miércoles, 29 de septiembre de 2010

Cómo ser un imbécil y no morir en el intento



¿Es usted una persona con un coeficiente intelectual promedio? ¿logra armar oraciones con sentido? ¿está aburrido de entender lo que le quieren decir? ¿le gustaría experimentar lo que se siente ser un completo imbécil? Pues bien, tenemos una propuesta que parece estar hecha a su medida.

Oligofrenic tours le ofrece la posibilidad de convertirse -a un costo muy razonable- en un ser dubitativo, confundido y con expresión de pocas luces. Usted podrá elegir dónde vivir en carne propia lo que significa ser un idiota de la primera hora.

Opción 1: el trámite bancario.

La consigna inicial no podría ser más simple: pagar unos dólares que figuran en el resumen de su tarjeta de crédito. Pero aquí viene lo emocionante: deberá hacerlo desde una tarjeta de débito ¡del mismo banco!

- ¿Qué tal? Sí, quería pagar unos dólares de mi tarjeta.

- ¿Efectivo?

- No, desde una tarjeta.

- Por caja no, vaya a servicio al cliente.


- ¿Qué tal? Sí, quería pagar unos dólares de mi tarjeta.

- Puede hacerlo desde las terminales de autoconsulta.


- ¿Qué tal? Sí, quería pagar unos dólares de mi tarjeta.

- ...

- ¡Ah, es una maquina! ¡qué bolú! A ver...pongo acá...¿qué es esto?


- Sí, disculpe, yo vine recién. Me pide una clave.

- ¿No tiene clave telefónica? Tiene que ir a un cajero, seleccionar "generación de claves" y poner un número que no empiece con 19 ni con 20, cuyos números no se repitan ni sumen entre sí un múltiplo de 2, 3 o 5...

-Fantástico.

- ...con esa clave llama a este teléfono, recita un soneto que no sea del siglo de oro español mientras baila una polka y selecciona la opción 16. Va a ver que el auricular empieza a hacer una serie de sonidos chirriantes como de señal de fax. Cuando escuche un ruido en fa, entonces apriete el número 4 todas las veces que pueda. Si llega a la cantidad que la máquina considera suficientes, le dará la clave que necesita.


- ¿Qué tal? Yo estuve...

- Sí, ¿qué pasa?

- Mire, tengo un problema. Cuando quiero seleccionar la opción 16 me toma sólo el 1 y me lleva a la opción para que el banco me extraiga plata de la cuenta arbitrariamente.

- ¿Está seguro de que está bailando una polca y no un minué?

- Sí, sí...

- ¿Y aprieta la opción mientras baila y recita?

- No, yo lo estaba haciendo después. Es que con el movimiento...

- Debe ser eso.


Si a esa altura usted no duda de sus capacidades es porque es un imbécil. ¡Ah, caramba! Satisfacción garantizada.

Opción 2: el mecánico

Pocos ámbitos son tan misteriosos para un lego (y tan costosos) como el mecánico. Las oportunidades de quedar como un soquete y de que incluso se rían de uno a sus espaldas son inmejorables.


- Sí, ¿qué tal? Vengo porque el auto está haciendo un ruido raro en la rueda de atrás.

- A ver... (abre el capó)

- Pero el ruido es... (señala tímidamente la rueda de atrás pero finalmente opta por sumirse en un cauteloso e ignorante silencio)

- Claro, se ve que... ¡CRACK! (arranca una pieza del motor) Mirá, pibe, ¿ves esto? Este es el problema.

- Pero ¡si usted lo acaba de arrancar!

- No, campeón, no. El sonido de rotura y las pequeñas piezas y tornillos que ahora se le van cayendo son perfectamente normales, pero ¿ves esto? esteee...estaaa...ehhh...manchita de aceite. Bueno, eso no debería estar. Voy a tener que pedirte el repuesto. Un defibrilador asintónico XP-3...sin manchita de aceite. Calculale $3800.

-¡$3800!

- Y eso que casi no te estoy cobrando la mano de obra.

- Bueno (resignado), lo paso a buscar la semana que viene, entonces.


