miércoles, 17 de noviembre de 2010

Sobreviviente


Es un lugar común, ampliamente difundido, que hay que enfrentar los miedos. Psicólogos, educadores, consejeros y guionistas de películas de Disney nos lo repiten incesantemente. Solo accederá a una vida mejor cuando haya pasado por el mal trance hasta el punto de dejarlo atrás. Pero uno se siente cómodo de este lado del tunel y se hace el distraído. Incluso cuando se trata de un hecho puntual, lo va relegando mentalmente, como si no dedicarle el pensamiento le quitase toda entidad, todo peso real.

No puedo negarlo: yo lo sabía. Lo supe con bastante anticipación, pero no quise enfrentarlo. El tiempo siguió avanzando (sospecho que -por maldad pura- de hecho lo hacía más rápidamente) hasta que el momento temido se presentó a mi puerta, impiadoso: mi mujer se iba todo el fin de semana y yo me quedaba solo con las dos chicas.

No me malinterprete, amo profundamente a mis hijas. Y es precisamente por eso que temía ese momento. Yo paso tiempo con ellas y colaboro en los menesteres logístico-afectivos, pero justamente eso es lo que me hace valorar que seamos dos. Para que pueda intuir de qué estoy hablando, le pido que recuerde la escena de Rocky II en la que Rocky persigue a la gallina. ¿La tiene? La imagen, no la gallina. Ahora imagine que hay no una sino dos gallinas. Imagine además que esas dos gallinas se bajaron un pack de 6 latas de Red Bull. Por otro lado, no sé si usted lo sabe, pero hay eremitas que duermen 4 horas por día. Ahora imagine al actor Colin Farrell volver de una noche de excesos y descontrol y...no, ese es Colin Flirth. Colin Farrell, el de Swat ¿no? El de DareDevil. El malo. No, no el morocho enorme, el irlandés loco. Sí, sí, mala película. Bueno, imagínese que cuando vuelve de la jarana se entera que solo podrá dormir 4 horas. Imaginemos, por último, que Colin Farrell es narcoléptico. Pues bien, así pintaba el fin de semana: como un actor hollywoodense mal dormido vestido de monje eremita persiguiendo 2 gallinas alteradas por una bebida energizante. Dígame si no hubiese tenido miedo.

Largar el sábado a las 7 de la mañana no fue prometedor, pero si Rocky llegó a hacer 4 películas más, yo llegaría al domingo. Durante un día completo fui a la vez la ley y el consuelo al infractor; fui chef y mozo; animador y guía televisiva; asistente de vestuario y recolector de residuos; médico y mago amateur. Como sólo una de las pequeñas (la que amaneció a las 7 am) duerme siesta, la noche encontró una versión bastante desmejorada de Pablo Benegas. Los pormenores poco importan aquí. Ellas habían sobrevivido comiendo 4 comidas y yo también.


Lo bueno es que desde el principio existía un horizonte. Como eramos varios amigos que nos encontrábamos en una situación análoga, uno había realizado un análisis lúcido y realista: "El sábado vamos a aguantar, pero el domingo puede llegar a ser terrible". El plan era claro: nos íbamos a juntar todos a comer un asado en una casa con jardín y pileta donde los niños pudiesen correr (lamentablemente la pileta estaba llena así que tuvimos que dejarlos correr por el jardín nomás). Combinando cierta autogestión con una mayor oferta, las últimas horas serían una papa. La hora pactada para el reencuentro con nuestra mujeres era clara: 17:30 hs. así que, hasta entonces, seguíamos por las nuestras.

Señores, lo que vi en ese encuentro todavía no ha abandonado mi alma: ánimos vencidos, convicciones horadadas, fuerzas vitales extintas; vi muecas que fusionaban asombro y pavor con un secreto reconocimiento y escuché a varones insultar contra la linealidad del tiempo; ojos inexpresivos de shock traumático se entrelazaban con ojos vidriosos de llanto contenido. Una generación pletórica de energía proclamaba su victoria contra un grupo de ex-jóvenes.

