jueves, 23 de febrero de 2012

En el amor y en la guerra...


Pasar desapercibido. Entrar. Salir. Pim pam pum. No hacer contacto visual, no mostrar mucho el rostro. Ser un fantasma; un espejismo que se insinúa por el rabillo del ojo; una imagen difusa que a uno le cuesta recordar si fue real. Movimiento continuo y cabeza gacha, movimiento continuo y cabeza gacha, movimiento continuo y cabeza gacha. Allá vamos...

Entró con las manos en los bolsillos y los brazos pegados al cuerpo. El corazón le palpitaba traicioneramente y la tensión del rostro transformaba esa sonrisa protocolar en una mueca de muñeco de cera. "No lo voy a lograr" pensó cuando una pequeña niña miró su cara de payaso poseído y se puso a llorar. Entonces cerró los ojos y pensó en ella; pensó en su dolor y en su pedido desesperado. "No puedo volver. Si no lo consigo no puedo volver".

Si los astros nos dicen algo, si sus movimientos intentan comunicarnos un mensaje vital, esa noche en aquél lugar ese algo sonaba como "¡Cuidado que vas a pisar mier...! Nada, nada. Dejá".

A los 20 minutos, después de dar varias vueltas, entendió que no iba a conseguirlo sin recurrir a alguien. Maldijo para sus adentros, apretó el puño y se dirigió a ese mostrador que tanto había querido evitar. Deslizó el papel mientras miraba disimuladamente hacia otro lado.

La voz del otro lado sonó cortante.

"¿Sí?".

Tragó saliva e intentó mostrar compostura.

"Estaba buscando vsmlnmnhan".

La voz volvió, ahora meliflua, como si hubiese entendido lo que pasaba y lo disfrutara enormemente. El poder corrompe.

"Disculpe. No alcancé a entender. ¿Qué quiere?".

Perdido por perdido... "Estoy buscando... Vagisan".

"CACHO, EL SEÑOR ESTÁ BUSCANDO CREMA PARA LOS HONGOS VAGINALES. ¿NOS QUEDÓ ALGO?"


¿Qué qué aprendió ese día? Que las humillaciones vienen en pomos de 125, 250 y 500 cm2.










nota del autor: mi mujer y el objeto puntiagudo que tiene en su mano me piden que aclare que he tomado de base para este relato una anécdota ajena. Ningún matrimonio ha sido lastimado para la realización de este post.


13 comentarios:

Dany dijo...

¿Se puede saber cual fue la respuesta de Cacho y en que tono?

La nota del autor es poco creíble.

Un abrazo!

Nefertiti dijo...

No no... eso es una venganza por algo, no me diga. El señor en cuestión dejó la tabla del inodoro arriba?
Enviar a un hombre a comprar Vagisan es como pedirle que compre protectores diarios, sin perfume, sin alas y adapt.

Damaduende dijo...

Al menos uste´- y el protagonista del post - tienen la tranquilidad, dentro la humillación, de saber que Cacho y su compinche jejeje, saben que no es uste´el que lo va a usar. ¿Sabe lo que debe ser para una señorita ir a comprarlo y que todos sepan que es para una?
"Me lo encargó una amiga."
Sí, claro...
No se queje, no se queje, siempre podría ser peor... Podría haberle encargado - a su amigo de uste´, digo - supositorios.

Renegado dijo...

El despachante fue muy poco discreto en verdad. Y ordinario. Debería haber dicho algo así como: "CACHO, EL SEÑOR TIENE UN PROBLEMITA DE BACALAO AL CHAMPIGNÓN ¿NOS QUEDÓ ALGUNA CREMA PARA ESO?".

Hay gente que no tiene tacto.

Pablo dijo...

Dany, es como preguntar qué hizo el agente después de entender quién era Kaiser Soze. Se lo averiguo, porque yo no pude ir más allá de la mandada al frente del amigo de Cacho.

Por lo de la nota del autor, si quiere no me crea, pero estas cosas son como el Hipoglós: mientras más se trata de limpiar, más se esparce.

