viernes, 29 de abril de 2011

En la cima de la estupidez... y subiendo (o sobre la involución del hombre)



Francisco María Arruet fue uno de los grandes impulsores de la Ilustración, movimiento cuya repercusión e influencia se debe en realidad a una confusión inicial. Al parecer, la gente compraba los libros de los hombres de este movimiento convencidos de que tenían dibujitos. Una vez comprados, se encontraban con densos libros que no contenían absolutamente ninguna ilustración. Sólo para no quedar como un estúpido que había sido engañado, la mayoría terminaba aceptando las ideas contenidas. Algunos identifican este momento con el nacimiento del marketing, pero ese es otro tema. La cosa es que, si bien en teoría se aceptaban sus ideas, en la práctica un sentimiento de rencor se iba adueñando de sus contemporáneos, al punto que los sobrenombres más comunes de Arruet eran "el vendehumo de Ferney" o "el garca que en realidad no sabe dibujar". Sin embargo, la habilidad de este hombre (que no descartamos venga de su experiencia en marketing) hizo que la posteridad lo conociese por otro de sus apodos: Voltaire.


Voltaire sostenía que la razón humana, mediante la ciencia y la técnica, va llevándonos hacia un futuro mejor. La historia golpeó a Voltaire en la cara. Yo, hoy, me propongo patearlo en el suelo. Y lo haré afirmando una teoría tan audaz como impopular: que el hombre es cada vez más estúpido.


Creo que era Scott Adams el que hablaba de algo así como una "línea de la imbecilidad". Una línea que divide al hombre competente que puede desempeñarse correctamente frente al mundo del -cómo decirlo- "intelectualmente desafortunado" para quién la vida es demasiado y lo desborda. Afirmo sin temor que, a medida que pasa el tiempo, es cada vez más la gente que queda bajo esta línea. Por ejemplo, cada versión nueva de Windows debe arrojar entre 850.000/900.000 personas bajo ella. Gente que antes se manejaba con aplomo y confianza ahora es presa del temor y la confusión mientras intenta lograr cambiar el tipo de letra o subrayar una palabra. En ese momento de desesperación, no puede pensar sino que con el Windows anterior era mejor. Desandando el camino, concluimos que nunca hubo nada más perfecto que el Windows 3.1. Se da cuenta de que no cierra ¿no? ¿Y qué pasó en el medio? Estupidez. Pura y dura.


¿No me cree? Me está obligando a descender al terreno de lo concreto. Después no se queje si le duele.


a) Nuestros representantes


Desde el mundo griego surgieron formas políticas desarrolladas. Más allá de los diferentes avatares históricos, lo cierto es que siempre juzgaron que los mejores hombres debían conducir los asuntos públicos para bien de todos. En la democracia de masas que describe Weber, son hombres políticos de una condición especial los que dirigen a técnicos preparados para conducir la sociedad. Y después tenemos Argentina, donde la fama es la condición de posibilidad para cualquier cosa y donde entendemos que si alguien hace suficientes cagadas, en algún momento tendrán que repercutir positivamente.


Imaginemos por un momento un coloquio transhistórico donde un Aristóteles interrogue: "¿Quiénes son los prohombres que dirigen vuestra civilización y cuáles sus méritos?". Escarbando en la arena política, nos vemos obligados a presentarle a la Tigresa Acuña, Miguel Del Sel y Pocho la Pantera. "Bueno, ejem, se trata de una mujer que se caga a trompadas; de un hombre que se disfraza de mujer o de muñeco y de un muñeco cuyas canciones hacen que las mujeres lo quieran cagar a trompadas". ¿Qué pasó en el medio? El que avisa no es traidor.


