lunes, 23 de mayo de 2011

El consultorio del Doctor Amor



Advierto que voy a tocar un tema espinoso. Lo que no deja de ser raro, porque cuando uno va a tocar algo espinoso lo lógico sería que lo adviertan a uno. Pero no. Resulta que me advierto y además no me hago caso porque lo toco igual. Espero que mi inexplicable manera de actuar no me reste credibilidad para el tema espinoso que voy a tocar. ¡Ay!


Nos toca transitar tiempos aciagos para la vida en pareja. La gente no se quiere casar; los que sí se casan, se separan; los que no se casan, también. Las relaciones duran un tiempo y parecen agotarse. Ya no hablamos de "nuestra media naranja" ni del "compañero de toda la vida" sino de "el pedazo de naranja que había en el mercado cuando llegué" o de "mi pareja actual" (mote que bien podría ser retribuido con un rodillazo a los genitales por nuestra -ahora- ex-pareja actual) Los motivos que se esgrimen para justificar este desbande sentimental en general no suelen referirse a cuestiones que involucren a los involucrados, como el individualismo o el carácter de mierda, sino a cuestiones 'inevitables', como la rutina o el carácter de mierda...del otro.


Imposibilitado de mediar entre gentes con carácter de mierda, me gustaría hacer un pequeño desagravio de la rutina. Uno quizás haya conocido lugares espectaculares, pero aquellos que verdaderamente significan algo para nosotros lo llegan a hacer justamente gracias a la rutina. El campo de los abuelos donde transcurrió la infancia o la casa de Pepito donde nos juntábamos todos los sábados se constituyen gracias a una miríada de pequeños recuerdos que se solapan hasta taparse entre sí. Y sí es más emocionante conocer la Torre Eiffel o estar en un bed & breakfast en Budapest, lo cierto es que el lugar al que volvemos, allí donde estamos cómodos y podemos descansar no es ese. Eso sí, esta misma comodidad puede transformarse fácilmente en dejadez y desidia, por lo que hay que sacudir la estantería de vez en cuando para evitar el apachorramiento. Espero que haya captado la analogía porque no lo vuelvo a explicar y esto entra en el final.


Pero hemos notado que este principio general sobre la situación de una pareja, sin el debido apuntalamiento, puede derivar en los caballeros en prácticas catastróficas. Es por eso que, desde este humilde espacio, intentaremos dar alguna asesoría para reavivar esa llama a veces lánguida, a veces insuficientemente fogoneada, a veces esquilada y vendida en ferias artesanales hecha bolsitos hippies.


Compartiendo logros:


SÍ: hacerla partícipe de algún logro laboral.


"Querida, hoy en la reunión me terminaron aplaudiendo, y parece que pasa mi proyecto nomás".


NO: mostrarle orgulloso el tamaño de sus deposiciones.


"Che, ¡mirá lo que es eso! ¿No deberíamos inscribirlo en el Registro Civil?"


Sorprendiendo a su pareja:


SÍ: hacer algo intempestivo que muestre la preocupación por ella.


"¿A que no sabés? Reservé una cabaña en la costa. Ya lo arreglé, tu mamá se queda con los chicos y nos vamos ya".


NO: hacer algo intempestivo que muestre que usted es un ser inestable.


"¿A que no sabés? Me gasté todos nuestros ahorros en el Hipódromo. Ya lo arreglé, tendrás que prostituirte y te espera un señor en nuestro cuarto ya".


Evitando relaciones rutinarias:


SÍ: proponerle vestirse temáticamente.


"¿Qué te parece este vestidito de enfermera?"


NO: proponerle barbaridades sistemáticamente.


"¿Un trío con tu prima putona no te va?".


Dándole pequeños gustos:


SÍ: ceder, adaptándose a un gusto de ella para pasar un momento agradable.


"Alquilé una comedia romántica. Si querés podemos verla mientras comemos".


NO: evidenciar que no tiene la más puta idea de cuales son sus gustos.


