miércoles, 3 de marzo de 2010

Los hombres son de Marte y las mujeres son de una sonda que orbita Marte cuando Marte está haciendo otra cosa


"La gran pregunta que nunca ha sido contestada
y a la cual todavía no he podido responder,
a pesar de mis treinta años de investigación
del alma femenina, es: ¿qué quiere una mujer?"

(Sigmund Freud)


"Maldición, Sigmund ¡baja la maldita tapa del inodoro!"

(Martha Bernays)


Ustedes me obligaron. Yo soy un tipo de naturaleza afable, pero tampoco le doy las gracias al que me da un chicotazo en la nuca. No, no. He sentido las repercusiones del último post. Acá las sentí. En el pecho. Mi mujer dice que debe ser un aire, que pruebe eructar; pero yo sé que se trata del dolor de un orgullo lastimado, de una integridad machacada, de un espíritu vejado. Además, nunca me salió eso de eructar voluntariamente.


Resulta que ahora nadie juega al futbol. Que los que lo hacen lo hacen en condiciones tan excepcionales que son irreductibles a una clasificación arbitraria. Que el análisis hecho es inservible. Pues bien, esto no va a quedar así. Mostraré a los que me achacan desconocimiento de mis congéneres que desconozco mucho más de lo que ellos presuponen. Desoiré a los timoratos que me aconsejan volver a temas más asequibles y asépticos. Subiré la apuesta. Proclamaré mis opiniones temerarias. Vociferaré que tengo razón. Haré todo lo que tenga que hacer para reivindicar mi buen nombre en este espacio virtual. Todo. Todo menos eructar voluntariamente, porque eso nunca me ha salido.


Profundizando entonces en la cuestiones relativas al entendimiento de los hombres por parte de la mujeres, no me queda más que marcar algunas importantes diferencias entre ambos. Así como lo escucha. Lisa y llanamente. Ya sabemos que no me atemorizan los posibles motes de 'pollerudo', 'misógino', 'ignorante', 'gay' o 'cuatro ojos' (porque uso anteojos) que me puedan dedicar la diferentes facciones, porque a mi lo que me interesa es iluminar el tema y ayudar a las damicelas en peligro (que no son tantas y parecen arreglárselas bastante bien, pero que ayudaré a pesar suyo) tratando de evitar la lógica dicotómica del club de los varones y el club de las mujeres de tercer grado. O del baño de varones y el baño de muj...ah, no. Eso está bien.


Una primera diferencia esencial entre varones y mujeres es la diferencia en el balance entre el instinto lúdico y el principio de realidad que prima en unos y otros. El relato de los hechos, por ejemplo, apasiona a las mujeres independientemente de los hechos que sean relatados. Pero no tanto como desentrañar las intenciones y pensamientos que acompañan a los protagonistas de los hechos. Los hombres, en cambio, son más selectivos con respecto a los acontecimientos que merecen atención. Puestos a decidir entre el resumen del campeonato italiano y las intenciones de X cuando invitó a Z sabiendo que iba a estar W, quién recientemente había cortado con 3,1416, no ven donde perderse. ¿Sabe por qué? Por la primacía del instinto lúdico. El mismo que los lleva a encarar la vida misma en formato competencia. "A que llego a la esquina antes que el gordito de sombrero"; "a que gano más que Mengano"; "a ver quién tira la piedra más lejos"; "¡que lo parió! ¡perdí contra el Milan en semifinales de la UEFA! No me hables por un rato por favor"; "a es-tos putos les tenemos que ganar, a estos putos les tenemos que ganar". La vida es una gran competencia en la que uno trata de seleccionar aquellos eventos o contrincantes que le permitan ocasionales victorias.


Ese es, por ejemplo, el espíritu que los lleva a practicar deportes. Mientras las mujeres pasan directamente del obligatorio test de Cooper en la clase de gimnasia de 3er año del secundario a no hacer deportes hasta que la gravedad (ya sea la ley de gravedad o la gravedad de su estado físico) las lleve de nuevo al gimnasio, los hombres siempre necesitan competir. Y no me venga con que su pareja no juega al futbol, porque el instinto se puede sublimar de otras maneras: quizás haga otro deporte, quizás juegue a la PlayStation, quizás se transforme en un ser horrible cuando juega al TEG.