Pero como lo saben quienes juegan el futbol, cuando no da el físico hay que recurrir al oficio. "Oficio" puede querer decir dos cosas: que uno sabe donde pararse para regular y así optimizar la capacidad física o, también, entrar a dar murras a diestra y siniestra amparado en la mayor afinidad generacional con el árbitro.

Empezamos por lo primero. Advertidos de la compulsión a la repetición de los infantes, se trataba de encontrar una actividad congregante. Uno ensayó un juego de caza de aves con un palo y una canasta. Duró hasta que el bloque infantil se dividió entre los que proponían una espera estratégica para que los pájaros se acercasen a la trampa y los que preferían un ataque frontal a los gritos. El intento de congregarlos bajo "la Era del Hielo 3" sólo consiguió aumentar el fastidio de los padres que no habían visto "la Era del Hielo 3" y que no conseguían hacerlo merced del desbande generalizado. "¡Murra!" gritaba la tribuna. "¡Y pegue, y pegue, y pegue Pablo pegue!". Pero no conseguíamos alcanzarlos.

A las 17:29 hs, exhaustos y superados numéricamente, nos apersonamos en el lugar para encontramos con las profesionales de la materia: las madres. Alivio y alegría.

No me importa lo que digan: que no es para tanto, que los roles son meras contrucciones culturales perfectamente intercambiables, que soy un inútil y estoy rodeado de inútiles, pero mi conclusión es que madre hay una sola.


Sólo espero que no encuentre la llave de la puerta de salida que escondí.


20 comentarios:

Nefertiti dijo...

Una sola palabra tengo para usted: "flojo". Como es posible que un grupejo de "bajitos" pueda con usted?

De todas formas, aplausos para lo del "secreto reconocimiento"

Y sí... madre hay una sola. Digamelo a mí que lo sufro cada vez que mi hermana me deja a sus tres crías.

Jazmin dijo...

Creo que su entrada tiene 3 objetivos.

Uno, clarísimo, el entretenernos como suele hacer (sin desmerecer el término "entretenimiento", porque como somos lectores inteligentísimos, así debe ser lo que nos entretiene jeje)

Otro, el reconocimiento de la superioridad femenina (de esas madres en particular, al menos) en cuanto a hacerse cargo del triage continuo que es ocuparse de los niños.

Y, por último, más soslayado, quizás, más subrepticiamente declarado tal vez, el ruego escondido, disfrazado de confesión de inferioridad, para que la Sra. Ouchurus, no vuelva a dejarle las crías.

¿Le erré por mucho?

Ah, los hombres son lamentables, cuando están enfermos, y cuando están a cargo de los niños.
Pero sabe qué? Háganse hombres, caracho!!

Ouchurus dijo...

voy a imprimir este post...para tener pruebas la próxima vez que alegue...eso...que alega tantas veces...

Por otro lado, gracias, un reconocimiento público no está para nada mal.


un saludo

P.d.: nunca lo alegró tanto que fuera lunes!!!ni lo escuché salir a trabajar, se levantó a las 5?
P.D2: y usted quería tener 6...pppffffff...eso le digo, ppppfffff!!!

Gog dijo...

Hace mucho que no me reía tanto leyendo un post, excelente!!

No me quiero ni imaginar la versión desmejorada de Pablo por la noche.

Por suerte mi hija es muy chica y evitó que tuviera que pasar por eso... voy a ver de que me disfrazo en 2011, o si voy preparando una hermanita.

Mr. Goms dijo...

Esta publicación es una traición total a sus pares, muestra la debilidad siempre oculta. Lo hubiese pensado dos veces. Traidor. Prepárese para lo que viene...

Yoni Bigud dijo...

A mí me resultó un relato angustiante. Repleto de pequeñas tragedias que no le deseo a nadie.

A mí me ha pasado varias veces, pero con una sola.

Por eso no quise tener otra.

Lo compadezco.

Un saludo.

Guada GN dijo...

Todo el fin de semana? Si yo llego siquiera a amagar a hacer una cosa así mi marido se deshace en lágrimas...
M`encantó su definición previa del fin de semana. Me he encontrado a veces en esa imagen - lo mío mas Lindsay Lohan que Colin Farrel, pero la resaca es la misma...
Y nunca jamás confundiría a Colin Farrel con Colin Firth. Colin Firth, pasan los años y sigue estando muchísimo mejor.