"Alquilé los Ositos Cariñosos. ¿Qué? ¿pero no que te gustaba algo del amor y no sé qué? ¿no tenías un sticker en tu agenda?".


Incorporándola a sus actividades:


SÍ: explicarle el deporte que está viendo.


"Y cuando quedan empatados a 6 games, el set se define en tie-break, donde hacen dos saques cada uno hasta que uno llega a la diferencia de dos puntos".


NO: ponerla a jugar a la Play en su equipo.


"¡Pero pelotuda! ¡sola te había dejado con el pase! ¡sola! ¡tenías que apretar la "X" nada más! ¿Qué tan difícil puede ser? ¿cómo vas a apretar el botón para tirar el centro?".


Creando lazos con la familia política:


SÍ: realizar actividades con los restantes miembros de la familia.


"Che, me voy a ir a jugar al golf con tu viejo. Nos vemos al mediodía para almorzar todos".


NO: no insista con lo de la prima putona. No es lo mismo.


Los detalles:


SÍ: regalele algo que muestre que a usted no se le escapan los detalles, que tiene un conocimiento atento y una preocupación constante.


"Te grabé un CD con las canciones que escuchábamos cuando estábamos de novios".


NO: no le regale algo que muestre que a usted no se le escapan los detalles, que tiene un conocimiento atento y una preocupación constante.


"Te compré esta perchita de pared, para que dejes de colgar las bombachas en la canilla del baño, la puta madre".


Los regalos:


SÍ: tener pequeñas atenciones que valen más por el gesto mismo de haberla tenido presente.


"Mirá, te traje un flores. No son nada, pero me acordé de vos".


NO: tenga cuidado con aquello de lo que se acuerda.


"Mirá, te traje Glade fragancia floral. No quiero decir nada, pero me acordé de vos".


La finalidad de su actuar:


SÍ: mostrar que se preocupó porque quería mejorar las cosas.


"La verdad es que estuve pensando mucho y me alegro que hayamos podido encaminar las cosas".


NO: mostrar demasiado, demasiado pronto.


"Dale, vieja. ¿Que hacés todavía vestida? El flaco de Kairós decía que con dos o tres boludeces caías muerta caías. Che ¿a donde vas?".





Que lo disfruten con...



"¿No viste que se me fue la patrona, pelotudo?¿cómo voy a disfrutarlo? ¡Gil!".





Saludos cordiales.






19 comentarios:

Dany dijo...

Bravo Pablo!! Merece dos lecturas al menos para su disfrute. Por ahora le hago una pregunta ( siempre con el objetivo de mantener a mi pareja actual):
Si tarda más de dos fechas con todos los partidos de futbol para todos y el Nacional B incluído para entender la ley del offside.....¿sigo con la explicación como un caballero?
Luego vuelvo.


Abrazo

Ouchurus dijo...

Veo que algo ha aprendido en estos añitos...sobre todo de lo que NO hay que hacer.


"SÍ: explicarle el deporte que está viendo.

"Y cuando quedan empatados a 6 games, el set se define en tie-break, donde hacen dos saques cada uno hasta que uno llega a la diferencia de dos puntos"."

Esto qué es? Una indirecta?!! Eh?!!!
Por última vez le repito: NO me interesa y NUNCA voy a entender cómo se puntúa el tenis en el grand slam de la c...de la l...

No insista más hágame el favor!

Anavril dijo...

A mi me sono que hubo tirada de ..."esféricos" este finde...pero por lo menos usté capta, recapacita y dice ; si querida.

Y yo llamo a mi prima y vos llamas a tu hermano....le contestaria yo al zapallo ese...

Pablo dijo...

Dany, a esa altura, preguntele qué entendió y -diga lo que diga- usted afirme que es exactamente eso. Dicen que un caballero no tiene memoria; en este caso puntual, una señorita tampoco.

Ouchurus, la mala noticia es que justamente el quinto set de una Grand Slam no puede definirse por tie break. Por otro lado, ha recordado el término "Grand Slam". Esto es un sacerdocio.

