el centro de una conspiración cósmica contra su persona, orquestada quizás por alguna deidad maligna que envidia su belleza o a la que no le gustó su pronunciación en inglés. Hablamos, ni más ni menos, que del pesimista."

Estas palabras me hacen pensar que puedo ser amargo pero no pesimista porque jamás pensaré que este campeonato lo perdimos por variables ajenas a nuestra propia incompetencia.
Por ende, recojo el guante y no tengo empacho en decir públicamente que usted tiene gran parte de razón al decir lo que dice, Federucho.

Pero volviendo al post de Alcides Cuestabajo, recuerdo haber mencionado en esa entrada el siguiente comentario:

"Al fin y al cabo, y sin darle ningún un tinte existencialista, creo que Alcídes Cuestabajo, como individuo libre, tenía la potestad de elegir ver el lado negativo de las cosas."

Y agregué:

"El pesimismo es tan malo como el optimismo irracional."

En otras palabras, Federucho, y disculpe lo extenso de la respuesta, es que ser amargo es tan sensurable como salir a la calle a festejar con exultante alegría, haber evitado la promición...

Usted sabe, siento mucha vergüenza...
(y no justamente por haber perdido el campeonato...)

Mis respetos a Usted.

Saludos

La ex Rubia dijo...

Ahh, pero no me diga que muchas veces no pensó en serio en eso de la jaula, o lo del riñón, o lo del alcohol...


E? No, no tengo hijos.
Si, la naturaleza es sabia.

Anavril dijo...

Que quiere que le diga...lo de "empalar en la trepadora"..me va a dar pesadillas...desde ya se lo digo...
Todo lo demás...un puema.

Yo le digo: buenas noches mi princesa y ella me contesta : buenas noches mi Leina (tiene problemitas con la R)...y pa´mi es más que suficiente.
..Ego?? no..no tengo...

Federucho dijo...

Estimado don Carugo,

Estaba formulando la respuesta y me había extendido demasiado. Este espacio de felicidad y bonhomía, no debe ser ensuciado por una disputa futbolera. Así que trataré de ser breve:

"Por amargo y por cagón!", banquensela, viejo.

Un saludingui. Buenos días.

nadasepierde dijo...

Recuerda su nombre y no lo obliga atrabajar mientras está en primaria!!! que bueno... despues vienen los tiempos en que ellos te citan a Nietzsche y te explican las verdades de la vida, y vos te quedás pensando que parte me perdí!

muy bueno, y las instrucciones para el baby,imperdibles.
saludos

Pablo dijo...

La ex-Rubia, fantasear no está penado. Eso sí, el amor me lleva a considerar que si le voy a dar alcohol entonces no le quito un riñón. Soy así: amoroso y previsor.

Anavril, si la ayuda no creo que lo empalen en la trepadora. Probablemente sólo lo dejen apoyado arriba inconciente.

Además, así no vale. Ya le dije, si le pone nombre se va a terminar encariñando.

Federucho, le agradezco el haberse contenido. Sus palabras rebozan de felicidad y bonhomía.

nadasepierde, si la verdad de la vida la tiene Nietzsche entonces no se perdió mucho. Y estamos todos en el horno.

Pecé dijo...

Mr. Cox, ud. dice que "El árbol es mucho más fácil en su realización. Un poco de esfuerzo concentrado y voilá" y "Siempre puede alegar que el problema no fue su torpe acción sino una omisión de la madre naturaleza."
En su rápida redacción se comió a Aristóteles y a Jesucristo. El primero dijo que la naturaleza nunca falla (no voy a ostentar dónde, pero créame), y el segundo habló de apuntar bien a dónde poner la semilla (ver Marcos 4, 1-9) que sino caput. Y no me venga con que uds. dice que es el árbolito de la plantería y no la semilla. Mire, Mr. Cox, creo que atentar contra los principales íconos de nuestra sociedad, y cargarse a Jesús, a Aristóteles y a Nietzsche (¿o se creía que no me había dado cuenta que también destronó a Nietzsche?) me parece mucho. No sé, yo le recomiendo empezar sólo por uno de ellos, no por todos. Así no le va a ir muy bien.
Además, sus dibujitos muy buenos pero... Ud. no aplica lo que proclaman, ¿no? Vamos, que yo lo conozco y no es tan escrupuloso, sino... se callaría más. O es que es Ud. más estúpido que Bibiana Aído, pero no sé si la naturaleza puede yerrar tanto... ¡dos veces!

Jazmin dijo...

La cuerva que crío tuvo una época difícil a los 3 años, aprox. Parece que es común en los infantes a esa edad.
Como no quería repetir modelos familiares y empezar a los palos limpios, intenté con la psicológica: a la 1... a las 2... y a las...!! La idea era que antes de pronunciar "tres" ella reviera su actitud y obedeciera mi mandato. Y veníamos bien así.
Pero un día, tuvo la curiosidad de ver qué pasaba si "a las 3" no había obedecido. Fue un día fatídico. Fatídico para la Barbie que hizo un arco perfecto por el living, sobrevolando los sillones, en su viaje hacia la chimenea... prendida.
Siempre me pregunté por qué el 1-2-3 system funcionó tantos años... quizás estuve un poquito severa. Pero nada que no pueda solucionar con 6 meses de terapia a sus 20.

Ahora es tarde para seguir sus consejos, porque ya no tendré más hijos, y a los nietos... bueno, sabido es que uno existe para malcriarlos. Pero me alegra ver que no estuve tan alejada de su filosofía. Ni de la de Nietzsche.

Jazmin dijo...

Ah, tenía 3 cuando comenzamos con el sistema.
Y 5 cuando sufrimos la lamentable baja de la Barbie.
Aclaro porque no quiero quedar como una desalmada.

Pablo dijo...

Pecé, me ha descubierto. Habiendome dado cuenta de que no tengo nada personal que aportar a la historia de la filosofía, me estoy jugando a desacreditar al resto. Vea lo que hice con Aristóteles en General Motors.

Y no nos venga con personajes españoles, que acá teníamos a la Lubertino para cumplir perfectamente el papel de pelotuda "antidiscriminatoria" y es de fabricación nacional. Ahora voy a quedar como un facho por su culpa. Gracias.

Jazmín, nosotros no sé si lo quemamos muy rápido, pero lo único que logramos con eso es que aprenda a contar hasta 3 a muy corta edad. La admiro y envidio. Nosotros estamos probando que pasa si contamos hasta 25.

La ex Rubia dijo...

Claro, mucho menos el hígado.

El Señor F. dijo...

excelente el artículo.. el epitafio y la última amenaza no razonable son tremendos. Planeo usar el primero con algún familiar.

pd: la carita del bebé tomando café también es genial..

Pablo dijo...

La ex Rubia, es cierto. Tendría más sentido para el chiste, incluso.

Señor F, "Bonding with baby" es, si no el que más, uno de los que más me gustan.

Por lo demás, basta con la farsa de que todos son buenos al morir. Celebro su iniciativa -literalmente- lapidaria.

El Señor F. dijo...

Eso no es nada. En el de mi abuelita gorila pienso poner "Esto con Onganía no pasaba"

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.