lunes, 8 de junio de 2009

No me pidan que cabecée (parte I)


Ho húpnos tou tanatos adelfós estín. Esa fue la primera frase en griego que aprendí a pronunciar en mi vida. Entonces la repetí letánicamente a fin de recordarla, porque no cualquiera puede decir una frase en griego. Fue en el primero de los 3 años que tuve de griego. Me alegro de haberla recordado porque no es que en esos 3 años haya aprendido a hablar en griego. No, porque el comentario fácil es "Bueno, si voy a Grecia me podés dar una mano". Y la verdad es que no. O sí, con las valijas, porque hablar griego lo que se dice hablar es mucho más complicado. Quizás le pueda leer los carteles en la calle para decirle que dirían en nuestro alfabeto. O podría ayudarlo si lo que le quiere decir a un griego es una palabra suelta como "sabio", "suerte", "alégrese" o "el sueño es hermano de la muerte". Porque eso significa Ho húpnos tou thanatos adelfós estín. Con la hache aspirada, como si fuese una jota. Sí, así. Ya ve, casi que sabe lo mismo de griego que yo. Además, no creo que esa frase le sirva para pedir pan o embutidos en el supermercado. Ni en el de Grecia ni en el de acá.

Lo que no entiendo es este interés repentino por mis clases de griego. ¿Cómo? ¡Ah, sí! Ya sé a qué venía. Si algo he comprobado en estas semanas, es que el parecido familiar entre la muerte y el sueño viene por su inevitabilidad. Hay muchos criterios que podríamos adoptar para clasificar a los seres humanos. El que me interesa es muy simple: la gente que sufre el sueño y la que no. Sí, también podría ser entre la gente que estudió griego y la que no, pero no viene a cuento. Además ¿como contaríamos a los griegos? ¿estudiaron griego o no? Porque allá lo aprenden de chiquitos, no sé si lo estudian. No me venga con que acá tenemos clases de castellano porque le presento a alguno de mis alumnos y su argumento se muere. O se pone a soñar que sería parecido. Porque el sueño es hermano de la muerte. ¿Eh? ah, sí, sí, los que sufren el sueño y los que no. Decía: hay personas que no duermen bien y al otro día están como si nada; se acuestan después de un casorio a las 6 de la mañana y a las 9 ya están jodiendo con el diario. Otras, duermen menos de las 8 horas que dice no sé que estudio que el ser humano necesita y quedan anuladas. Social, laboral y humanamente anuladas. Son una sombra de sí mismas. Lo dejaría que adivine, pero perdimos mucho tiempo hablando de mis clases de griego así que se lo digo yo: pertenezco al segundo tipo.

Y digo que las últimas semanas han sido una patentización de que el sueño es hermano de la muerte porque he comprobado que los dos son inevitables. ¿Ya lo dije? Disculpe, es que últimamente no he dormido bien. La cantidad de horas de sueño ha disminuído dramáticamente. Por suerte, para compensar esto, la cantidad de actividades que tengo se ha triplicado. Así las cosas, me he quedado dormido sistemáticamente tanto en cursos a las que asisto como en cursos que doy (tan equitativamente que me quita la culpa de que me vean babeando en el tercer asiento); en la soledad de mi escritorio he sido atenazado por Morfeo tanto como en conversaciones grupales las palabras dejaron de tener significado para convertirse en extraños y bellos sonidos. Mi voluntad alega haber sido golpeada salvajemente por mi naturaleza biológica.

El tema del sueño ha dominado la cultura occidental desde Lope de Vega hasta Woody Allen pasando por los sueños con serpientes de Silvio Rodriguez, pero poco se ha escrito verdaderamente sobre él. Tomemos por caso a Freud. No habló propiamente del sueño sino de los sueños. Es decir, se dedicó a avisarle a Silvio Rodriguez que sus serpientes venían de la mala digestión de embutidos, pero no le dijo cómo hacer para no quedarse dormido en la segunda estrofa de "Ojalá" cuando da un concierto.

