jueves, 6 de octubre de 2011

Historias mínimas VI




Esta semana estuve tomando un examen con una parte de multiple choice. Observando las preguntas, me encontré con lo que he denominado "la aporía del multiple choice". Gracias, gracias. Yo también creo que es un nombre muy logrado.


Veamos en que consiste: imagine que tiene una pregunta determinada y encuentra las siguientes opciones:


1) Pregunta determinada 1:


a) respuesta determinada 'a'.


b) respuesta determinada 'b'.


c) respuesta determinada 'c'.


d) Todas son correctas.


e) Ninguna es correcta.


Si las respuestas 'a', 'b' y 'c' fuesen correctas, uno estaría tentado a responder 'd'. Ahora ¿la respuesta 'd' no incluye también la 'e', invalidándose a sí misma? ¿o sea que para esta pregunta no existe una respuesta simple? Dicho esto, usted considera que este planteo:


a) es interesante.


b) es curioso.


c) pone en entredicho al entero sistema educativo desde sus mismos fundamentos.


d) comprate una vida.


e) Todas las anteriores.


f) Ninguna de las anteriores.



¿Cómo que 'd'? ¿donde quedó el amor por la paradoja?


__________________________


Envalentonado por los logros de mi aguda inteligencia, consideré que debía dejar un legado al que mis hijas pudiesen volver en momentos de incertidumbre y/o zozobra como un faro que alumbra en la noche de la vida. Aunque, con la claridad del día, me dijeron que el faro zozobra, yo sé que en el futuro lo agradecerán.



DECÁLOGO PARA MIS HIJAS


(para momento de incertidumbre y/o zozobra)



1) Es cierto que debes ser previsora y ahorrar, pero nunca compres papel higiénico de simple hoja ni jugos concentrados para diluir. Y, ciertamente, nunca compres ambos al mismo tiempo. Puede ser trágico.


2) Dicen que las mujeres buscan un hombre parecido a su padre. Desde ya te digo que no te conviene juntarse con ese vaguito.


3) Al elegir marido, lo que cuenta son los valores que importan. Reformulo, lo que importa son los valores de la cuenta.


4) No prometas un decálogo cuando sólo tienes 3 o 4 ideas sueltas.


5) Elije un password y aplicalo a todo. Es la única manera de no perder el acceso a cada banco/diario on line/casa de fotografía/cuenta de mail/grupo de descuentos/larga lista de etcéteras en que hayas creado una cuenta alguna vez.


6) No estires innecesariamente decálogos únicamente porque pusiste que era un decálogo cuando sólo tenías 3 o 4 ideas sueltas.


7) No sobreabundes en explicaciones que generen el efecto contrario y terminan incriminando más de lo que justifican, como el otro día cuando me estaba yendo a almorzar con el diario y se me ocurrió pasar a mear y, cuando un compañero me veía entrar al baño con el diario le expliqué que no era para ahora sino para el almuerzo posterior que... creo que he probado mi punto.


8) Ignorá el punto 7.


9) Cumple siempre tus promesas. Si decís que vas a hacer un decálogo, hacé un decálogo.


________________



Yo sabía que no iba a terminar bien. Porque una cosa es poner un estándar irreal, imposible como parámetro de la belleza femenina, pero además recurrir al photoshop para mejorar a mujeres que ya de por sí hacen gastos ridículos en cosmética es tentar a la suerte. No bastó con haberse olvidado de reponer el ombligo en alguna sílfides, sino que fueron más allá. Cada vez más allá. Por eso en realidad no me sorprende la última foto de portada de la revista de Susana Gimenez.











Esa pantorilla no se la cree nadie.


_______________________


Cosas que escribiría si tuviese Twitter:


La magia es como los embutidos: se disfruta más cuando no se sabe cómo se hace.


______________________


Si nuestra época se caracteriza por romper los límites impuestos por la naturaleza o las tradiciones, nadie encarna mejor el espíritu de nuestro tiempo como Silvina G-Q (pronúnciese yi-kiú). Nacida bajo el nombre de Raúl Gutierrez Quevedo, ya desde niño...desde niña comprendió que había nacido en el cuerpo equivocado...¡equivocada! Ah, no, equivocado estaba bien. Se sentía mujer y amaba ser mujer, por lo que a nadie sorprendió que abrazara el travestismo. Sobre todo después de haber abrazado durante tanto tiempo a su primo Damián. Fue una liberación. Atrás quedaron los intercambios de remera con los pilares del equipo de rugby contrario y se abrían posibilidades de intercambio de ropa con sus amigas. Pero la sociedad no estaba preparada. Él...¡ella! la prepararía (¿prepararío?) Fueron sus valientes reclamos los que terminaron en la histórica instalación de mingitorios en el baño de mujeres del Cine Atlas.


Casi como una consecuencia natural, el amor por su nuevo género decantó en su afiliación al movimiento feminista. Un feminismo que bregaba por la igualdad absoluta entre varones y mujeres. ¿Y qué si eso resintió un poco la femeneidad de su aspecto? El feminismo de la igualdad es lo que es. Las mujeres no son menos que los hombres, son iguales. A tal punto que podríamos decir que son lo mismo. Además, fueron esas horas de marcha y de lucha compartida lo que fue fermentando aquél paso que terminaba de personificar la ruptura con la sociedad tradicional: el amor por su compañera Diana Olivares le hizo comprender que era lesbiana.