b) Nuestro lenguaje


No caeremos en el facilismo de recurrir a los simiescos monosílabos utilizados por gran parte de la juventud como todo lenguaje para probar este punto. No, no. Aquí los peores son los mayores, que han perdido absolutamente toda conexión con la realidad. Por ejemplo, llamamos 'videoclub' a un lugar que no tiene absolutamente ningún VHS, o 'pasacassettes' a un aparato que reproduce 2 o 3 formatos diferentes, pero que no pasa ningún cassette. Uno puede inventar una palabra para nombrar algo nuevo, pero no tiene sentido usar palabras que designan otras realidades. Es como querer confundir a propósito. Podríamos seguir, hablando por ejemplo sobre el flagrante oxímoron en el que cae quién pide una milanesa napolitana o sobre el estado de abandono al que se ha sometido la palabra 'ludibrio', pero no tendría sentido.


c) Los medios


La tendencia general cuando uno se ve acorralado por lo hechos, es delegar la culpa. "No soy estúpido, me han hecho estúpido" dice con cara de suficiencia quién acaba de ahorrarnos una ulterior búsqueda de pruebas. Con cara de falsa comprensión, metiendo ambas manos entre los muslos a modo de maestra jardinera y para tranquilizar su estúpida conciencia, le preguntamos: "¿Y quienes fueron?". "Los medios" sentencia sentenciosamente nuestro imbécil tipo (o tipo imbécil, según prefiera).


Lo peor es que uno está tentado en darle la razón. No sólo por la simple existencia de pasquines que nos obligan a replantearnos el beneficio de tener ojos, como ha mostrado un reciente estudio del Dr. Carugo, sino porque incluso en la tapa misma de un importante diario ayer se podía encontrar una ¿noticia? como esta: "¿Justin Timberlake se está quedando pelado?". Tomémonos un momento para reflexionar sobre esto.




(momento para reflexionar sobre eso)





(momento extra que necesita Pablo para recomponerse después de haber reflexionado sobre eso)




¡PERO QUÉ CARAJO ME IMPORTA! ¡Ni la vida capilar de Justin, ni la conveniencia de hacer un ADN al hijo intrauterino de Juanita Viale, ni que Romina Gaetani, a pesar de ser feliz, diga que necesita estar con un hom...! Caramba. ¿Romina Gaetani dijo eso? En fin, sé que usted bien podría decir "bah, que se publique no quiere decir que se lea masivamente". Mientras le recuerdo que la última vez que fue a cortarse el pelo se lanzó encima de la revista Pronto como si fuese un oasis en la mitad de Sahara (incluso estuvo tironeando con la anciana aquella, no diga que no) le pido que no sea estrecho de miras. ¿Quiere una muestra de cómo los medios ya se han percatado de la imbecilidad generalizada y ni se molestan en maquillarlo? Fíjese cómo hay 30 programas que son en realidad el mismo programa: las 'reality competencias'. Lo básico es competir para lograr algo que todos los que compiten quieren lograr; y para eso deben ser juzgados en diferentes etapas. Frente a cada presentación de un concursante, el juez malo dice: "es una cagada". Plano de la cara de sorpresa del concursante. Cambio a plano de entrevista personal donde el concursante da su parecer: "No esperaba que dijese que era una cagada". Y listo. La repetención de esa secuencia ad nauseam mantiene 4 o 5 canales. Si el contenido es salir con alguien, ser chef, modelo, músico o sujeto experimental de una lobotomía con cucharas de plástico no importa. Es lo mismo.


Para terminar, los iba a dejar con algunas muestras de estupidez cotidiana que me han sorprendido gratamente, básicamente porque me dan la razón. El problema es que no logro pasarlas del celular a la computadora, así que quedarán para una futura entrega.



Esto con las cámaras de rollo no pasaba.





16 comentarios:

Dany dijo...

Estupenda entrada, Pablo. No da para un viernes donde uno quiere relajarse mirando la boda real o escudriñando en los detalles del ataque de las Viudas Negras a un jugador del equipo del amigo Carugo.
Imaginese a Adam Smith a puro Twitter con Luciana Salazar......relájese.

Involución o muerte!

Gran abrazo!

Viejex dijo...