(Mientras se va, escucha risas a sus espaldas)


Opción 3: los especialistas

En cualquier ámbito de las Ciencias Sociales siempre contaremos con un grupúsculo que, con lenguaje sibilino, querrá mantenerse entre los iniciados marcando la distancia existente con el común de los mortales. Por eso le aconsejamos que si usted es psicólogo, se junte con historiadores; si es historiador, vaya con los sociólogos; si es sociólogo, con los filósofos y si es filósofo, mándenos su currículum. Si usted es administrador de empresas, médico o ingeniero electromecánico, vaya con cualquiera de los antes mencionados. Todos ellos, para marcar esta diferencia, han desarrollado un lenguaje que les permite mantener a los legos en una situación de embobamiento incomprensivo. Pues bien, si tiene tarjeta de crédito ¡usted puede ser un lego bobo que no comprende!


- Claramente aquí se ve como se pone en juego una lógica que, objetivando aquellos recortes disciplinares, opera en la coyuntura matricialmente, de manera que podemos problematizar las subjetividades sin necesariamente sistematizarlas.


- ¿Eh? ¿es una pregunta? Café con leche. No, mejor los hunos. O el óptimo de Pareto. Lo que aplique mejor.


Nunca se sintirá más disminuido intelectualmente. Dudará de sus capacidades intelectuales hasta el punto de ver con recelo a los simios, delfines y cerdos. ¡Aproveche ahora!


Promoción válida hasta que se todos se den cuenta de que no están diciendo una bosta.


Como ve, las oportunidades son muchas y están al alcance de la mano. Decídase, deje su lado su reparos, su pudor, su ego y su economía familiar y súmese a las propuestas de Oligofrenic tours.



Oligofrenic Tours. Después de pagarnos, se sentirá un imbécil.


16 comentarios:

Nefertiti dijo...

Adhiero al tema de los mecánicos, con el agravante de ser mujer, con lo cual me subestiman aún más.

Y puedo agregar una opción más: no hay llamado con el que me sienta más incomoda que cuando tengo que llamar al hosting de la empresa porque tengo un problema con los mails o la página web. Creo que si me hablaran en arameo entendería un poco más. Idiot mode on.

Carugo dijo...

Me siento un idiota!
Dígame cómo hago para pagar la matrícula de inscripción a ese curso?
Como me pidió la opción teléfónica de su instituto, le dí mi número de tarjeta de crédito mientras hice el pasito de Michael Jackson, unas sombras chinescas y recitaba un poema celta pero así y todo me dice que la transacción es inválida...

Anavril dijo...

Me parece Sr Pablo que ud intentó darse de baja de Fibertel...y se inspiró.

Ouchurus dijo...

"y poner un número que no empiece con 19 ni con 20, cuyos números no se repitan ni sumen entre sí un múltiplo de 2, 3 o 5..."

hasta ahí pensé que era autobiográfico y me encontré tratando infructuosamente de hacer cuentas y pensando "que horror, esto es increible"...milisegundos después caí en la cuenta...

sabe como me sentí???? Como una completa imbécil!!!!!!!!!!



No, no...gracia' a vó.

Igualmente, le digo, yo me pondría a reflexionar sobre la triangularidad en sus relaciones interpersonales, no sea cosa que en realidad esté sublimando algún tipo de pulsión primaria, edípica pongalé, y termine resultando un típico caso de neurosis transferencial erótica.Me sigue?

(y no usé la carta de distorsión paratáctica porque sé que ésa le gusta...)

un saludo

Sir Lothar Mambetta dijo...

En ésta no caigo. No voy a ser tan imbécil como para pagar por algo que no necesito...

... ¿Aunque un postgrado..?

Viejex dijo...

Carta de distorsión paratáctica? De que "rostro-planta de la familia de las Liliáceas, de 30 a 40 cm de altura, con hojas ensiformes muy estrechas y bohordo con flores pequeñas" habla, señora?

Satisfacción garantizada, sin dudas, Pablo. ¿Cuanto le debo?

Gregorio Kolbe dijo...

