martes, 7 de diciembre de 2010

Ludópata


En general, en los relatos en primera persona que uno hace, nunca queda mal parado. Con las ventajas que da la narración omnisapiente, uno puede justificar su accionar merced de la referencia a una necesidad profundísima, un recuerdo nefasto o un odio suficientemente visceral; siempre hay un interés ulterior que explica, cuando no la invitación a compartir la detallada mecánica del razonamiento que me llevó a hacer X, pensar Y o a sacarle a W todos sus Z.

Pero no será este el caso. Ya en ocasiones anteriores he tratado el tema de la mirada sobre uno mismo, y también he ventilado algunas acciones de las que no estoy particularmente orgulloso. Incluso he llegado a publicar fotos mías sumamente comprometedoras que nunca debieron ver la luz. Pero siempre hubo un freno de mano, un intento de justificación, una búsqueda de comprensión. Hoy no busco nada de eso. Hoy presentaré un aspecto que sólo da lugar al juicio negativo. Bueno, ahí va...

Hola, soy Pablo, y en lo que respecta a los juegos, soy extremadamente competitivo.


(Insertar aquí el "Hooolaaaaa Paablooo")


Es así. Siempre me han gustado los juegos. Y me parece una parte constitutiva de ellos que se esté jugando por algo. Plata, fósforos, porotos o el mero reconocimiento del triunfo. Algo.

Plaza. Circa 1983.

Niño inocente: -¿querés que juguemos a los camiones?

Pablo: - Dale, juguemos a ver quién llega primero hasta aquél árb...¡YA! (sale corriendo hacia el árbol)


Actitudes similares recorren mi historia. Este amor por la competencia me parece común al sexo masculino. ¿No me cree? Agarre 4 amigos de toda la vida, cuya inquebrantable amistad sea un ejemplo para el resto de los mortales. Ahora siéntelos en una mesa y póngalos a jugar al TEG. A la hora y media tendrá acusaciones mutuas de homosexualidad por hacer pactos para atacar a uno, pseudo-declaraciones de amor a las hermanas del resto y bailes de la victoria para acrecentar la humillación del que no pudo conquistar Vancouver, que tenía sólo 3 fichas, a pesar de atacar con 15 fichas azules. No digo que no haya mujeres infectadas con este virus, sólo digo que estadísticamente no son tantas. O por lo menos no son todas.

Es más, este mismo instinto lúdico es el que hace que una persona sea fanático de algún equipo en cualquier deporte. Es tomar parte a los solos fines de hacer propio un logro ajeno y enrostrárselo a alguien que debe ahora hacer propia una derrota ajena. Y creo que es más esto que el fervor patriótico lo que me lleva a alentar a la selección argentina de canicas.

Pero lo que hace especial mi caso es la baja tolerancia a la frustración que acompaña al instinto y que se plasma, entre otras cosas, en la severidad frente a las pretensiones de violar las reglas establecidas. Paradigmático fue el caso de aquél Trivial Persuit del 2006 en el que una prima mía le soplaba la respuesta a otra ¡estando en diferentes equipos! ¡¿De qué creen que se trata esto?! !¿creen que venimos a divertirnos, acaso?! ¿Ah, sí? ¿y los puntos no importan? Caramba. Hay de todo en la viña del Señor.

Lo cierto es que no soporto los anarquistas lúdicos. Aquellos que sienten que "es más divertido" si cambiamos completamente las reglas a mitad del río, o si las flexibilizamos para atender una situación que nos da pena o nos conviene más. Como Hugo en aquél fin de semana de póquer del 2002.

Con otros 4 amigos, a lo largo de todo un fin de semana jugamos póquer por porotos. Para el domingo, yo ya era el rey de los porotos. Era Poroto Cubero. Mi ventaja era ya irremontable para el resto de los perded...de mis amigos. Hasta que Hugo enunció aquellas fatídicas palabras que todavía no le perdono: "Última vuelta. Jugamos todo". ¿Eh? ¿donde está la lógica? ¿donde la racionalidad?


Yo les diré donde está la lógica; dónde la racionalidad. En aquél árb...¡YA!



27 comentarios:

Samain dijo...

Pablo, permítame decirle que las mujeres estamos infectadas con ese virus de la competencia, el asunto es que somos lo suficientemente comprensivas con ustedes, hombres, como para dejarlos ganar o aguantarnos los gastes ganados en buena ley. Somos unas santas.