La teoría esa de la linea de imbecilidad me recuerda al Principio de Peter, del que hablé alguna vez.

¿Me permite una aclaración? lo de la milanesa napolitana suena raro, es cierto, pero esa variedad de milanesas surgió porque se inventó en una fonda que se llamaba "La Napoli", o algo así. Se lo juro, lo leí en la
"Muy Interesante" en la peluquería.

P/D: ¿Adam Smith? ¿en que banda toca?

Viejex dijo...

Y 3.

(No, mentira, no iba a comentar eso. Me olvidé de marcar seguimiento...si, seguimos subiendo)

Nefertiti dijo...

Sí sí, la culpa la tienen los medios, pero corrase un poquito de la pantalla que quiero ver el detalle del vestido de Kate entrando a la Abadía... uhhhh ya terminó, se da cuenta? Ahora me deja con el show de Moyano.
Bue... y a mi no me mire, que yo no quiero ni cambiar el celular para no tener que entender el funcionamiento de la "versión mejorada".

Sir Lothar Mambetta dijo...

El problema no es que somos cada vez más estúpidos sino que cada vez somos más estúp... no, perdón, el problema es que no lo hayamos aprendido a disimular. Eso.

Muy buena entrada, profe. Un abrazo.

P.D: no voy a despotricar contra los medios de comunicación pero si algún diá explotan y se mueren todos los cerdos que viven de la mentira, podré decir que yo se lo dije en su blog. ¡En exclusiva para Kairós!

Jazmin dijo...

Sr. Pablo, coincido con Dany, por un lado... y por el otro, un viernes, malbec de por medio, resulta el contexto ideal para leer su entrada.
(y ascender un poco)

a) Un parámetro para medir la involución con resultados desoladores, dada la cantidad de representantes deplorables versus... cri cri... cri cri.

b) Hum. Por eso el profe me miró así cuando le pedí retroceder a la "filmina" anterior...
(igual un poco zafo haciéndome la rebelde al no tener FB ni Twitter)

c) Razón por la que leo blogs.

d) Eh? No hay d)? Bueh, una licencia. Repito: d) "c)" es la razón por la que sigo subiendo hacia la cima. :P


Increíble entrada, Sr. Pablo. Tiempo que no lo leía, y un placer, realmente.

Ludmila dijo...

No entiendo su punto de vista. Debe ser por la secuela de los medios. Eso si, conozco esa linea de imbecilidad, esta justo por encima de mi cabeza.

Excelente entrada. Siempre dije que el hombre es el animal mas peligroso de todos, dado que es el único con capacidad de autoengañarse.

Mis saludos cordiales.

Pablo dijo...

Dany, tiene razón. La verdad es que publicar un viernes al mediodía es casi una profecía autocumplida de estupidez.

Ahora, dicen que Adam Smith estaría más interesado en Guido Suller que en Luciana Salazar. Dicen.

Viejex, Usted es el libro gordo de Petete. Bueno, bueno, el libro de Petete nomás. No hace falta que se ponga así.

(Y toca en The Smiths, que duda cabe)

No tengo idea de que es eso que usted hace de marcar seguimiento, pero bien ahí...supongo.

Nefertiti, fue una buena movida de ese muchacho en atar a esa mujer enfrente de toda esa gente. Sí, sí, hablo del casamiento de Guillermo ¿qué pensaba usted?

(hace 3 días estoy tratando de pagar el blue tooth de mi celular. Esto con el Nokia 1100 no pasaba)

Sir Lothar, lamento estar en desacuerdo, pero en realidad el problema es que somos cada vez más estúp... ya veo, ya veo. Gracias por la primicia.

Jazmín, el contexto ideal para leer esto en realidad es tomando agua oxigenada porque se acabo el alcohol etílico que tomó después de terminar la caja de malbec.

Gracias. El placer es tenerla de vuelta.

Ludmila, le pido que justo usted no sitúe la línea de imbecilidad sobre su cabeza. Dios sabe que con ese parámetro todos acabamos de perder 50 puntos de coeficiente intelectual.