Anónimo dijo...

TYVM, wonderful job! Just what I had to have.love spells

thanxx
scholarships

Sir Lothar Mambetta dijo...

Desgarrador, Profesor, desgarrador. Me ha dado más motivos para no reconocer a mis hijos... ¡bah! ¿qué digo "mis hijos"?, ese último que me trajeron no se parecía nada... ni siquiera era pelado.

Antes de que alguien me tilde de mala gente, advierto que lo antes mencionado era un chiste y que no tengo hijos. El problema es que las madres no lo entienden.

Un abrazo, Profe y ¡PRUEBA SUPERADA!

Pablo dijo...

Nefertiti, mire, "un grupo de bajitos que hace correr al resto como locos hasta ganarles" bien podría definir al Barcelona, así que no subestime a los pequeñajos. Por otro lado, no soy flojo sino "motivacionalmente diferenciado".

Jazmín, si he logrado condensar 3 objetivos en el mismo texto, bien podría encargarme de un par de semi-racionales por un fin de semana Pero eso atentaría contra el tercer objetivo. Así que...bueno...ehhh...no.

(de a medio a medio. Bien por usted. Cof, cof...creo que me agarré algo)

Ouchurus, esto a los polígamos no les pasa.

Gog, hace bien, ni se lo imagine. La versión regular ya deja bastante que desear. Esa versión no la podíamos usar ni de pisapapeles.

Mr. Goms, usted no tiene autoridad moral. Cuando pasen dos meses sin que me mande fotos desde un lugar paradisíaco entonces me habla.

Además, ha escupido al cielo, Mr. Goms. Contra la recomendación de la sabiduría popular y de los profesores de física, ha escupido al cielo...

Yoni, usted es un cortoplacista. Si bien parece que la demanda se duplica exponencialmente, lo cierto es que en el mediano plazo -y para seguir con las analogías futbolísticas- uno deja el papel de jugador para pasar ocacionalmente al de árbitro.

Guada, ¿no soy un amor? Dígaselo a la señora Ouchurus. Enfáticamente dígaselo. Proponiendo premios en metálico y todo.

Anónimo, gracias. No sé si agarraste la idea central, pero gracias.

Sir Lothar Mambetta, efectivamente, fue desgarrador. El gemelo de la pierna derecha me desgarré. Pero casi la agarro, Mambetta, casi la agarro...

Carugo dijo...

Estimado Pablo:
Debo confesarle que sentí cierta penita cuando manifiestó lo que manifestó.
Es duro ser padre de dos niñas tan pequeñas.
Quizás sea el momento de hacerle un monumento a la Señora Ouchurus por su capacidad para manejar el ritmo de la casa y su profesión con extremada idoneidad.
Pero le soy sincero:
Más pena me dio que crea en la linealidad del tiempo.
Digo, si entendiera que los ritmos celestes ordenan lo vivo a través de las estaciones, las precipitaciones, el brote, la floración, la reproducción, etc se daría cuenta que el tiempo tiene forma de espiral.
A qué viene todo esto? A que forzosamente este fin de semana, con gallinas alocadas por el speed, inexorablemente se repetirá...

:(

Anavril dijo...

Sr Benegas, me pregunto de DONDE sacaron las siguientes ideas?

- Juntarse? No sabe el dicho de divide y reinarás? Sólo lo vieron desde la parte "adulta" ! La de "ayudarse y darse aliento". No pensaron que 5 u 8 niños de entre 3 y 8 años se potencian...ni matemáticamente se puede sacar la cuenta. Digamelo que tuve piyama party con 5 niñas de 5 años....

- De quien fue la genial idea de darles palos?? No habia algun LCD cerca tambien?, Vio los caballitos esos que son un palo de escoba y una cabeza de pony? pues mi intuición al ver a mi pequeña cuanto tenia año y medio me dijo: NI loca !!!

Recuerde: el azúcar da energia. Eliminelos de la dieta infantil ese día o restrínjalos lo más posible.



Sra Ouch:...yo hubiese llegado un poquitito mas tarde....como para reafirmar la idea...claro que mi marido es el que suele ser impuntual....ja

Ouchurus dijo...