Una segunda diferencia importante tiene que ver con la capacidad para hacer operaciones paralelas. Las mujeres se glorían de su multifocalidad (capacidad de hacer simultaneamente varias cosas) y achacan al hombre ser monofocal, es decir, poder hacer solamente una cosa por vez. El problema es que no son coherentes con esta concepción, y quieren forzar la multifocalidad en la misma persona a la que se la han negado. Mi mujer, por ejemplo, se queja constantemente de que no la escucho, que no le presto suficiente atención a lo que me dice. Mi contraargumento es que me habla cuando estoy leyendo el diario o viendo televisión. "¿Y no podés hacer las dos cosas?". No, porque lo que pasa es que -justamente- soy monofocal.

Eso sí, la monofocalidad le daría al varón una mejor perspectiva sobre cada tema puntual; le agudizaría la mirada. Un claro ejemplo de esto sería la destreza en el uso del control remoto para hacer zapping. Mientras un hombre necesita aproximadamente 0,0003 segundos para darse cuenta de que un canal no vale la pena, una mujer necesita al menos 20 segundos de programa antes de pasar al otro. Al macho alfa le basta ver la cara de Maryl Streep en sepia para saber que se trata de una película dramática de los 70's que en ese momento no está de humor para ver. A la señora de alfa le parece que hay que ver de qué se trata la película antes de decidir si vale la pena quedarse o no. Uno reclamará que pase más rápido, la otra responderá que así no se puede ver nada. Para zanjar la cuestión, decir que la palabra zapping viene de la onomatopeya "zap", sonido que haría el aparato televisivo frente a un rápido cambio de canales. Lo que hacen las mujeres, más que zapping, se trataría de cliiiiiiiiiiiicking.

Ya está, lo dije. Probablemente la platea femenina se arroje a mi yugular virtual. Probablemente descubra la cantidad de excepciones existentes. Probablemente duerma en el sillón.

Probablemente no deba escribir después de tomar vino en el almuerzo.


26 comentarios:

La ex Rubia dijo...

Tres cosas:

- Si son monofocales, no prueben caminar y masticar un chicle al mismo tiempo porque se van a caer!

- "A la señora de alfa le parece que hay que ver de qué se trata la película antes de decidir si vale la pena quedarse o no."
Pero eso no es ABSOLUTAMENTE lógico???

- No estoy tan de acuerdo con lo de que las mujeres no somos competitivas, probá poner un hombre en medio de dos mujeres interesadas, para que veas lo que es competencia, y de las feroces. Corré por tu vida.

La ex Rubia dijo...

Y no te digo mas nada porque se que estas sensible por lo del pájaro de madera ese.

Bugman dijo...

'pollerudo', 'misógino', 'ignorante', 'gay' o 'cuatro ojos'.

Es que no me pude decidir.

Mona Loca dijo...

No puedo saltarle a la yugular porque lo que dice es estrictamente cierto.


Lo del Zapping es muy cierto y una clara muestra de cómo se ensartan hasta el cuello por fijarse nada más en las apariencias ( Meryl Streep en sepia, una rubia tetona) en lugar de buscar el contenido y que la peli sea buenísima y la tetona una idiota irredenta...o peor, una loca cocinaconejos.


Pero una los quiere igual.
Así, limitaditos como son.

licha dijo...

por eso hay q tener dos televisores!!

PD: y si alguien le está hablando, podría hacer a un lado el diario, un ratito.. digo nose...

Yoni Bigud dijo...

A mí ni me mire... yo soy monofocal.

A ver qué hay en iespien...


Un saludo.

Renegado dijo...

Lo del control remoto es la mas absoluta verdad, por eso es que ese sagrado aparatito debe estar siempre en manos de quien está plenamente capacitado para manejarlo.
Las mujeres, en cambio, deberían limitarse únicamente al manejo de los aparatitos específicamente creados para que sean utilizados por ellas como ser la plancha, la cocina y el lavarropas.

Pablo dijo...

Ex-Rubia, todavía estaba quitándole el papelito al chicle y me puse un kiosko de sombrero.

Esto le puede sorprender pero no, no lo es.

Lo que usted relata no viene del instinto lúdico sino del asesino o, en el mejor de los casos, del de reproducción.

(No me lo nombre al bicho ese)

Bugman, le agradezco haber mantenido la "o" y no haber puesto la "y". Lo del pájaro bebedor me sensibilizó con esa letra.

Mona loca, exactamente. Es una descripción, no un juicio de valor. Como sería decir que somos limitados.

Su teoría sobre Meryl Streep y la rubia tetona probablemente no pase el filtro masculino.

licha, es lo mismo que pienso cuando los lunes los rayos catódicos vienen de "Grey's Anatomy".

PD: aunque meta cizaña, mis convicciones no tambalean. No se trata de un comentario suelto (bueno, a veces sí) sino de una lectura comentada de la parte que ella está leyendo.