Por mi parte: en los deportes y en los juegos de video (consolas) no hay amistad ni relación que valga. INTENTARÉ ARRANCARLE LOS OJOS. SÉPALO.

Al margen: su actitud con el chiquitín de la plaza no es competencia. Es trampa.

Saludos!

Bugman dijo...

Señor Pablo, advierto que astutamente ha omitido una información vital: ¿perdió usted todos los porotos?
¡Loser!
(Inserte aquí baile de la victoria especialmente humillante).

Nefertiti dijo...

bueno, soy mujer, y excesivamente competitiva. Debo confesar que disfruto sobremanera hacer polvo a los hombres cuando creen que claramente tienen ventaja (ejemplo: ping pong, padel, tenis)

Detesto a la gente que hace trampa. He llegado a negarme a seguir jugando al Pictionary al detectar el más mínimo atisbo de engaño...

Y además... no me gusta perder ni a las bolitas...

Yoni Bigud dijo...

Yo a los porotos los meo. Así que conmigo le convendría perder.

El día que me cruce por la calle con Cubero salimos en todos los diarios.

Un saludo.

Pablo dijo...

Samain, "Intentaré arrancarle los ojos. Sépalo". Ha dejado traslucir, usted, toda su santidad.

No se haga la ofendida y agarre el control.

¿Trampa? ¡¿Trampa?! ¡¡¡¡¿TRAMPA?!!!!

Ah, sí, trampa.

Señor Bugman, yo no dije que había perdido los porotos. No es que no haya sido así, pero yo no lo dije.

Nefertiti, su comentario da pie para desafiarla, pero hace poco me barrieron jugando al ping-pong y quiero esperar a que mi ego se recupere.

Es así, con trampa, el juego pierde todo sentido (lo mío corriendo al árbol fue oportunismo, no trampa)

Señor Bigud, usted sabe que no hace más que generar una "operación clamor" para que transcriba su episodio con Del Río ¿no? Dele, si no no voy a poder disfrutar de mis vacaciones.

Renegado dijo...

Uh! Espero entonces que en las futuras reuniones en las que nos encontremos a nadie se le ocurra aprecerse con un mazo de cartas o algo.

No me gusta perder ni a la bolita.
Además (y sé que algún día voy a arrepentirme muchísimo de decir esto) suelo calentarme rapidísimo si encima de perder me gastan.

Ouchurus dijo...

Ahora que menciona el TEG...eso me recuerda aquél día en Pinamar, cuando usted, Hugo (ya que lo menciona) y otro amigo me "enseñaron" (MUAAAJAJAJAJA!!!!!) a jugar a este jueguito. Se creían tan cancheros al principio dando sus explicaciones apresuradas y con cara de "dale nena, si es una pavada, no entendés??", y respondiendo con fastidio a mis detalladas preguntas (al cabo que ustedes me invitaron a jugar).

Quién hubiera dicho que los iba a hacer pelota!!!!!! Los tres calladitos, con cara de pocos amigos (creo que a usted le salían unas llamitas por los ojos), bostezando para que pareciera más que estaban cansados y no que veían acercarse su terrible destino.

Si, ya sé que ya había mencionado este episodio en algún comentario anterior, pero lo seguiré haciendo cuantas veces sea necesario, ya que este tipo de situaciones (ganarle a tres hombres competitivos y seguros de si mismos) no me ocurren todos los días!!!!!!

que lo disfrute con salú...

Bugman dijo...

Ya Señor Pablo, Ouchurus no me deja mentir. Loser.
(Inserte aquí danza de la victoria con catorce bailarines, acompañamiento de banda y efectos pirotécnicos).

Briks dijo...

puedo decir que, en este cam`po, soy absolutamente igual a ud

mi problema es que soy un muy buen perdedor, pero un MALISIMO GANADOR

esto s, afronto la derrota con idalguia, me banco la cargada y me apresto para la revancha

ahora.. cuando gano...

un no me quiere ver cuando gano, sepalo
El último bailecito del Sr Bugman es un precalentamiento, apenas.

Sir Lothar Mambetta dijo...