¡Me están robando! Yo ya era un imbécil cuando llegué aquí...
Ah, ¿usted dice que si además me robaron, ahora soy más imbécil?
¡Gracias! ¿Cuánto le debo?

Guada GN dijo...

... se "sintirá"? Eso es como sentirse o es otra cosa? Venga, Don Pablo, uste´está tratando de hacer que yo no entienda las cosas de entrada para después venir a cobrarme el curso, no crea que no me doy cuenta, no me doy...
Y después hablan de los mecánicos... La sal de la tierra...

Pablo dijo...

Nefertiti, en mi caso, lo de los mecánicos no es subestimación sino estimación pura y dura.

En mi trabajo tuvieron la audacia de pedirme que hiciera una página web con un programa y me dieron el instructivo. ¿Alguna vez vio la página? Yo tampoco.

Carugo, ¿cómo que se siente un idiota? No me diga que empezó con los cursos de la competencia. En todo caso, fíjese si lo que se proyecta en las sombras chinescas coincide con lo que está cantando en celta. Ahí puede estar el problema.

Anavril, la asimetría entre la facilidad para darse de alta y para darse de baja en un servicio es incomprensible. Bah, se entiende perfectamente, pero hay que ser maquiavélico y odiar a los seres humanos para diseñar esos planes. De hecho bien pude haber escrito esto mientras esperaba que me comuniquen con el departamento de bajas.

Ouchurus, ante todo, sepa que mis pulsiones a esta altura son universitarias. Y que justamente usted me hable de neurosis erótica me trae mala espina. Por eso...
¡DISTORSIÓN PARATÁCTICA!

Sir Lothar Mambetta, dele, inscríbase, le prometo que solo duele al principio. Después, tanto galimatías se convierte en un hermoso sonido arrullador de fondo (come to the dark side)

Viejex, ¿qué hace? ¿no ve que nos hace googlear a todos?
En fin, usted deme la tarjeta y clave y yo me ocupo del resto.

Gregorio Kolbe, por favor, el gusto es nuestro. Con orgullo podemos decir que si fuese más imbécil directamente le crecerían gomas y estaría en "Bailando por un sueño".

Guada, no tuve tiempo de revisarlo bien. ¿Por qué me quiere hacer sintir mal?

Sólo puede vender algo quien está convencido del producto. Y en eso yo soy un completo imbécil.

Mona Loca dijo...

Leyéndolo me he dado cuenta de que ese tour hace unos meses que lo vengo haciendo...

O sea que ahora le debo, pero no sé cuánto...

QUé hago?
Le mando por mail el número de cuenta y la clave ( si puedo sacarla) y usted debita lo que corresponde?

Gamar dijo...

No señor, yo me se bastante idiota solito, no necesito su curso.
¿Que se piensa?

Ayshane dijo...

Mira que es dificil hacer reir... pero chico que bueno eres!!!

Abrazos...

Epístola Gutierrez dijo...

Me he reído muchísimo con el post. Pero luego pensé en todas las situaciones en las que realmente me siento una idiota y me pregunté a mi misma: de qué me río?
Un beso.

Epístola Gutierrez dijo...

Y... 14!

Pablo dijo...

Mona Loca, desde luego. mande esos números y nosotros...¿qué es esto? Este es un celular. No, no, estos son los del DNI, no el número de cuenta. ¿Sabe qué? deje. La casa invita.

Gamar, pienso que si pagase por un curso de algo que ya es, entonces sería todavía más idiota. Pienselo.

Ayshane, sus palabras van directo a las "citas para subir mi ánimo en días tristes". Gracias.

Epístola, "Si a la vida le quitamos el humor ¿qué nos queda?" preguntan. Mejor no averiguarlo.

Yoni Bigud dijo...

Definitivamente elijo el trámite bancario. Jamás termino uno con éxito, y las pocas veces que obtengo resultados (parciales), no sirven para nada sin la otra parte del trámite. Incluso he tenido que acercarme a la máquina con un tutor del banco. Ahora apriete acá, marque cuatro números, genere la clave, guarde el comprobante, diríjase a la caja y no me hable nunca más en su vida. Sí... recuerdo esas palabras.

Un saludo.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.