lunes, 13 de septiembre de 2010

El infierno son los crotos


La idea del infierno que tenemos consta de una simple escenografía: cavernosa, con llamas y sin lugares para sentarse. Pero obviamos lo fundamental, que es la ausencia del objeto amado y la presencia de aquello que más repugna a nuestra esencia. Es por eso que me animo a pronosticar como sería el infierno para algunos personajes conocidos y no tanto.


- Para una feminista, el Hades sería una biblioteca donde sólo hay ejemplares de Chick lit.


Porque, amigo Borges, el infierno también puede tomar forma de biblioteca.


- Para un hincha de River, sería ver Boca-Oriente Petrolero por la Copa Libertadores del 91 en continuado.


Para un hincha del Barcelona, que en todos sus equipos el número 5 sea siempre Blas Armando Giunta. En cambio, para un hincha de Racing no existe tal cosa como el infierno, porque ya están acostumbrados al sufrimiento constante en un tiempo extendido.


- Para Tinelli, conducir eternamente un programa cuyo jurado está compuesto por la Familia Ingalls.


Si se pregunta como llegaron los Ingalls al infierno, es por un tema de evasión impositiva. Además, Charles tenía una familia paralela (lo que pasa es que el programa "la pequeña casa en el barrio chicano" con la familia Rodriguez Salvatierra no tuvo tanto rating) Y además Tinelli tendría que lidiar con participantes japoneses. Los japoneses no tienen malicia, si están en el Averno es porque tomaron mal un tour.


- Para Belén Francese es estar encerrada escuchando la poesía de Charles Boudelaire hasta que le explote la cabeza (la que vuelve a crecer y explotar eternamente)


Por otro lado, descartamos que para Charles Boudelaire es estar encerrado escuchando la poesía de Belén Francese hasta que le explote la cabeza (la que vuelve a crecer y explotar eternamente)


- Para Jerry Seinfeld, el infierno es el set de El humor de Café Fashion.


Ver al Negro Álvarez festejarle un chiste al Licenciado Lambetain es mucho para un humorista. O para cualquier ser humano.


- Para Mirtha Legrand sería tener que hacer sus almuerzos eternamente (y con eso perder el factor sorpresa de cada año sobre si vuelve) con su hermana Silvia al lado (con un cartel que diga "somos mellizas") y desde el parador "La Chancha Gaucha" de la estación de Retiro.


Y no poder decir "carajomierda" en ningún momento, claro está.


Si estas categorías no fuesen suficientes, siempre está la de aquél a quien le dicen que está en el infierno por error y que sólo necesita comunicarse con atención al cliente al 0-800... para que entonces un contestador automático le espete una serie de alternativas de las cuales no le sirve ninguna y ninguna lo lleva a hablar con una persona. Por eso uno está eternamente buceando las distintas opciones sin ninguna salida.


O pensar opciones de personajes y castigos para este post, eternamente (sí, la eternidad es un factor importante aquí)


Que lo disfruten, eternamente.


23 comentarios:

Ayshane dijo...

jejejee bien cierto es que cada uno tenemos nuestro propio infierno... jejeje pero hijo unos peores que otros esta visto...

Besos

Bugman dijo...

No sé quien dijo que la mayor aspiración de un hombre civilizado es que lo dejen en paz, pero adhiero completamente a esa frase.
Para mí el Averno es un lugar donde todo el mundo le habla constantemente.

Carugo dijo...

"Tenía yo un tío anciano, que pensaba en forma rectilínea. Un día me detuvo en la calle y me preguntó: ¿Sabes cómo atormenta el Diablo a los réprobos? Ante mi respuesta negativa, dijo: Los hace esperar. Dicho esto, prosiguió su camnino."
C. G. Jung, Ulises (1933).

Carugo dijo...