Como soy un loser nato, mi juego favorito es "La Ensaleta Rusa". Uno carga una pistola con cinco cartuchos de ensalada rusa, gira el tambor y se dispara en la sien.
Le seguro que no hay nada más decepcionante que ganar.

Un abrazo, profe.

Pablo dijo...

Renegado, por los comentarios generales podemos decir que un tablero de "Carrera de mente" o una baraja española (o inglesa, lo mismo da) son como la kriptonita para MiB. En la lápida dirá: "No sabemos como empezó, pero tenemos clarísimo como terminó".

Ouchurus, hay un supuesto común sobre la existencia de algo llamado "suerte de principiante". Es un supuesto común entre todos los que han perdido contra alguien que jugaba por primera vez.

Sólo le pido que me deje disfrutar del cariño de mis hijas y se los cuente recién en la adolescencia, donde ya estarán decepcionadas de mí de cualquier manera.

Señor Bugman, los 14 bailarines estuvieron de más. Con 10 ya hubiese entendido su punto.

Briks, la derrota y la victoria generan eso cuando el juego ha estado plagado de referencias a prácticas contra natura y cosas del estilo. ¿O me va a decir que recién habla cuando gana?

PD: y si alguna vez me llega a ganar, le recordaré que escribió hidalguía sin "h".

Sir Lothar, "La Ensaleta Rusa. El juego en que ganar cuesta un huevo". Apúrese antes de que se lo sople Mattel.

Anavril dijo...

Yo, en cambio, conosco mis límites.
Soy un as en el Backgammon, en la generala y tengo bastante...culo con el chinchon...pero soy PÉSIMA en la canasta(por eso, y sólo por eso no juego casi nunca...nada tiene que ver que mis abuelitas y sus hermanas ya se murieron)

Al Burako y al Jodete, zafo bastante....

Trato de no gastar demasiado cuando gano para que, al momento de estar del otro lado de la rueda no me denosten demasiado...ilusa...ya lo sé.

Anavril dijo...

lo que no conosco es la z

Anavril dijo...

y 14 ya que estamo

Carugo dijo...

Ahh, amigo, en ésta paso.
Ni siquiera pago para ver sus cartas (o los links que puso) porque no me gustan los juegos de mesa.
L-O-S D-E-T-E-S-T-O.
En cierta oportunidad, una psicóloga que estaba más buena que ganar la Copa Sudamericana, al comentarle sobre esta tara lúdica me dijo que a mí no me gustaba jugar porque me tomaba la vida demasiado en serio.
Me aconsejó diciéndome que tenía que divertirme más y dejar fluir a mi niño interior.
Mire, Señor Pablo, si hay algo en esta vida que yo respeto como si fuera palabra santa es el criterio de una licienciada en psicología.
Por eso, inmediatamente quise cambiar mi conducta y liberando a mi niño interior intenté tomar del pecho de la profesional.
"Qué hace?" me dijo horririzada sujetándose el bretel del vestido que yo torpemente le había roto de un manotazo. Le respondi que mi niño interior aún estaba en la etapa de lactancia.
Me echó.
Ahora que lo pienso, no recuerdo que me haya dado el alta...
Anécdota al margen, odiar el juego me transforma ante la vista de mi hijo, en un ser totalmente vil y despreciable.
Jugar a las cartas es para mí la muerte, el juego de la Oca, una tortura más dolorosa que cañas de bambú en las uñas y el bingo o la lotería me provoca una sensación peor que si me despellejaran vivo.
No hay caso, che, no me gusta jugar.
Y toda la culpa la tiene la licenciada en psicologóa que no amamantó a mi niño interior.
Hubiera sido muchbo mejor padre.

Viejex dijo...

Yo creo que soy un muy buen perdedor. Al menos en potencia. Lo comprobaré cuando pierda a algo. Alguna vez tiene que suceder.

Mecha dijo...

Pablo,

Sepa que me sentí totalmente identificada con su entrada.

Si hay algo que detesto es que me hagan jugar otra vuelta de póker porque hay un pobrecito que va perdiendo una fortuna.... QUE SE JODA!!! PARA QUE JUEGA SI NO SABE!!!!
No, no... dijimos que eran 2 cajas cada uno MÁ-XI-MO... no le voy a dar otra para que recupere a costas de lo que yo me gané...

No, no...

y ahora me hicieron calentar...


Con ustedes no juego más!