Anavril, sin quererlo es usted terriblemente machista. Concibe que estas ideas son posibles solamente si se ejerce alguna coacción por parte de una mujer.

Ahora la deja porque acá en la costa las florerías cierran temprano y con estos zapatos de golf no voy a llegar nunca antes de que me cierre el videoclub si tengo que pasar por el cotillón.

Nunca debí proponer lo de la prima...

Sir Lothar Mambetta dijo...

Excelente lo suyo, profesor. De gran ayuda.
La clave está en la comprensión, o en la paciencia ante la falta de la primera.
¿Qué problema hay en que ella no entienda la ley del offside o la puntuación en el tenis, si yo no voy a entender nunca qué tiene de malo lo de la prima putona?

Lo del Glade y lo del carácter de mierda... del otro, me parecen dos golpes bajísimos (que hay que tener siempre en cuenta por si fuesen necesarios).

Un abrazo, profe.

Bugman dijo...

Señor Pablo, interesante contribución a la estabilidad de la pareja. Son buenos consejos para un evidente pollerudo como usted, claro está.

Carugo dijo...

Doctor Benegas:
Creo que usted ha tocado un tema que es de vital importancia para el género masculino.
Cómo hacer más felices a nuestras mujeres es una cuestión que viene desde que el mundo es mundo.
Y hasta a Baruch Spinoza le resultaba espinoso.
Por eso, me atrevería a decir que hablo por todos los hombres que visitamos su santuario y sin temor al ridículo le pido que haga otra entrega como la de hoy.
Mi aporte a la causa es éste:

Sí: Invitarla a una cena romántica en un restorán paquete y acomodarle la silla cuando está por sentarse.

No: Sacarle la silla para que caiga al suelo como un paquete en un asado familiar.

Sí: Decirle que desde que la conoció usted vive en estado de gracia.

No: Decirle que desde que la conoció desea pegarse un tiro como julio De Grazia.

Tengo más pero usted es el que la manya lunga en este asunto.
Abrazo!

Yoni Bigud dijo...

Usted está en un altísimo nivel Señor Pablo. Altísimo. Hace rato que no me reía tanto leyendo un artículo. Y hace rato que no escondía lo que leo de los ojos inquisidores de la Señora Bigud.

¿De qué te reís tanto?

Sí: De un artículo sobre la ley del orsai (imposible que indague más allá de esa respuesta).

No: Vení, lee. Mirá todos los 'no' y decime a quién te hace acordar.


La verdad es que no sé cómo diablos llevo quince años con mi mujer. Y lo que es peor, cómo diablos lleva ella quince años conmigo.


Un saludo.

Pablo dijo...

Juro que había contestado, pero Blogger -que cada día está más cabrón- me dijo que no podía procesar mi pedido. Le respondí si podía hacer otras cosas.

Sir Lothar, ante todo aclaro que, aunque pudiese parecerlo, el Glade no funciona con carácteres de mierda.

Y golpe bajo fue el de Anavril. Bah, el que Anavril atribuye a mi pedazo de naranja que había cuando llegué al mercado.

Señor Bugman, sabía que alguien iba a tirar la primera piedra. Y sabía que usted sería ese alguien.

Mire, usted viene aquí con un aura de macho alfa sólo porque está fuera del radio de acción de su consorte. Pero bien quie después le compra comida y le deja usar el baño.

Además, mi mujer me dijo que no le hiciera caso.

Carugo, ¡cuanta experiencia deja traslucir! ¡cuántos sillazos después de bromas infaustas! Guardo su aporte para la futura compilación (porque mucha perorata sobre la libertad, pero el negocio editorial muestra que la gente quiere que le digan qué hacer)

Señor Bigud, usted me reconcilia con esta actividad.

Ahora, con respecto a su pregunta final, le dejo por acá 3 teorías de propia factura:

a) Se trata de un agente encubierto de la AFIP, sólo que todavía no logra desenmarañar algo concreto para darle a sus jefes.

b) En realidad ignora que está casada. Piensa que simplemente forma parte de una sociedad (lo que también podría ser cierto)

c) Ella realmente aprecia el tamaño de sus deposiciones.