Nadie parece dimensionar lo que influye el sueño en las decisiones de una persona: "sí, sí, compralo y dejame de hinchar"; "¡basta! ¡el problema con ese vestido es que estás más gorda!"; "¿sabés qué? invadamos Polonia". Y todos saben lo irremontables que pueden ser para la historia de la humanidad las situaciones generadas en este estado de humor al que le es negada la racionalidad. Sí, me refiero en particular al segundo caso. ¡Y no me diga que no es así porque le tiro los ciclos REM por la cabeza! Perdón, perdón. Es que he dormido poco últimamente.

Por hoy dejamos acá. Con que se sitúe de una lado de la divisoria (entre los que sufren el sueño y los que no. No, no, lo del griego dejelo) ya es suficiente. En una futura entrega me propongo abordar mejor las situaciones que genera el estado de sopor mencionado. No obstante, como todavía no tengo pensado cómo he de hacerlo, si ve que me pongo a hablar de lo llamativo que es que el tomate sea una fruta y no una verdura, no pregunte demasiado. Disimule que viene gente.

Cualquier cosa le tomo el aoristo tercero del verbo "ballo", que para eso estudié griego.

12 comentarios:

Fabiana dijo...

Ahora entiendo un poco mejor la frase archiconocida "me muero de sueño"..
Digo, como usted dice "Ho húpnos tou tanatos adelafós estín", creo que tiene algo que ver..
Ah.., no?..
Bueno, es que yo también he dormido poco ultimamente..
Será por eso, tal vez que patiné con la comparación..
Ahora, con respecto al segundo caso de frases poco felíces que trae dicho estado al que Ud. refiere, por tal motivo(y sabiendome de carácter fuerte, por no decir horripilante..), es que jamás salgo a comprarme ropa acompañada.
Me basta con tener dicha frase constantemente en mi mente, como para permitir a álguien que la diga en voz alta.. :P
Un abrazzzzzzzzzzzzz........

Yoni Bigud dijo...

Sí, defenitivamente se lo nota algo errático en sus comportamientos. Será producto, tal vez, de que usté nos habla en castellano, pero está pensando en griego. Ideas sueltas e inconexas... como esas tres o cuatro palabras ¿verdad?

Yo solía pertenecer al primer grupo, pero ahora disimulo. Me quedo en la cama y me hago el dormido como cuatro o cinco horas más.

Ayúdeme con la valija hombre, sirva para algo, ya que sabe tanto griego.

Un saludo.

Viejex dijo...

Como que el tomate es una fruta??? Claaaaro. Y la papa es una raiz, no? Entonces la famosa raiz cúbica es una papa cortada en cubitos? Entonces por que a las papas fritas en bastones no se las conoce como papas paralelepípedas?

Je, lo suponía.

(refunfuñando) A mi, con griego, ja! cualquier dia...mmmrbbrrasevisto!.

Pablo dijo...

Fabiana, y eso que en el segundo caso ni siquiera estaba contemplando la opción de que a la aludida le faltase sueño. Ese tipo de casos debería ser monitoreados por la ONU o algo así.

Yoni, al parecer este blog es un suceso en Grecia. Los griegos disfrutarían enormemente las imágenes que acompañan cada uno de los textos.

¿A quién se le ocurre a esta altura de la vida tener una valija sin rueditas?

Viejex, si pudiese censuraría su comentario sólo porque presiento que en el próximo post me voy a ver obligado a adueñarme del contenido.

Viejex dijo...

Seria un enorme honor, de veras.
Aunque lo borre.
Yo voy a saber que fui la inspiración.
Aunque el post termine siendo sobre la imprtancia del tornillo en la cultura maya y sus implicancias en el control de las detonaciones nucleares en el atolón de bikini. Yo se que la inspiración va a ser mi frase anterior.

berenice dijo...