Y este es el mejor:

Cuando somos niños, el infierno es nada más que el nombre del diablo puesto en la boca de nuestros padres. Después, esa noción se complica, y entonces nos revolcamos en el lecho, en las interminables noches de la adolescencia, tratando de apagar las llamas que nos queman ¡las llamas de la imaginación! . Más tarde, cuando ya no nos miramos en los espejos porque nuestras caras empiezan a parecerse a la del diablo, la noción del infierno se resuelve en un temor intelectual, de manera que para escapar a tanta angustia nos ponemos a describirlo. Ya en la vejez, el infierno se encuentra tan a mano que lo aceptamos como un mal necesario y hasta dejamos ver nuestra ansiedad por sufrirlo. Más tarde aún (y ahora sí estamos en sus llamas), mientras nos quemamos, empezamos a entrever que acaso podríamos aclimatarnos. Pasados mil años, un diablo nos pregunta con cara de circunstancia si sufrimos todavía. Le contestamos que la parte de rutina es mucho mayor que la parte de sufrimiento. Por fin llega al día en que podríamos abandonar el infierno, pero enérgicamente rechazamos tal ofrecimiento, pues ¿quién renuncia a una querida costumbre?
Virgilio Piñera, Cuentos fríos (1956).

Viejex dijo...

El infierno para mi sería buscar un comentario ocurrente después de lo que puso Carugo.

Pablo dijo...

Ayshane, es cierto, pero debe haber coincidencias. Por lo pronto si uno está en el infierno eventualmente tendrá que ser invitado a la mesa de Chiquita Legrand.

Bugman, o sea que su infierno personal vendría a ser algo así como andar en taxi por la sección perfumería de un shoping acompañado por mi Tía Eulalia.

Carugo, la próxima vez que amague con elogiar mis lecturas lo escupiré en la cara.

Viejex, bueno, por lo menos le ahorró ese trabajo al comentarista que sigue. Además, si algo tenemos en claro todos los que andamos por acá es que su infierno claramente no puede involucrar llamas ni cosas ardiendo. Probablemente sea tomar té en Finlandia o algo así.

Epístola Gutierrez dijo...

Es muy cierto que cada uno tiene su propio infierno, y algunos en vida.
Los infiernos del post, muy creativos.
Un beso.

Odios Normales dijo...

Mi infierno sería tener que escuchar cumbia a todo volumen eternamente (puede haber reggaetón intercalado, con los dos sufriría horriblemente).

Jazmin dijo...

Hum... no sé en otro momento, pero hoy, no logro imaginar peor infierno que acumular más cicatrices en el corazón.



Maldito Carugo.
Siempre me deja sensible.
Si estaba chocha con el comentario sarcástico que iba a dejar antes de leerlo!!

Guada GN dijo...

Tiene que empezar a filtrar los comentarios de Carugo, es terriblemente difícil comentar con altura después de eso.
De hecho, merced al resfrío que traigo tampoco estoy en condiciones de cometnar con bajura, así que lo dejo acá, Don Pablo, muy interesante sus definiciones del infierno.

Pablo dijo...

Epístola Gutierrez, gracias. Algunos de estos hombres son ellos mismos un infierno para los otros. Algunas mujeres también son un infierno, pero eso quiere decir algo enteramente distinto.

Odios Normales, ¡¡¡shhhhh!!! No dé ideas. Creo que ni a Lucifer se le ocurriría hacer cosa semejante.

Jazmín, dele, dele con el comentarios sarcástico nomás. Que esto no se desbande tratando el tema en serio. ¿Sabe el de Jaimito y el loro? Pedo. Caca. Maldición. Pintó bajón.

Guada, a ese muchacho no lo dejo entrar más. Andá por su blog contando chistes de curas y tetonas y viene acá citando psicólogos, literatos y lo que hay en el medio. Cortamambo.

Le agradezco haber pasado entre carilina y carilina. Valoro el gesto.

Jazmin dijo...

Toma II


El infierno sería un té eterno con mis suegras pasadas y futuras.

Detesto a las suegras. Y detesto que hagan mejores milanesas que yo.

Ouchurus dijo...

Opción A:

-que en el instante en que conciliás el sueño te despierten...si, eteeeeernamente, hasta que uno se harta y deja de intentar dormir, por supuesto (cualquier parecido con la realidad...)

Opción B:

Que me obliguen a comer banana pisada(nop...sin dobles sentidos, significa exactamente lo que dije),o a tomar cerveza eternamente...o con una sola vez ya bastaría para estar en el infierno...