Ouchurus dijo...

Carugo: cartas, el juego de la Oca, bingo y lotertía??
Pero asi cualquiera se quiere matar! Nunca un Monopoly, TEG, pocker, pictonary???? eleve el nivel lúdico m'ijo!!!

Ouchurus dijo...

la "lotertía" es un juego en el que las tortas...







...no, deje.
Me voy a ir a la mierda seguro!

Guada GN dijo...

Por favor, Ouchs, no se detenga! Lotertía es un juego en que las tortas que...? La intriga me va a tener un buen rato... :)
A mi me encanta jugar a juegos de mesa, comparto eso. Tengo pilas de juegos de mesa y cuando nos juntamos a comer sacamos alguno y solemos hacer hombres contra mujeres - el TEG no lo tengo... tendría que conseguirlo, tengo amigos que NUNCA JUGARON, puede uste´creerlo, don Pablo?
Pero no soy competitiva. Yo soy de la vieja escuela de mechupangüé. Mientras me divierta, todo bien, cuando me aburro, ya`tá. ¿Perder dice uste´? Ah, no, perder no me gusta, pero no suelo perder, así que no importa :P

Gamar dijo...

Yo creo que a los hombres nos gusta la competencia con el otro y a la mujer le gusta el juego en si mismo.
Si va a un Bingo verá que las viejas copan todas las máquinas. No creo que muchos hombres se entretengan mucho enesas maquinitas.

Mary Reed dijo...

Yo pienso y actúo muy parecido a usted.

Pero creo que o mío es TOC. Porque me obsesiona que todo se haga a la perfección siempre, aunque sea de "mentiritas"..

El Señor F. dijo...

No tiene nada que ver con el sexo.

Recuerdo que mi tío y su esposa tenían peleas épicas en torno al Burako, que terminaron un par de veces al borde del divorcio

(y ahí si tuvo algo que ver con el sexo)

El Señor F. dijo...

pd: "jajajajajajaja AJAJAJAJAJA "un huev.. ajajajajajaja!!1!!!!"

Federucho dijo...

Hay un juego en la actualidad que consiste en ponerse una camiseta roja (u ocasionalmente azul) e ingresar en una copa. Una vez allí, parece que hay que sortear uno a uno los obstáculos, tratando (en la medida de lo posible) de nunca superar al rival en cuestión. Es un juego medio raro, ya lo se. Tan raro es, que en un momento del juego, se le puede revolear una piedra al rival y salir impunemente victorioso de la situación. Es más, en la parte final, hay que ser superado por los de color verde para llegar al objetivo.

Vaya y comprese el otro juego ahora. Sí, ese, el de la Libertadores. Vaya usted que puede.

... Fel... sí, bueno... Felicitaciones.


(la rep$%$&$%#"#&&#...rió)

Pablo dijo...

Anavril, parece un oxímoron pero ¿vio que hay gente que "es buena" para los juegos de azar? ¿como se puede tener habilidades para algo que no parece depender de uno?

Eppure si muove.

Carugo, quizás ese odio sea un mectanismo de defensa para que no termine en Crónica por haber despellejado a otro después de una partida de TEG. Porque los juegos -paradójico como suena- hay que tomárselos en serio.

Viejex, que un hincha de Tigre diga eso contradice mi teoría sobre el fanatismo deportivo. O la suya sobre nunca perder.

Mecha, para esa gente inventaron el póquer por internet.

Ouchurus, ¿a qué ha estado jugando usted?

Guada GN, cuando no pierdo, a mí tampoco me molesta la derrota.

Gamar, quizás también me vea a mí en los tragamonedas. Pero en mi caso es porque es la manera de no perder tan rápido en el casino.

Mary Reed, estoc de acuerdo.

Señor F, ¿de ahí vendrá la expresión "le hizo un burako"? Muchas veces la he escuchado en torno a divorcios.

Federucho, voy a terminar pensando que usted es masoquista (lo que explicaría que se haya hecho hincha de Racing) Para usted ya he dejado un nuevo post.

Le juro que dejarlos afuera de la Libertadores no era la idea. Fue un bonus.

Abrazo grande.

Huguiyo dijo...

Je je je je je je je!!! Fue buenísimo!!! (si hubieran visto la cara de Pablo... inolvidable..).

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.