jueves, 8 de julio de 2010

Salvavidas de plomo


Ustedes saben que mis ausencias de la blogósfera están siempre justificadas, así como también mis ausencias escolares, mis llegadas tarde a casa y mis desaveniencias impositivas. Lo malo (para ustedes) es que tales justificaciones me obligan a transitar el tortuoso (para ustedes) camino de las referencias personales. Pues bien, allá vamos.

Resulta ser que me encuentro en Chile para asistir al casamiento de mi hermana. Sí, sí, le digo. De su parte. Por supuesto, por supuesto. Muy emocionados. No, no es la primera. Claro. Un momento importante, sin dudas. La cosa es que tuve que trasladarme hasta aquí con toda mi prole. No sé si usted sabe, pero las criaturas pasan gran parte de su vida enfermos. no necesariamente cosas graves, sino resfríos, toses y cosas del estilo. Como el foco de estos males recurrentes suele ser el jardín nosotros -que somos personas previsoras- dejamos de mandar a la mayor al jardín unos días antes del viaje para preservarla. Uno o dos días antes de subir al avión, detectamos que la menor tenía una molestia en el oído, así que nosotros -que no sé si lo dije, pero somos personas previsoras- la llevamos al pediatra.

"Oido tapado, no es demasiado grave, pero para que no le moleste en el avión le vamos a dar un remedio" dijo el profesional de la salud en-mala-hora-venido-al-mundo. El remedio era un corticoide.

Asumiendo que usted es ignorante al respecto, le aclaro que los corticoides pueden tener efectos secundarios como la irritabilidad. En el caso de mi hija menor, ese parece ser un efecto primario. Imagínese este cuadro: clase turista. En un fila de asientos que no destaca por su separación de la anterior y la posterior usted tiene entre manos un cerdo enjabonado. Ese cerdo enjabonado se acaba de enterar que la comida es jamón y además hace unas horas vio el partido de Argentina-Alemania. Por último, es un cerdo pelirrojo. Eso no es todo, el cerdo tiene una hermana celosa. Y una madre con un rivotril encima.


Llegado este punto, existe un paréntesis necesario. Si bien hasta ahora veníamos bastante bien con el tema de los viajes, lo cierto es que el comportamiento de los perversos polimorfos en espacios cerrados suele atribuirse a una falta de educación de los párvulos o una falta de caracter de los padres. Me permito disentir. Hay otra opinión, más benigna, que dice simplemente que un espacio y una situación así no está hecha para niños. Coincido. El tema es que no existe un plan "b"; una opción viable. Por lo menos mientras esté mal visto aplicar un pañuelo con formol. "Que se vaya a Chile en omnibus y nos deje dormir" acota un hombre molesto, dos filas adelante. Un viaje en micro de 22 horas implicaría la muerte, ya de las creaturas a manos de los padres, ya de los padres a manos del resto de los pasajeros. Se trata entonces de transitar la situación con dignidad. Sólo sepan que hicimos lo posible de nuestra parte: sobornamos con caramelos, amenazamos con un desmembramiento doloroso, prometimos premios que no podemos costear... La clave, a fin de cuentas, parece ser la aceptación. De que el resto de los pasajeros nos odiarán, de que no dormirán como pensaban.


En conclusión, antes de viajar con niños recuerde que el efecto de los corticoides es la irritabilidad...de los padres.

14 comentarios:

Viejex dijo...

Entonces concluimos que la irritabilitad es definitivamente un efecto primario (por la loca bajita) y secundario (sus padres). Y si me apura, diría universitario (por los viajeros)

Carugo dijo...

No sea duro con sus niñas.
Lo bueno que tienen los chicos es que manifistan su estado de ánimo tal cual lo sienten en cambio los adultos buscamos sutiles y civilizadas formas de dejar bien en claro cuán grande es nuestro fastidio.
Por ejemplo, no dejar propina cuando en el restaurante el mozo nos atendió mal...

Anavril dijo...

El corticoide aumenta la...digamos agilidad del infante como así también el apetito...asique espero que haya llevado muuuuchos pesos chilenos o que el cambio le favorezca.

Ya probo el efecto del benadryl? Suele reemplazar al corticoide y a la vez favorce la relajación....o no. En el caso de la mia...la acelera.

Para mi lo mejor es el ibuprofeno, desinflama, previene una otitis por presión (en este caso) y además es mágico en los niños!!!!

Sino, se guarda una botella de champú del casorio, y la descorcha ni bien embarcan para la vuelta....y que se arreglen los otros pasajeeeerooosssss de la vuelta.

Guada GN dijo...