Abrazo.

Guada GN dijo...

O sea que cuando me trae flores por fechas concertadas de antemano no cuenta?! Lo que cuenta es que sean espontáneas? Merda, ya sabía yo que había algo que estaba mal en todo este asunto...

Viejex dijo...

Sin dudas esto merece otra entrega.
Ya entregó la dignidad, se imagina cual es la segunda entrega, ¿no?

Mecha dijo...

jajajajajajajajaja
GENIAL PABLO!!!!!!!


Ahhh... lo bueno de no tener pareja "actual", es que no tengo que soportar ni SU rutina ni SU humor de mierda.

Con mis mañas y mi encantador caracter, me alcanza y me sobra...



Eso sí, y compartiendo algo de la inquietud del Sr. Dany, si tengo que "volver a explicar" a alguien lo que es el off-side, me meto en un convento, vea!!!
=P

Federucho dijo...

Genial, sencillamente.

Agregar algo más, sería al p... de gusto.

Cuándo es el final? Entra la forr... lo de las historias mínimas?

PD: Siamo fuori, maestro. Nos queda el otro torneo en el que llevamos 2 de 2. Perdidos, obviamente.

Pablo dijo...

Guada, "entonces, quedamos en flores los 19 de abril y chocolates los 15 de noviembre. Para mi cumpleaños, por ahora tiramos con ropa. Bueno. Firmá acá, acá y acá".

Se trata de evitar la rutina, generar la sorpresa y, sobre todo, cubrir la posibilidad de olvidarse de algo pactado.

Viejex, pero ¿qué más podría entreg...? Señores, fue un gusto. Hasta aquí llegó este blog.

Mecha, ¿a usted le tocó explicar el off side? Ese no puede ser un buen dato para una relación. No deje de sorprenderse a usted misma entonces. Aunque siempre sospeche, hágase la sorprendida para no arruinar su propio trabajo.

Federucho, aún cuando su alma racinguista esté curtida en estos menesteres, trágico, que quiere que le diga. Lesiones, traiciones... Me dicen que usted sería el Cuqui Silvera de los campeonatos amateur. (Me mató el testimonio de Don Johnson)

Y las forradas entran. No, no esas, las otras. No, tampoco hablaba de ese artículo. Ni de ese. Ni de ese...

Mecha dijo...

Sep... me tocó explicar el off side.
Hay gente a la que no le gusta el fulbo, vió?


Cuando usted dice que me haga la sorprendida, se refiere a que me sorprenda de mis propias reacciones y contestaciones?
Ondaaaa... frente al espejo???

Ahhh... no se me había ocurrido.
Yo suelo hablar sola, si lo hiciera con el espejo, sería como que estoy hablando con alguien.
Usted dice que por eso no me internan?

Agustina dijo...

Otra genialidad y sigo esperando tu columna en la revista La Nación mínimo... Voto por la parte II del Consultorio del Doctor Amor...

Pablo dijo...

Mecha, quizás no la internan porque piensan que sigue hablando del off side.

Yo no hablo solo por costumbre, pero de vez en cuando me comento cosas ("Uh, estás en el horno" o "mirá vos") Y la verdad es que me caigo muy bien.

Agustina, muchísimas gracias. Yo también la sigo esperando. Si quiere le hago un huequito en este banco, porque me dijeron que espere sentado.

Mecha dijo...

No se me había ocurrido... puede ser.
No me internan porque en realidad no me prestan atención a lo que digo... ajajaja

Qué bueno que se caen bien. Nosotras nos llevamos bastante bien, pero somos mujeres, vió?, siempre surge algún conflicto y nos terminamos puteando mal!

Ehhh... no encuentro el zolof....

jeje

Shimmy dijo...

Tendría que haber leído su artículo antes de regalar a mi señora una perchita para las bombachas en el baño. Muchas gracias...

Muy bueno lo suyo, me gustaría saber qué represalias ha planeado su señora esposa después de leer este artículo.

Salutaciones

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.