Si, si, no soporto la cerveza...está bien, soy rara, y qué?!!

Carugo dijo...

Che, no es para tanto.
Después de todo, lo único que hice fue recordar algunos escritos sobre el infierno.
Ni que yo hubiera escrito esas brillantes líneas!!!
Para mí, el infierno es la eternidad.
No hay manera que uno no termine por aburrirse.
Sin embargo, si usted me pide que personifique al infierno como el lugar donde anidan mis miedos, ese lugar estaría lleno de insectos.

"He pensado que algún día me llevarías a un lugar habitado por una araña del tamaño de un hombre y que pasaríamos toda la vida mirándola, aterrados."
Feodor Dostoievski, Los poseídos (1871 2).

Federucho dijo...

Claro, ahora nadie firma nada porque se sienten aplacados por don Carugo.

Por qué no dicen que les pareció una entrada malísima?? Sobretodo en la parte que critica a Racing. Era tan obvio: "Infierno... hincha... seguro le pega a Racing... no te digo!?"

No, ahora hablando en serio. Muy bueno...



...los comentarios de Carugo, digo. Ni que ustedes fueran el Manchester... haceme el favor!

Cariños, Fedulo.

PD: Dejé una foto por demás gráfica. Usted sabe dónde.

Federucho dijo...

Pongalé que 'aplacados' no iba... Digamos... 'desmotivados'?? Sí, esa va.

Ah, y ya que estamos en etapa de corrección, cambie 'Manchester' por por 'Panathinaikos'. Ese también les queda grande.

Estoy de malas, sepa disculpar.

Pablo dijo...

Jazmín, es evidente que en un momento van a tener que pasar del té a la comida. Para que entren en juego las milanesas, digo yo.

Ouchurus, nos da a entender que el hecho de que le dé a las chicas banana pisada no es más que una represalia porque la despiertan de la siesta. Es más, ahora que lo pienso en casa hay varias botellas vacías de cerveza...

Carugo, según su definición, el cielo también es el infierno. Tendremos que revisar la escatología.

"El infierno es estar en la línea D del subte y que sean siempre las seis y media de la tarde"
(José Semeacabadeocurrir, 2010)

Federucho, usted sangra por la herida. Porque sabe que nosotros alternamos buenas y malas mientras ustedes siguen una línea de conducta. Si tuviera que compararlos con algún equipo, sería el Milan.

Ah, perdón, también me confundí. 'Midland' quise decir.

PD: la imagen en el nombre ya ha pasado a ser un clásico. Y, por ser usted, puede estar de malas con toda comodidad.

Yoni Bigud dijo...

No sé cómo sería mi Infierno personal, pero seguro que estaría Marcelo Araujo.

Un saludo.

Mariela Torres dijo...

Entonces nada es malo mientras pase pronto, lo malo es que sea eternamente. Menos mal, aunque tantos infiernos me hicieron sentir un poco inquieta.

Saludos.

Odios Normales dijo...

Pablo: ¡tenés razón! una cosa es arder eternamente, pero con la cumbia... con eso no se juega.

Pablo dijo...

Yoni, y clavado que en ese infierno usted es el Tití Fernandez.

Mariela Torres, ahora, yo no adhiero a lo que dice Carugo de que es malo porque pase eternamente. Pero en los casos expuestos más de 20 minutos ya es infernal.

Odios normales, imagine a Néstos en Bloque cantando: "El río Leteo nos separa..."

Jazmin dijo...

¿Puedo recomendar una peli?


Es oriental. Se llama "Afterlife".

No quiero decir nada de nada para no spoilear, pero tiene que ver, tiene mucho que ver.

La recomiendo fervorosamente.

El Señor F. dijo...

Hace un tiempo le dediqué una serie de entradas en mi blog a Silvia Legrand.. la llamé "La primera desaparecida en Democracia".

En lo personal, creo que el infierno para el elenco de Café Fashion debe ser un continuado de "Frasier"

Y para mí, el Infierno es un Centro de Atención al Cliente de Claro.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.