Nefertiti, yo sostengo lo mismo. Hay ciertas actividades que no son intercambiables y ciertos favores que no deben pedirse.

Habiendo dicho esto, me dicen que no quedan los adapt ¿los confort night son iguales?

Damaduende, no lo había pensado así. ¿Usted dice que consuele a mi amigo contándole cuando fui a comprar pomada hemorroidal?

Pablo dijo...

Renegado, su comentario ha logrado arruinar cualquier ida futura a un restaurant. O a una farmacia. O a un burdel.

Hacha dijo...

Uno tiene que ir previniendo este tipo de casos.
Primero tiene que ver en la farmacias cercanas cual vendedor tiene mas cara de buenagente.
Tiene que ser varón, sino lo que no se dice en voz alta se esparce multiplicado en voz baja (si si muy machista pero empiricamente comprobado)
Luego tiene que entrar regularmente a comprar cualquier cosa inofensiva, un tafirol, un chupete, un dentrífico.
Tiene que empezar a conversar con el tipo. "como anda?", "tiempo loco no?", "vio el partido de racing?"
Hagale una investigación cibernética, face, mail, google, twitter
Sigalo algunas veces y si entra a un bar, tome un café casualmente cerca y prestelé el diario.
Investigue su casa y a su familia, sus gustos y sus manias, si tiene una amante sáquele fotos.
Entre de noche a su farmacia y revise sus papeles contables y facturación, busque en la afip como extorsionarlo.
Y una vez que ya tiene todo listo, cuando necesite esa crema acérquese en el bar y pidalé con cara de sufrimiento la famosa crema, fijándose siempre que no ande cacho cerca.
...
como dice? que me vaya? orden de restricción?
escucheme, no se porque me trata así amigo pablo, pero usted no puede correrme de este blog, tengo ciertas fotos y papeles que lo comprometen.
me voy a la farmacia, pero vuelvo mas tarde.
hasta luego.

Rebeca dijo...

ajjajajajjajajajajaj! Perdón Don Pablo no me río de usted (de su amigo, quiero decir)sino de la situación.

Pero es como si a mi me encargaran comprar viagra.

A una amiga mía le pasó. No! no, en serio!



Saludos

Zeithgeist dijo...

JAJAJAJAJAJJ aca con el tipico LE PASO A UN AMIGO no, eh??

Pablo dijo...

Hacha, su comentario es inmarcesible. Poco práctico quizás, pero inmarcesible.

Rebeca, ¿en serio? Dependiendo de si le tocó un vendedor o una vendedora me imagino una sonrisa socarrona o una mueca de compasión.

Zeithgeist, le comparto algo de mi intimidad conyugal:

- Me gustó el post pero ¿no pensarán que soy yo?
- Pero no, mi amor, se entiende perfectamente que la anécdota es ajena. Igual, no te preocupes que lo aclaro y listo...


Ay, ay, ay. Así estamos.

Anónimo dijo...

La división de tareas y la portación de particularidades de género son principios connaturtales e inherentes a la especie, sumamente escenciales y vitales... que solo el matrimonio puede romper, pisar, aplastar y hacerlo un bollito para jugar al baloncesto con el tacho de basura (o cesto).
Desde que me casé compré: toallitas secas hipoalergénicas suaves; pastillas para el dolor de ovarios (o varios dolores), cutex, corpiños para amamantar y, la peor de todas, compro mi propio viagra.

Bacalao al champi: aplauso sostenido.

Ouchurus dijo...

El que avisa no es traidor...







a dormir a la bañadera!
Si, si!!! Al lado de las toallitas con alas y los O.B.!

Pablo dijo...

Anónimo, recuerdo haber tenido que comprar toallitas femeninas (bajo protesta). ¿Donde quedó el pudor?

No, no, en serio. Pudor es una marca de toallitas femeninas. ¿En qué góndola quedó?

¿Y por qué comenta anónimamente?

Ouchur...¡ah! Ahora entiendo por qué.

Ouchurus, quizás sean buenas como toallitas, pero como almohada son pésimas.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.