Yo hace tiempo que me resigné a que los pasajeros me odiaran cuando viajo con niños. Y mis niños son bastante tranquilos, lo que da la pauta de que los demás pasajeros lo odian a uno por prejucio nomás. Bueno, en su caso era un prejuicio justificado, pero aún así.
Piénselo de esta manera, todos fueron niños alguna vez y a alguien le rompieron las pelotas en algún viaje seguro. Es una cuestión de karma, Don Pablo. Haga eso, siéntase un instrumento del karma, practique su mejor cara de palo, cómprese tapones para los oídos y va a ver que se siente mucho mejor.
O si no use Benadryl, como dice Anavril, que a mi una vez me lo recomendó un médico - fuera de programa y a pedido del público - para exáctamente esos menesteres.

Ouchurus dijo...

rivotril y medio...




qué viaje?
a dónde?

...ah, si...me suena...

A.R.N. dijo...

mire don, le cuento para que se quede tranquilo, mas tranquilo, acepte con resignacion su futuro. la irritabilidad de los padres es directamente proporcional al tamanio de menor. para decirselo en una frase mas simple. ninios chicos, problemas chicos. ninios grandes....
relajese y goce este momento.

Mona Loca dijo...

Mire, qué quiere que le diga.

Uno siempre sufre. Tanto de un lado como del otro.

He estado de ambos y le digo que casi no hay diferencia en cuanto a la intensidad del sufrimiento.

Al que le dijo "que lleve a los chicos en micro", podría haberle respondido "que se pague un pasaje en Primera clase, asì viaja cómodo!"


Y así se arma una pelea de fondo que desdibujará los inconvenientes causados por la jovencita.


besos

Pablo dijo...

Viejex, y a la vuelta además vamos a viajar sin casi horas de sueño. Esa va ser una irritabilidad de postgrado.

Carugo, no es que sea duro con ellas. Pero imagínese que después tiene que viajar 2 horas con el mozo al que no le dio propina.

Anavril, todavía no me ha dado para probar con benadryl, pero anoto todos los datos (principalmente el del Champagne)

Guada GN, yo pruebo lo que me dice, pero no creo que decirles que no solo tienen que bancarse el quilombo sino que además es culpa suya tenga buena aceptación entre los pasajeros.

Ouchurus, lo único que le pido es que para el casamiento haya dejado de babearse.

A.R.N., ¿gracias? Ahora voy a necesitar Benadryl para poder dormir por las noches.

Mona Loca, me quedo con la idea del foco distractivo.

"Miren a ese tipo. ¡Miren que cara de árabe! Y tiene 'equipaje de mano'".

"¡Ay! Este señor me tocó la cola".

Ja, y pensar que iba a quedar mal por las chiquitas.

A.R.N. dijo...

benadryl es para la alergia. yo le recomendaria valeriana cincuenta y cincuenta con pasiflora. bes

Guada GN dijo...

No, Don Pablo, uste´a los demás pasajeros no les tiene que decir nada. Ni cara de disculpas les tiene que poner. Lo que digo es que internamente uste´ interiorize - ja, vio lo que hice, un juego de palabras... está bien, dejo - que lo que está uste´haciendo no es mas de lo que ellos han hecho alguna vez y joe´, que se la banquen, carajomierda. Ahora, cuando uste´viaje solo y alguien viaje con niños, se la va a tener que bancar, porque sí, uste´ha hecho lo stesso.
El benadryl que palma no es el de la alergia, como dice ARN, es el antitusivo. Así que además de medio dormidas las va a tener sin tos, el combo perfecto :P

A.R.N. dijo...

guada no sabia que habia dos benadryles.
la valeriana, pasiflora es para ud, no para los dulces angelitos pablo

Federucho dijo...

Veo que está lleno de Giselle Rimolo's. Sí, la de Soldán. Esa misma. La médica trucha.

Dejen de drogar a sus niños!

A ver, piensen: Cuando eran chicos y lloraban por deporte, sus padres que hacían?? Claaaaaro, a algunos con el cinto, otros a mano limpia. Pero claro, no vaya a ser cosa de que se los trate de cavernícolas.

No sean exagerados: Un tironcito de orejas, una palmadita o incluso una doble nelson, son válidas.

Digale sí al golpe oportunamente brindado. Las drogas, hoy ni nunca son la solución.

FEDERUCHO DIXIT

Pablo dijo...

A.R.N., entra valeriana con pasiflora, sale valerina con formol.

No, en serio, no tengo idea qué sea la pasiflora.

Guada, ¿cómo? ¿ya no podré quejarme de niños ajenos? No, no, debe haber otra salida...

Federucho, yo también creo en la vigencia de algunos métodos tradicionales. Pero como la frase "pegarle a los chicos" enseguida toma en el lector la imagen de una golpiza salvaje con elementos punzantes, aclaro que el momento debe ser correcto, la motivación también (que sea correctivo y no simplemente una descarga para el padre, tutor o apoderado) y que sea en un lugar donde no deje marcas.

(Lo último es un chiste, por si acaso)

A.R.N. dijo...

es una planta como la valeriana.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.