Carugo: ohhhh si...esto inexorablemente se repetirá. Y cuando ocurra tendré a bien dejarle si es posible 3 críos y no solo 2...
No creo que le quede margen para publicar nada después de eso.

Anavril: confieso que ya los extrañaba (me duró como 5 minutos...), igual no estaba en mis manos el horario de vuelta, yo solo cumplía con lo establecido...

un saludo

Pablo dijo...

Carugo, el movimiento espiral promete la repetición pero con mayor profundidad, así que no descartemos que la próxima vez yo me encuentre solo cuidando también a los hijos de mis amigos, a mis hijas con sus novios o a más hijos.

Anavril, ¿5 niñas de 5 años? ño lo log...digo, no lo logro concebir. Aun así, no debió meter pastillas de Rivotril entre los M&M.

No, no. Era un solo palo que sostenía la trampa para aves. Como en los dibujitos. De lo contrario hubiese sido como si el Estado Nacional le diese armas a los barrabra...deje.

Ouchurus, asumo que "no tendré margen para publicar" porque el crucero al que iré no tiene conexión wi-fi.

Gregorio Kolbe dijo...

¿Qué puedo decirle, Pablo? Me ha divertido, pero ciertamente me dieron ganas de hacerme una vasectomía.

Un abrazo.

Mona Loca dijo...

Un sucio y evidente truco para culpabilizarla, Ouchurus.

No se deje.

El Mono sobrevivió con 3 durante 20 ( veinte) días sin bajas de ningún lado.

Bueno, mis monitos son más grandes, (el menor tenía 8 - si no no me hubiera podido ir tanto- )
Y hacia el final de mi estadía afuera ya casi casi que tenía una rutina organizada.







Por la chica que trabaja en casa, claro.



enfin.


besos

Federucho dijo...

Carezco de hijos, pero cuando la fabrica parecía clausurada ligué una hermanita a la que le llevo 15 años.
Ella hoy tiene 11 (Sí, 26, muy bieeen chicos!) y es posible llegar a un acuerdo de palabra, mediante amenazas y/o extorsiones. Pero cuando no tenía uso de razón (o lo tenía y le resbalaba) me tocó cuidarla y llegué a la misma conclusión: Madre hay una sola...




...es imposible que una nena de esa edad me prepare milanesas a la napolitana.

Saludos y felicitaciones por la "hazaña" de ayer.

Pablo dijo...

Gregorio Kolbe, son momentos, enmarcados dentro de una felicidad intransmitible (o que por lo menos no me interesaba transmitir en este artículo)

Igual, muy fino lo suyo, en moment4o menos tecnológicos la gente decía directamente "Me corto la... paternidad".

Mona Loca, sus sentencias subversivas son falaces. Si el menor tenía ocho, eso no podía pasar de una toalla en el piso y mucho delivery.

¿20 días? Lo pienso y me baja la presión.

Federucho, ese es el punto. Uno está entrenado en los viricuetos de la argumentación, de la negociación racional, y no sabe como hacer frente a la irracionalidad pura y dura.

- ¿mamá?
- mamá no está, se fue a...
- mamá
- es lo que te digo, el fin de semana...
- ¡mamá!
- escuchame, lo que te trato de decir es...
- ¡MAMÁ!
- que no, que...
-¡¡¡MAMÁAAAA!!!
- Ya la voy a buscar

Por lo demás, es usted un ejemplo de caballerosidad deportiva. Yo después del tercer gol cambié por la bronca y cuando volví -a los 10 minutos- me encuentro con el 3-2. Pulgares arriba para el Turco.

El Señor F. dijo...

Sólo a usted se le puede ocurrir que la mejor manera de calmar a un grupo de infantes hiperactivas es juntarlas con MAS INFANTES HIPERACTIVOS..

Por favor..

A todo esto: ¿Se deja amedrentar y tiene sólo dos críos? ¿Qué clase de filósofo UCA es usted?

El Señor F. dijo...

pd:

Igual, lo entiendo.

Pero lo suyo no es nada. Esta semana mis padres se fueron de viaje y yo quedé a cargo de una de 17 y otra de 15. Ahí te quiero ver, Benegas.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.