Yoni, no podría estar más de acuerd...¡Yoni! ¿puede dejar de ver eso y escucharme cuando le hablo?

AVISO: LAS OPINIONES VERTIDAS POR LOS LECTORES NO NECESARIAMENTE COINCIDEN CON LAS DEL BLOG. MUCHAS GRACIAS.

(Psst, Renegado, ¿usted quiere que nos maten?)

Samain dijo...

Pablo, creo definitivamente que va a dormir en el sillón. Y creo que el Sr. Renegado también.

Sabe? Creo que este es un buen momento para comentar que hace un año estoy conviviendo con mi pareja y lo que empezó siendo "ceder por el fanatismo hacia River" continuó con "la selección porque es la selección" y ahora me encuentro con que los domingos veo jugar a Kazakistan (en serio, me hizo ver a la selección de Kazakistán... QUIÈN MIRA A LA SELECCIÓN DE KAZAKISTAN POR DIOS?!?!?!) Sumado a esto, estoy por dos semanas en una oficina nueva donde TODOS son hombres, o sea, charlas de mujeres CERO. Sólo fútbol.

La competencia? lo de ex-rubia dejó sonar a las mujeres desesperadas. Somos competitivas. Hay mujeres deportistas. Yo particularmente soy competitiva. Sea en deporte, trabajo, o ganar un campeonato de bolitas, es lo mismo.

En cuanto al Zapping... en casa no suele existir. o es fútbol (o resúmenes), o alguna película que ya hemos visto, o los Simpson. De vez en cuando ÉL pone esos programas de puterío... al futbol cedo, a Rial ni en pedo.

Mona Loca dijo...

Bueh.
Encima, sin sentido del humor.

Poné los fideos.



;P

Ouchurus dijo...

Gracias Licha, soy una incomprendida!
La/lo invito este domingo a desayunar a mi casa y hacemos una lectura comentada, tipo charla debate mientras el soquete este lee la sección Enfoques, qué le parece?




P.D.: Pablo, Pablo...no escupa al cielo...

Nadasepierde dijo...

no me gusta orbitar en una sonda alrededor de marte cuando marte está en otra.... pero lo que decis es bien cierto.

es indiscutible.
y lo del control remoto, tal cual, lo revolearía a la primera de cambio, y se ve que es una cosa muy masculina, hasta los hijos hacen eso.... esos son los momentos en que los rifaría, y despues perdería todos los números.

pero, como vivir sin los hombres!

saludos

Pablo dijo...

Samain, Kazajistán tiene un plantel muy respetable. Incluso uno de ellos llegó a ser futbolísta profesional.

Las mujeres deben ser las que más extrañan "futbol de primera". Era sólo un ratito...

Eso sí, con lo de Rial no afloje. Aquello no es de ser humano, sin más.

Mona Loca, pero lo dije con una sonrisa irónica. ¿No se vio?

Si a la vida le quitamos el humor ¿qué nos queda? (y ni hablemos si a un blog pretendidamente de humor le quitamos el humor)

Ouchurus, ¡por supuesto que sos una incomprendida, querida! Sí, sí, júntense todo lo que necesiten. Yo no las molesto. Y dejo de escupir al cielo, querida, cómo no.

(Naaaaa. Si vos sabés que yo te quiero. ¿Para quién es esa frazada? ¿y qué hace mi almohada en el sillón?)

Nadasepierde, sea muy bienvenida.
Lo que usted propone con el control es hacer "cracking", práctica no muy popular entre los hombres.

Pero no los culpe, usted misma puede ver que se trata de una cuestión biológica más que voluntaria.

Gracias, gracias, nosotros tampoco podemos vivir sin ustedes. Aunque podríamos ver a la selección de Kazajistán con mayor tranquilidad.

Ouchurus dijo...

epa! y esa confianza?
en qué momento dejamos el Ud. para pasar a "que ashé querida"?!
ni que fuéramos íntimos...

Guada GN dijo...

No veo cual puede ser el problema, no pienso arrojarme sobre su yugular - estoy segura de que a su mujer, para empezar, no le gustaría en accsoluto - y por otra parte, estoy completamente de acuerdo con usted.
Ahora, que lo encuentro terriblemente frustrante - sobretodo lo del control remoto, madremíaquehinchapelotas - lo encuentro terriblemente frustrante.
Que son monofocales, son monofocales, nunca jamás le pediría que me hable mientras está cambiando una bombita, no sea cosa que se me caiga, por Dios y la Virgen! Y que nosotras somos multitasking - sorry, gordo - lo somos. La de veces que me he encontrado cambiando una bombita mientras desde arriba del banquito le explico a mi hija el porqué de lo que sea que se le ha dado saber el porqué en ese momento.
E`lo que e`, no da para darle muchas vueltas al asunto - aunque el tema del control remoto...
Ahora, antes de que cierre esta ventana y me olvide, oiga, que yo no orbito a Marte ni mucho menos. Lo único que me faltaba. Acá la orbitada soy yo, y a mucha honra :P

Jazmin dijo...