Tanatos lo conocía por comentarios, y a Morfeo lo ví en la serie Matrix, haciendo de negro.
Usted dice que no, pero estoy segura que el griego le sirvió más de una vez frente a alguna situación bochornosa, como esta de andar cabeceando hasta cuando da clases.
Mire le voy a contestar como se merece y además se lo anda buscando:
O! quanta species inquit cerebrum non habet!
Y no me lo discuta, jovencito, que nosotras estudiábamos latín y no esas lenguas muertas que usted publicita.
Besos

Ouchurus dijo...

Se ha quedado dormido realmente durante alguna conversación?!! Lo suyo parece algo patológico, no será narcolepsia che?...o simplemente lamentable, una de dos.

Al margen,noto una reiterada referencia a los embutidos...
nada, eso...que la noté, que más quiere que le diga?!!

Ey!! me escucha?Le estoy hablando, me escucha? No me diga que se...
pero caramba!!! Vaya, vaya y descanse como dios manda quiere?!!...

Bugman dijo...

Yo a veces digo que me voy a dormir una siesta que va a ser como el ensayo general de mi muerte. Mire usted, pienso como un griego, por eso debe ser que me dan ganas de romper platos todo el tiempo.

(Viejex, ¡Pst...oiga...pst! Una parábola, jijijijijiji...)

Pablo dijo...

Viejex, esa es la actitú. Por lo menos la mía cuando digo que Borges tributa de mis textos.

Berenice, vanitas vanitatum et omnia vanitas. Delenda cartago.
No sé ustedes, pero nosotros que eramos unos piolas bárbaros decíamos "yo pienso en mi jardín" en latín y sentíamos que eramos transgresores. ¡Qué diría Cicerón! (probablemente algo análogo a "que boludos")

Ouchurus, yo estoy tratando de que me diagnostiquen narcolepsia, pero mi médico me dice que es lamentable nomás. Y me explicó por qué, pero la verdad es que me quedé dormido durante la explicación así que no sabría darle mayores precisiones.

Bugman, ¿ve como es la cosa? Uno lo dice en catellano y no pasa de ser una frase original. Lo dice en griego y resulta que es un clásico. Los platos habría que arrojárselos a los griegos.

Ludmila dijo...

Somos varios los que estamos de este lado del sueño entonces. Con respecto a lo que dice de lasdñglhsilufñjbv... disculpe, me quedé dormido.
Cuando no puedo dormir se me ocurren inventos revolucionarios naturales, dado que las pastillas son adictivas, para combatir el insomnio. El último: moscas tse-tse embebidas en cloroformo, una antes de cenar y otra después. Hasta mañana.

Casandra dijo...

Mucho tanatos, mucho cerebrum non habet...pero ¿y del cordobès bàsico, lengua expresiva si las hay, para cuando uno necesita desahogarse, què? De usted,Pablo,despuès de lo que nos a confesado, se podrìa contundente y enteramente decir: El vago llevaba tanto tiempo sin apolillar que parecìa mamado. O: No ti hagai el que no tai, que todo sabimo que tai. O podemos desearle que no le pase lo que a aquel cordobès, cuya mujer, lectora de Borges, lo injuriaba y desacreditaba asì : "Este coso siempre me anda soñando,che" En fin. Que haber nacido en Colonia Caroya tambièn sirve.

(para no contestarle con un discurso que no entenderìa, ni lograrìa oir, por màs cerebrum que pusiera,con esto de que Troya està que arde; que lo pariò, esto va a dar para que las vìboras de siempre le den a la lengua por semanas y semanas,me lo estoy viendo venir,Helenita.)

Pablo dijo...

Ludmila, tengo dos problemas: el primero es que las moscas tse-tse embebidas en cloroformo no me la cubre la obra social, ya averigüé. El segundo es que mi problema es el inverso, yo debería soñar remedios para mantenerme despierto. Por ahora lo que se me ocurre son tábanos embebidos en más tábanos.

Casandra, el cordobés en una lengua que domino más o menos como el griego. La entiendo más, pero la hablo peor. Y uno tiene menos chances de que los griegos se enojen porque uno hace una mala imitación. Excepto si los griegos son los jugadores de Atenas de Córdoba. Ahí la cosa se pone especialmente jodida.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.