Contra viento y marea, Silvina y Diana lograron formar una hermosa familia junto con sus 4 hijos. Aquí una foto de este...esta rebelde que logró romper todas las tradiciones en pos del cumplimiento de sus sueños:











Silvina es la de bigote.






11 comentarios:

Viejex dijo...

Salvo el párrafo de Susana Giménez, me ha parecido un articulo de lo más logrado. Hasta el decálogo me pareció un derroche de originalidad digno de usted. El final de su travesti lesbiana es sencillamente de antología. Solo tengo un reproche que hacerle pero como creo adivinar a que apunta no quiero arruinar el chiste. Pillo!

Hacha dijo...

Comentarios minimos:

a+b+c=d-e
d=a+b+c-e

d/e=a+b+c-1
1=a+b+c-d/e

la respuesta a lo primero es 1

la respuesta a la segunda es ¿paradoja? (me perdí, ya son muchas letras)

-----


Estimado, se esfuerza Ud. demasiado. Un decálogo es muchisimo.
Yo me hubiera quedado con un triptongo, un cuarteto o una quinta. O hasta un sexagenario como mucho.


----


Ahí hay gato encerrado, ninguno de los hijos salió con bigotes (pobre silvina)

Mecha dijo...

Qué amor?
Qué paradoja?
Qué vida?
--------

Qué bueno que no tengo hijas, así no tengo que pasar de más de 3 o 4 ideas sueltas.
--------

La pantorrila es determinante... para mí que ahí es donde está el ombligo.
---------

Por qué será que a muchas lesbianas se les da por dejarse el bigote?

Sir Lothar Mambetta dijo...

Excelente, profe. Si hasta a Su se le quedó la sonrisa en la cara.
Lo de la magia es pura sabiduría (mezclado con grasa, pezuñas, sangre, huesos, etc.)

Un abrazo y vote por MIB (no, espere, usted es el que debería decirn... No importa: otro abrazo).

Dany dijo...

¿Acá se vota por Mib?
¿Por acá salgo a la General Paz?

Dany dijo...

Breves e inconexas:

El decálogo frustrado es maravilloso.

Me asusté cuando leí "aporía".

Lo de Silvina es muy fuerte para un señor mayor como yo.

Dificil que la magia te cause gastroenterocolitis.

Abrazo!

Yoni Bigud dijo...

Un artículo abarcativo el suyo. Temas variados e interesantísimos. No sé por dónde comenzar a comentar, aunque ya tengo tres o cuatro ideas sueltas.

Monumental la historia de Silvina. Conmovedora, y muy creíble. No como la pantorrilla de Susana.

En otro orden de cosas, le informo que cuando llegue el Amado Líder y lea esto, lo va a reprender por no estar haciendo campaña por MIB para el concurso Bitácoras. Le recuerdo que nos caemos. Hostias.

Un saludo.

Pablo dijo...

Viejex, ¿"un derroche de originalidad digno de mi"?¡¿digno de mí?! Usted me insulta. Ahora ¿le pareció logrado hasta el decálogo y después ya no?

(¡Exacto! Aunque por otro lado cumple con el punto 6)

Hacha, como no entiendo, asumo que está bien. Y es cierto que me esfuerzo demasiado. De hecho la idea original era dejarles la frase de la magia y los embutidos y que se las arreglen como puedan.

¿Gato encerrado? Lesbotravesti feminista sí, pero putañero no.

Mecha, aseverar que las lesbianas se dejan el bigote es como decir que la pornografía miente.

Un momento...

Sir Lothar, ¿por qué tuvo que decir eso? Ahora el último truco de cartas me repite.

Dany, probablemente Silvina sea más fuerte que un señor mayor como usted. Y que yo, y que la mayoría según atestiguan sus ex compañeros del club de rugby.

Siga dos cuadras y después agarre para la derecha. ¿Qué General Paz? Le estoy diciendo como llegar a la página de Bitácoras.

Señor Bigud, no sólo recuerdo que nos caemos sino que me cuesta recordar cuando estuvimos parados.

Me pongo a trabajar en ello (sea "ello" lograr más votos o justificar el no haber hecho campaña)

Don Diego dijo...

Primera vez: lo que a mi me cuesta entender de los mutiple choise es que son irreales, la vida tantas opciones no te da o no te da tiempo para eligir, después de leer demasiada scyfy y física cuántica, y la lista del super que me dejó mi mujer, detesto las paradojas lo cual es paradójico, lindo blos como dijo el Terminator y cierto general yanquee volveré.
pd
Los diez mandamientos son diez y nadie le da bola, moraleja los decálogos son gaseosos (¿se puede decir pedo acá? si no ponga le un beep. saludos

Bugman dijo...

Señor Pablo, una verdadera muestra de la diversidad de ideas que pueblan la mente de un filósofo. Me refiero a un libro que estoy leyendo, que se llama precisamente "La diversidad de ideas que pueblan la mente de un filósofo (muestra)".
El artículo también está bien, claro.

Pablo dijo...

Don Diego, ¿Terminator dijo que mi blog era lindo? Ah, ya veo.

Y parece que a los diez mandamientos lo que les faltó fue un poco de marketing. Ponga "un código de ética en 140 caracteres" y va a ver como son un boom.

Señor Bugman, y lo peor es que si se fija en el filósofo de al lado va a encontrar una diversidad de ideas totalmente distintas.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.