Mire, al final le salió el tiro por la culata. Pensó que le iban a ir a la yugular directo y, sin embargo, ha sido bastante aceptada su declaración. Vio? Las mujeres somos impredecibles.
Lo del control remoto es así, no hay vuelta, y me desespera!!! Es más, una de las causas esgrimidas para no volver a probar una convivencia es no ceder el control remoto. Pasan los canales a una velocidad que podría provocar convulsiones. 80 canales recorridos a velocidad zulú y vueeeelta a empezar.
Y confieso que les admiro a los marcianos el poder de síntesis.
Lo que no hago es interrumpir al hombre cuando está entusiasmado, ensimismado, focalizado, etc. Es tan tierno verlos concentrarse en algo...

huguiyo dijo...

No me convierto en un ser horrible cuando juego al TEG. Es simplemente que el resto del tiempo lo manejo con discresión.

Yoni Bigud dijo...

Y... 18.

Perdón.

Pablo dijo...

Ouchurus, disculpe, fue un lapsus. No volverá a ocurrir.

Guada GN, no haga de eso una fuente de frustraciones, usted lo ha dicho claramente: es lo que es. La única verdad es la realidad. Si no puedes contra ellos, úneteles. No por mucho madrugar se amanece más temprano. En casa de herrero...¿de qué estabamos hablando?

Jazmín, ¿vio? Uno se cubre la espalda y resulta que da en el clavo. Al parecer habría una propuesta para que la libreta de civil incluya una cláusula sobre el uso y posesión del control remoto.

huguiyo, no me recuerde las tarde-noches/mañanasdeldíasiguiente de TEG en Pinamar porque me quiebro. Usted nos trataba muy mal.

Yoni, va a lograr que blogger elimine los comentarios 13 y 17 de la numeración. Me bancaba un rato y yo le hacía el favor.

AdányEva dijo...

Estás en lo cierto. Así funcionamos, somos diferentes.

Hiciste, como corresponde, foco en algunos aspectos, esto va en coherencia con una de las caracteristicas de ustedes (monofocales), pero bien sabés que hay mas y mucho mas profundas.
Bien en ir "al principio de todo" en este caso lo lúdico. Allí están las respuestas a muchas cuestiones que consolidamos, precisamente a través del juego.

Saludos.

Buen blog.

Y para ser coherente conmigo me voy a ver tu primera entrada.

Briks dijo...

te la estas buscando. SABELO

mientras despues la señora de la casa no culpe a "ESOS" del MIB

mire que lo vamos a extrañar en las reuniones

Pablo dijo...

AdányEva, su comentario es tan generoso que temo arruinarlo con una respuesta desafortunada.

Si va para el primer post mandele saludos que hace bastante que no lo veo (me gusta, pero escribía demasiado largo para este formato)

Briks, es verdad, pero fíjese: solo diciendo que merezco ser cagado a pedos ya hice que no tuviesen ganas de cagarme a pedos para no darme la razón.

Y para que sepa, en mi casa yo siempre tengo la última palabra. "Sí, querida".

Todos Gronchos dijo...

Todo bien, no te van a putear, porque dudo que entiendan lo que escribiste...


Saludos!

Pablo dijo...

Mr. Groncho, es cierto, no me van a putear a mi. Probablemente lo puteen a usted. Gracias por acercar su molotov verbal.

Hoy anduve por allá, su panegírico claramente emocionó a las mujeres en su día (vi a un par salir llorando de su blog).

Anónimo dijo...

mhm... todo indicaría que Poletto es hombre... (El ejercicio de inventar personajes para poder competir contra uno mismo, y anotar las puntuaciones de cada contrincante/partida hasta completar cuadernos enteros, sea con el juego que fuese ¿se consideraría como normal entre los de su especie? ¿O mi marido posee una protuberancia lúdica exacerbada, digna de ser tratada?)

En cuanto al control remoto no comento porque me pone de mal humor.

Pablo dijo...

Anónimo de Poletto, tiene una protuberancia lúdica exacerbada, que duda cabe. Eso sí, descrea del tratamiento. Le cobran un montón de plata y lo van a dejar igual. A lo sumo se confunde las reglas.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.