Su definición del hombre merece letras de bronce.

Carugo dijo...

Doctor Benegas:
Corríjame si me equivoco como un estúpido.
Platón no se quejaba de la corrupción en Atenas y pedía a gritos un filósofo en el gobierno?
Todos sabemos que en la antigüedad ser filósofo era más o menos como estar en los medios de comunicación.
Este pibe hablaba lindo y de un mundo irreal de las ideas pero la mayoría no entendía un corno de lo que chamuyaba.
Más o menos como los políticos de ahora que hablan de que todo está bien, de una Argentina irreal que está condenada al éxito.
Además, si seguimos así vamos a volver a la caverna a mirar sombras porque ni plata para pagar la luz y el cable vamos a tener.
Gracias por su mención en esta entrada y por llamarme "Dr" cuando no lo soy.
Ya sabe que soy apenas un Francisco María Arruet.
Un vendehumo...
Abrazo

En todos lados

Carugo dijo...

"¿En todos lados, qué? Ahhh, no, esa frase es de otro comentario...
"En todos lado se cuecen habas" Así empecé el comentario inicial y me olvidé de borrarlo.
Saludos

Pablo dijo...

Carugo, cuando arrancó pensé que iba a proponer que los filósofos gobiernen, pero me fui desilusionando mientras usted me asemejaba a Beto Casella.

Por favor, si los abogados pueden decirse "Doctor" arbitrariamente, no veo por qué no podemos hacerlo entre nosotros. Es más, desde ahora le diré "Emperador del cosmos".

Agradezco su aclaración porque sus abrazos en todos lados me estaban incomodando.

Abrazo localizado a la altura de los hombros.

Ludmila dijo...

Ojo, también suelo decir que autoengañarse trae más satisfacciones que asumir nuestra realidad de seres racionales dotados de inteligencia y voluntad.
Justin se está quedando pelado? Tremendo!! Menos mal que ganó Cristian U el GH, garantiza debate de mejor nivel para los próximos meses... o hasta que se separe Karina Olga.

Federucho dijo...

Me queda una duda... De quién es la culpa?

a) Del que se aprovecha de los estúpidos.

b) De los estúpidos.

c) De los que les conviene que haya estúpidos.

d) Ninguna de las anteriores, no sea estúpido.

e) Muy buena pregunta, Emperador del Cosmos.

Un saludo a todos, el programa está re bueno y los miro siempre!

Yoni Bigud dijo...

A mí me habían dicho que los que estamos por debajo de la línea de imbecilidad quedábamos eximidos de realizar comentario alguno.

Pero ahora me encuentro con que nos obligan. Según entiendo, son los medios.

En cualquier caso, excelente artículo el de hoy. Brillante.

Aunque usted sabe... tengo mis límites en lo referido a la comprensión.

Un saludo.

Pablo dijo...

Ludmila, shhh, no diga esos nombres en voz demasiado alta. La última vez que hice zapping mi cerebro se quería fugar de mi cabeza.

Federucho, me quedo con la opción "e" sólo porque planteó la opción "d".

(Estuve disfrutando de la lírica cachense 2.0. Usted se va superando)

Señor Bigud, el artículo no es de hoy sino...mire, no sé para que me molesto con alguien tan limitado.

¿Cómo? ¿que le parece brillante? ¡Ah! Bueno, no esperaba menos de una inteligencia refinada como la suya.

Abrazo.

Hacha dijo...

Muy bueno. Lea Fundación de Asimov, es algo por el estilo, un imperio que se va al carajo porque todos saben la superficie pero nadie sabe de donde vino o como funciona nada, osea la linea de imbecilidad los aplastó a todos.

la segunda parte no puedo opinar porque solo veo deporte en la tele.

la palabra es inercia por eso añoramos el w3.1 y el nokia 1100

PD. A Romina Gaetani si la conozco y no pude frenar la tentación de googlearla un ratito para ver un par de fotos.

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.